EE UU levanta parcialmente sanciones a las exportaciones de armamento ruso

helicoptero mi 17

helicoptero mi 17

Reuters
EE UU ha revocado las restricciones que afectan al servicio técnico de los helicópteros Mi-17, que se entregaban a las Fuerzas Aéreas de Afganistán.

EE UU ha levantado las sanciones que restringían el servicio de mantenimiento de la empresa Rosoboronexport –la principal agencia estatal rusa en exportación e importación de productos relacionados con la defensa– de los helicópteros multifunción Mi-17B-5, suministrados a los EE UU para que los entregara a las fuerzas de seguridad afganas.

La resolución se ha publicado en el Registro Federal de EE UU. Tal como se indica en el documento, se levantan las restricciones que afectan a la adquisición y el suministro de piezas de repuesto, así como a las labores de mantenimiento.

Esta resolución tiene una vigencia de dos años a partir de la firma del documento, a menos que el secretario de Estado modifique dicho periodo. La resolución no se aplica a los demás contratos, producción o servicios que el 2 de septiembre de 2015 pasaron a ser objeto de las sanciones estadounidenses.

“Es muy probable que Afganistán haya ejercido cierta presión sobre EE UU en este sentido. Ellos no necesitan las sanciones, pero sí los helicópteros y el servicio de mantenimiento”, afirma a RBTH Mijaíl Jodariónok, redactor jefe del periódico Correo de la industria bélica y coronel retirado.

Entre 2011 y 2014 se cumplieron dos contratos de suministro de helicópteros Mi-17 (con 33 y 30 ejemplares respectivamente). El gobierno norteamericano mostró su hostilidad hacia el hecho de que se adquiriese tecnología militar rusa y el gran volumen del lote que se compró. Criticaron al Pentágono de invertir en la industria de defensa de un potencial enemigo en vez de apoyar a los productores norteamericanos.

El lobby de los helicópteros norteamericanos propuso que, en vez de los helicópteros rusos, se suministraran los pesados helicópteros de transporte Chinook, aunque finalmente se acabó optando por los aparatos rusos, dado que los pilotos y técnicos afganos ya estaban muy familiarizados con estos modelos tras 30 años de uso.

La sustitución del modelo habría conllevado importantes problemas a la hora de explotar el parque de helicópteros y habría provocado averías frecuentes.

“No es posible encontrar un sustituto al Mi-17 que sea capaz de operar en las duras condiciones climáticas de Afganistán”, afirma Vadim Ligái, director de la fábrica aeronáutica de Kazán que los produce.

No se descarta que, para Rusia, el suministro de Mi-17B5 a Afganistán se convierta en una ventana a este mercado de armas. Anteriormente, el monopolio de suministro de armas a Afganistán estaba en manos de EE UU. Según la información que ha publicado el boletín francés TTU, Rusia suministrará 10.000 fusiles Kaláshnikov a este país antes de que concluya 2015 y su cliente es el gobierno de Kabul.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies