Moscú ayudará a Teherán a cumplir con el nuevo acuerdo nuclear

Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Serguéi Lavrov con su homólogo iraní Javad Zarif en Moscú.

Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Serguéi Lavrov con su homólogo iraní Javad Zarif en Moscú.

Getty Images
Los ministros de Exteriores de Rusia e Irán, Serguéi Lavrov y Javad Zarif, analizaron durante su encuentro en Moscú el desarrollo de las relaciones entre ambos países en las nuevas condiciones surgidas tras la firma del acuerdo entre Teherán y el Grupo 5+1.

Los observadores también señalaron que, en la víspera de esta visita, en la capital rusa estuvieron el ministro de Exteriores de Arabia Saudita y representantes de la oposición siria. Sin embargo, los expertos dudan de que Moscú vaya a actuar en calidad de intermediario no oficial entre la República Islámica de Irán y el Reino de Arabia Saudita.

El encuentro de Lavrov y Zarif tuvo lugar en condiciones totalmente nuevas, ya que la firma del acuerdo entre Irán y el G5+1 crea las condiciones necesarias para retirar las sanciones. Por ello, uno de los temas principales de las conversaciones fue la realización del «Plan de acción sobre el programa nuclear iraní». A este respecto, como se subrayó durante la conferencia de prensa, en la implementación del «Plan de acción» será precisamente Rusia quien tenga un papel clave.

En concreto, Rusia sacará de Irán las reservas de uranio de bajo enriquecimiento a cambio de uranio natural, y también ayudará a mejorar la producción de isótopos estables en la planta nuclear iraní de Fordo. Rusia también construirá en la República Islámica ocho centrales nucleares más.

También se trató el acuerdo sobre la simplificación del régimen de visados entre ambos estados. Serguéi Lavrov dio a entender que Rusia utilizará las nuevas oportunidades surgidas en relación con la implementación del «Plan de acción sobre el programa nuclear iraní» para activar las relaciones comerciales con Teherán.

El problema sirio, en el centro de atención

Uno de los principales temas de la reunión fue la situación en Oriente Medio. Respondiendo a una pregunta sobre la posición de Rusia en relación con el futuro del presidente sirio Bashar al-Asad, Serguéi Lavrov señaló que su posición permanece invariable desde el momento del inicio de la crisis, y que el futuro del presidente de Siria debe resolverse tan solo tras la regulación de la crisis.

«Siempre hemos manifestado que el destino de Siria deben resolverlo los propios sirios», declaró el titular de Exteriores ruso. Javad Zarif afirmó que las posiciones de Irán y Rusia sobre esta cuestión coinciden. «La única vía para la solución de la crisis siria es la vía política», señaló.

Es destacable que, poco antes de la visita de Zarif (el 11 y el 14 de agosto respectivamente), en Moscú estuvieron el ministro de Exteriores de Arabia Saudita, Adel il-Jubeir, y representantes del Comité Nacional de Fuerzas de Oposición y Revolucionarias de Siria. Ello dio pie a rumores sobre los posibles esfuerzos intermediadores de Moscú, que varias veces ha hecho público su voluntad de reducir en la región la tensión provocada por los acontecimientos en Siria.

Sin embargo, algunos expertos rusos no están de acuerdo con este análisis de la situación. Como declaró a RBTH Yevgeni Satanovski, presidente del Instituto de Oriente Medio, «el hecho de que Sergéi Lavrov se haya reunido en el curso de seis días con los ministros de Exteriores de Arabia Saudita e Irán, y también con el jefe del CNFOR sirio es pura casualidad». En su opinión, Arabia Saudita, a causa de las diferencias religiosas, no puede llegar a ningún acuerdo con los chiítas iraníes, lo que significa que Rusia, en principio, no puede actuar en calidad de intermediario.

Por otro lado, Andréi Baklanov, antiguo embajador de Rusia en Arabia Saudita, y actual vicepresidente del consejo de la Asociación de Diplomáticos Rusos, no excluyó que se produzcan intentos de Moscú para reducir la tensión en las relaciones entre Arabia Saudita e Irán. Pero, según sus declaraciones, actualmente Rusia tiene pocos recursos para intervenir en el papel de intermediador entre dichos países. «Sí, en el futuro, dentro de una determinada coyuntura, es posible, pero por ahora no se dan las condiciones necesarias para ello», dijo el exdiplomático.

Lea más: Rusia, Irán y enviados de Damasco tratan en Teherán evolución de guerra siria>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Lea más