Putin y Maduro se reunirán en Pekín para hablar sobre el precio del petróleo

Putin y Maduro durante la reunión que mantuvieron en enero en Moscú.

Putin y Maduro durante la reunión que mantuvieron en enero en Moscú.

AP.
El presidente ruso, Vladímir Putin, viajará a Pekín donde asistirá al desfile en conmemoración de la victoria de China en la Segunda Guerra Mundial. Durante la visita se reunirá con los mandatarios de Laos, República Checa y Venezuela. El encuentro con Nicolás Maduro servirá para hablar de los bajos precios del petróleo.

Durante la reunión con Nicolás Maduro, "se dedicará una atención especial a los posibles pasos conjuntos para estabilizar los precios en el mercado global del petróleo, sobre todo, en un contexto de colaboración entre Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)", declaró Yuri Ushakov, asesor del presidente ruso. Además, añadió que los líderes abordarán también el desarrollo de los lazos comerciales y económicos bilaterales.

La fuerte caída de los precios del petróleo, con el barril que ha pasado de los 115 dólares de mediados del 2014 a los 55 dólares actuales, ha afectado a las dos economías dependientes de la exportación de hidrocarburos. La decisión de la OPEP de no reducir el nivel de extracción por debajo de los 30 millones de barriles diarios, la inminente entrada de Irán en el mercado tras el levantamiento de las sanciones y una reducción de la demanda han provocado un desequilibrio y que la caída se acentúe. Expertos rusos barajan la posibilidad de que el precio del barril caiga hasta los 40 dólares.

 

El Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia ha incluido entre sus cálculos este escenario pesimista, en el cual la capacidad recaudatoria del Estado se vería seriamente mermada. El organismo también explicó que en caso necesario harán uso del Fondo de Reserva, creado para estas circunstancias y que tiene un volumen que ronda los 60.000 millones de dólares.

 

En un informe de la OPEP presentado este lunes se hablaba sobre la situación. “La continua presión sobre los precios de hoy debido a la producción más alta de crudo, combinada con especulaciones de mercados, sigue siendo una causa de preocupación para la OPEP y sus miembros, de hecho para todos en la industria”, se decía. Al contrario que Venezuela, Rusia no forma parte de esta organización en la que Arabia Saudí es el participante con mayor influencia.

 

En el informe se remarcaba que “está lista para conversar con todos los demás productores. Pero esto tiene que ser sobre un campo nivelado. La OPEP protegerá sus propios intereses”. Según informaba Wall Street Journal la semana pasada, Venezuela ha estado contactando a otros miembros de la OPEP para presionar en favor de una reunión de emergencia con Rusia que fije una estrategia para frenar la caída global de los precios del crudo.

 

La última reunión de la OPEP tuvo lugar el pasado 5 de junio en Viena. Se decidió no reducir el volumen de producción con el objetivo de controlar a los productores alternativos con técnicas de Shale Gas o fracking. Sin embargo, países como Venezuela, Ecuador o Nigeria son partidarios de aumentar los precios, frente al bloque representado mayoritariamente por países árabes de la península arábiga. Rusia quiere acercarse a los países de la OPEP que apuestan por estrategias para poder subir los precios. El pasado enero, Putin y Maduro ya mantuvieron una reunión en Moscú para tratar esta cuestión, dentro de la gira del mandatario sudamericano por países productores.

 

Por otro lado, la reunión con el presidente de Laos tratará acerca del desarrollo de una asociación estratégica en la región de Asia Pacífico. Las relaciones de Rusia con este país del sudeste asiático han sido tradicionalmente buenas y hay prometedores proyectos de inversión conjunta en el ámbito de la energía y de la ingeniería.

 

El encuentro con el checo Miloš Zeman tratará cuestiones de inversiones, energía, comercio y cultura, tal y como explicó Ushakov.

 

También habrá una reunión con el presidente chino Xi Jinping. Las relaciones políticas entre ambos países pasan por un gran momento. Ushakov informó que se firmarán una treintena de acuerdos. En la delegación rusa viajarán, entre otros, el ministro de Exteriores Serguéi Lavrov, el ministro de Energía Alexander Novak y el vice primer ministro Dmitri Rogozin.

 

China celebra la Victoria en la Segunda Guerra Mundial con un desfile al que asistirán más de 20 jefes de Estado de todo el mundo. Habrá un total de 11 unidades extranjeras. “Nuestras Fuerzas Armadas estarán representadas por la Guardia de Honor del regimiento Preobrazhenski”, declaró Ushakov, informa TASS.

 

Lea más

 

 

Cómo puede influir Rusia en los precios del petróleo >>>

 

Se acelera el ritmo de caída del PIB ruso >>>

 

El Ministerio de Economía ruso cambia las previsiones para la salida de la recesión >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.