Las negociaciones en Viena sobre Siria suponen un rayo de esperanza

AP
Varios meses después de las negociaciones sobre la cuestión nuclear iraní, la capital austriaca volvió a convertirse en la capital de la diplomacia mundial. 19 países se reunieron para tratar de encontrar una salida a la guerra en Siria.

Las cautelosas declaraciones tras la reunión de Viena-2 están justificadas, pero la diversidad de los participantes y el valor de las propuestas, incluyendo los compromisos entre rivales como Irán y Arabia Saudí, permite calificar el evento como un importante avance diplomático.

Los negociadores estuvieron de acuerdo en concentrarse para tratar de alcanzar una tregua duradera en Siria, en persuadir a las partes en conflicto para crear una nueva constitución y llevar a cabo elecciones supervisadas por la ONU, en la que participen todos los sirios, incluyendo las comunidades de la diáspora y los refugiados.

Asimismo, los negociadores en Viena-2 estuvieron de acuerdo en realizar una reunión posterior para establecer una lista de los grupos terroristas que operan en el país árabe.

Staffan de Mistura, el enviado de la ONU a Siria, reflejaba el estado de ánimo al decir que hace un par de semanas era "inimaginable" que las partes con diferentes intereses se sentasen a hablar. Es más, nadie vislumbraba que las Naciones Unidas fuera a tener un mandato consensuado entre los diferentes actores. En este sentido, es simbólico que dos enemigos como Saudí Arabia e Irán se sienten en la misma mesa para hablar sobre la paz en Siria.

¿Ha sido un cambio de ánimo repentino? Tal vez no. Es posible que los esfuerzos de Rusia por tratar de convencer y persuadir a las partes de que Irán era un protagonista importante de los acontecimientos en Siria haya dado sus frutos.

Según la iraní Lana Ravandi- Fadéi, del Instituto de Estudios de Oriente Próximo de la Academia Rusa de las Ciencias, "Irán es muy importante para las negociaciones. Asad y la oposición no son capaces de llegar a un acuerdo. Son actores externos como Irán, Rusia, EE UU y Arabia Saudí quienes tienen que poner las bases para un acuerdo. Arabia Saudí no solo financia diferentes grupos de oposición sino que ha enviado unidades especiales de combate".

"Por otro lado, Irán apoya al régimen de Asad económicamente y militarmente. Hay unidades de la libanesa Hezbollah en Siria que dan su apoyo al gobierno. Siria ha sido el único país con el que Irán ha firmado un acuerdo de defensa mutua en caso de agresión extranjera, de modo que es virtualmente imposible excluir a Irán", explica la experta.

Según el polítologo Alexéi Arbatov, "lo más probable es que Moscú y Teherán actúen como un tándem. Nuestros intereses coinciden: tratar de mantener el gobierno de Asad y ayudar a que controle una parte grande en Siria".

Sin embargo, los expertos consultados discrepan acerca de un posible acuerdo político. Arbatov cree que "las negociaciones serán largas y los negociadores no tienen todo el control sobre los facciones que luchan sobre el terreno y, claro, no controlan al Estado Islámico. Ahora es importante alcanzar una tregua entre las tropas de Asad y el Ejército Libre Sirio, que representa la oposición 'moderada", considera.

Al mismo tiempo, es decisiva la postura de los EE UU respecto a Asad. John Kerry ha afirmado que el actual presidente sirio no es adecuado para "unir y gobernar Siria" y añadió que los "sirios merecen otra opción". Por su parte, Lavrov declaró que "corresponde al pueblo sirio decidir el futuro de Asad" y que "él no había dicho si Asad debía mantenerse o irse".

Algunos observadores creen que Moscú y Washington están acercando posturas respecto a Siria. El consenso relativo alcanzado en Viena da paso a una tímida esperanza de paz en una región destrozada por la violencia. Es más, Viena-2 es el testimonio de la vuelta de la diplomacia como una manera de resolver conflictos.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies