Progreso en las negociaciones sobre Ucrania satisface a las partes

Reuters
La reunión mantenido por el cuarteto de Normandía en París con el objetivo de resolver el conflicto en Ucrania despertó un tímido optimismo entre los participantes. Las elecciones locales en Donbass es uno de los principales obstáculos para encontrar una solución política en el este de Ucrania.

El 2 de octubre se celebró en la capital francesa un encuentro sobre Ucrania en el que participaron los líderes de Rusia, Alemania, Francia y Ucrania. Uno de los temas más debatidos en esta reunión fueron las elecciones en las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.  Estas repúblicas autoproclamadas planean celebrar unas elecciones independientes del resto del territorio de Ucrania, algo que Kiev rechaza categóricamente.

Según declaraban en rueda de prensa los líderes Angela Merkel y François Hollande (Vladímir Putin y Petró Poroshenko abandonaron el Palacio del Elíseo inmediatamente después de las negociaciones), las elecciones en estas regiones deben aplazarse (los comicios en Donetsk están convocados para dentro de dos semanas) y celebrarse de conformidad con la legislación ucraniana. No obstante, según subrayan los expertos rusos, también deberán tenerse en cuenta los intereses de las regiones en conflicto.

Según se anunció en la rueda de prensa, Kiev debe aprobar la ley sobre las elecciones. Esto debería tener lugar después de negociar esta cuestión con las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, algo que siempre han reclamado estas repúblicas autoproclamadas. Además, debe declararse una amnistía que permita a los representantes de estas repúblicas participar en las elecciones. En Donbass los comicios deben celebrarse 80 días después de que la Rada apruebe la ley sobre las elecciones y bajo la supervisión de los observadores de la OSCE.

Angela Merkel señaló la relación existente entre las elecciones y otras cuestiones que los opositores de Kiev siempre han denunciado: la aprobación de la ley sobre el estatus especial de Donbass y la reforma constitucional. Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente ruso, también señaló esta cuestión durante su valoración de las negociaciones.

Peskov declaraba también que los participantes de esta reunión han constatado cambios positivos en cuanto a la retirada de armamento ligero de las líneas fronterizas, cuyo comienzo estaba previsto para la medianoche del 3 de octubre. Según declaraba Merkel, los líderes de estos cuatro países pueden estar satisfechos de los resultados obtenidos.

También se ha declarado que el cumplimiento de los acuerdos de Minsk puede ampliarse al año 2016, aunque en un principio se había previsto que el conjunto de medidas previstas por estos acuerdos se llevaría a cabo antes de finales de este año.

Según declaraba a RBTH el vicedecano de la facultad de Economía Mundial y Política Mundial de la Escuela Superior de Economía, Andréi Súzdaltsev, los participantes de la reunión también han destacado un progreso en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk (Hollande declaraba que el régimen del alto el fuego en el este de Ucrania “se cumple estrictamente”) aunque al mismo tiempo se ha señalado que ninguna de las partes lo respeta totalmente.

En opinión del politólogo, las capitales europeas ya no acusan unilateralmente a Rusia de incumplir los acuerdos. “No se ha declarado que Rusia plantee ninguna amenaza, de modo que puede decirse que no ha habido ningún contexto antirruso formal en esta reunión”, opina Súzdaltsev, señalando también que estas negociaciones deben de haber sido bastante duras, ya que Putin ni siquiera participó en la rueda de prensa posterior al encuentro.

Sin embargo, continúa la desconfianza. Según Mijaíl Alexandrov del Centro de Investigaciones Político-militares del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, cree que los acuerdos sobre las elecciones en Donbass podrían ser un pretexto para que se celebrasen los comicios.

Después de que se cancelen las elecciones ya convocadas para este mes en Donbass y el proyecto de ley se transfiera a la Rada – al parlamento ucraniano-, este podría ser bloqueado por diputados que apoyan a Petró Poroshenko, opina Mijaíl Alexandrov, quien recuerda la complicada suerte que han sufrido todos los proyectos de ley sobre Donbass en el parlamento ucraniano. 

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies