Rusia y Arabia Saudí dialogan sobre la lucha antiterrorista en Siria

El príncipe Mohamed bin Salman, ministro de Defensa de Arabia Saudí junto a Vladimir Putin y Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores

El príncipe Mohamed bin Salman, ministro de Defensa de Arabia Saudí junto a Vladimir Putin y Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores

TASS
Vladímir Putin se reunió el pasado domingo en Sochi con el ministro de Defensa de Arabia Saudí, el príncipe Mohammad bin Salman Al Saud. El ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, comentó los detalles de estas negociaciones. Rusia y Arabia Saudí han acordado activar la colaboración de sus soldados y sus servicios especiales en la lucha contra el terrorismo.

Lavrov señalaba que Moscú y Riad tienen objetivos comunes. “Se trata, en primer lugar, de no permitir que un califato terrorista invada Siria”, dijo. El segundo objetivo común es la pacificación de Siria. “Hemos debatido los pasos prácticos que podrían acercarnos al inicio de este proceso”, declaraba Lavrov.

Comentando los resultados de la reunión, los representantes de la parte saudí comentaron lo que para ellos es un objetivo prioritario: el diálogo político para la creación de un régimen de transición en Siria y la expulsión del poder del presidente sirio, Bashar al Asad. Al mismo tiempo, consideran que han sido unas negociaciones “francas”.

“No basta con tener buena voluntad”

Es cierto que ni la parte saudí ni la rusa han seguido dando detalles sobre los pasos prácticos. En opinión del experto militar y dirección del Centro de Coyuntura Estratégica, Iván Konoválov, “Arabia Saudí, un país que siempre ha criticado cualquier acción de Rusia en la región, difícilmente compartirá con nosotros información secreta”.

Al parecer, los saudíes se han visto obligados a buscar un diálogo debido a los “claros éxitos de la coalición que lidera Rusia (con Irán, Irak y Siria)”, explica el experto.

La aparición de Rusia en Siria ha cambiado drásticamente el equilibrio de fuerzas y “ni los EE UU ni Arabia Saudí tienen fuerzas para seguir aparentando que no pasa nada”, opina Konoválov.

En opinión del experto, Arabia Saudí podría influir en la agrupación de la llamada “oposición moderada”, que recibe apoyo saudí, y obligar a estos a que se unan al gobierno de Asad para hacer frente al Estado Islámico.

“Si realmente llevan a cabo este tipo de movimientos, de algún modo contribuirán a luchar contra el Estado Islámico. Aunque con la buena voluntad de Arabia Saudí no basta para influir seriamente en la resolución del conflicto. Existen demasiados participantes externos en esta guerra”, resume Konoválov.

Un intercambio ventajoso

El profesor del departamento de Oriente moderno de la facultad de Historia, Politología y Derecho de la Universidad Estatal Rusa de Humanidades, Grigori Kosach, señala que las diferencias entre Rusia y Arabia Saudí se mantienen.

El experto indica que Arabia Saudí insiste en el cumplimiento íntegro de los estatutos del protocolo Ginebra-1 (la salida inmediata de Asad del poder, la creación de un gobierno de transición y una nueva Constitución siria), como ha declarado en numerosas ocasiones, “aunque de los resultados de este encuentro no se deduce, y esto es lo importante, que Rusia vaya a vincular sus ataques aéreos contra el territorio sirio con el protocolo Ginebra-1”.

“En otras palabras, Rusia no asume las responsabilidades previstas por estos estatutos”, comenta Kosach.

Sin embargo, todo el mundo necesita compromiso en esta situación, según opina Leonid Isáyev, arabista y profesor titular del departamento de Ciencias Políticas de la Escuela Superior de Economía.

Los saudíes han comprendido que en este caso resulta más inteligente actuar de conformidad con Rusia: pueden facilitar las coordenadas de las unidades del Estado Islámico para, al mismo tiempo, proteger la parte de la oposición siria a la que apoyan.

Rusia también considera útil esta coordinación en la lucha contra el terrorismo, señala el arabista: “En estos momentos, la oposición moderada actúa como parachoques entre el Estado Islámico y las fuerzas de Asad. Si bombardeamos estas zonas, lo único que conseguiremos es aproximar el Estado Islámico a las tropas del gobierno”.

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies