Los alimentos y el armamento dominan las relaciones comerciales entre Perú y Rusia

Se espera aumentar el volumen de intercambio en un momento de buena sintonía política entre Putin y Humala. Fuente: Alamy / Legion Media

Se espera aumentar el volumen de intercambio en un momento de buena sintonía política entre Putin y Humala. Fuente: Alamy / Legion Media

Las principales exportaciones de Perú a Rusia proceden de la industria alimenticia, mientras que Rusia suministra al país andino fertilizantes, cereales y compuestos químicos. Por otra parte, la cooperación militar entre los dos países sigue en proceso de desarrollo. Una de las últimas ideas para el fomento del comercio bilateral es la promoción de la gastronomía peruana en el mercado ruso. RBTH expone las relaciones comerciales que vinculan a estos dos países.

El restaurante de Moscú 'El inca' ha organizado, con el apoyo de la embajada de Perú en Rusia, una degustación de la cocina peruana. Se trata del primer evento de esta índole que se organiza en la capital rusa, por lo que aún no está muy claro cuál será la estrategia de posicionamiento en el mercado ruso.

Según el propietario del restaurante, José Farfán Junco, quien llegó a Rusia como estudiante en la época soviética, a los moscovitas les gusta ir a sus establecimientos (actualmente tiene dos, pero llegaron a ser seis). Farfán, que abrió su primer restaurante en 1997, afirma que sus cocineros viajan a Perú para formarse y que parte de los productos que utiliza también proceden de allí.

“Tenemos proveedores que traen de Perú verduras locales, fruta, aguacate y algunos tipos de pescado y marisco que no llegan aquí. En cuanto a las especias, traen algunos condimentos de la zona montañosa, el achiote (un colorante natural de la zona) y chile ají panca secado al sol”, cuenta el restaurador. En Moscú compramos patatas, carne, algunas verduras y mantequilla”. Farfán señaló que la cocina peruana es más próxima a los rusos que la mexicana.

El consejero comercial de Perú en Rusia, Carlos Flores, ha contado a RBTH que a lo largo de este último año, tras la imposición de las contrasanciones —cuando Rusia dejó de importar productos de alimentación de la UE, EE UU, Canadá y Japón—, varias empresas peruanas de la industria pesquera obtuvieron permiso de importación.

“Actualmente, estas empresas suministran sus productos a Rusia”, afirma. “Nuestras principales áreas de suministro son la fruta, las verduras, el marisco, el café y el cacao, así como productos de la industria textil. Nuestra principal competencia la constituyen Chile, Ecuador y Brasil”.

Según los resultados que ha facilitado la embajada a RBTH, en 2014, Rusia exportó a Perú productos por un valor de 318 millones de dólares, mientras que Perú realizó exportaciones por 110 millones. Los productos más exportados por Rusia fueron los fertilizantes, los cereales, compuestos químicos inorgánicos, aleaciones de metales preciosos e isótopos. Además, también suministra caucho y productos derivados de este, metales y papel.

Entre los productos peruanos de importación destacan las uvas, las naranjas, el mango, el aguacate, el café, la nuez de Brasil, el pescado y el marisco, la harina de pescado, los colorantes naturales, semillas y frutos para la siembra. Otros productos destacados son los textiles: algodón, fieltro, no tejidos e hilo. Por otra parte, también se suministran metales como la plata y sus concentrados, el estaño y el zinc.

Según explicó a RBTH la investigadora del Centro de Estudios Económicos del Instituto de Latinoamérica en Moscú, Liudmila Nikoláeva, en los últimos diez años el intercambio comercial se ha multiplicado. “En los últimos cinco años aumentó de media 2,5 veces. También cabe señalar que se observa una tendencia al aumento de las importaciones desde Perú. Sin embargo, estos cambios no se corresponden con el potencial de los dos países”, explica. “Para Rusia el balance es positivo”.

A finales del año pasado, durante la visita a Moscú del presidente Ollanta Humala, Vladímir Putin anunció que en los próximos años el comercio bilateral podría duplicarse. “Para ello será necesario mejorar la calidad de la estructura comunicativa, así como estimular los flujos de inversión”, señala Nikoláeva.

Durante el periodo soviético se estableció un diálogo en el ámbito político, económico y militar, pero tras las reformas de los años 90 la relación entre los dos países tuvo que reconstruirse prácticamente desde cero. “Nuestras relaciones empresariales se basan en un acuerdo comercial del 17 de febrero de 1969. En 2007, Perú empezó a considerar la economía rusa como una economía de mercado”, explica Nikoláeva.

“Hasta los 90, la cooperación entre los dos países se limitaba al suministro de armamento”. En 1975, las Fuerzas Armadas peruanas se equiparon con vehículos blindados, cazas y helicópteros de fabricación soviética. Después se produjo una pausa y, en abril de 2004, los gobiernos de ambos países firmaron un nuevo acuerdo de cooperación técnico-militar. “En 2011, los oficiales peruanos empezaron a recibir formación en las academias militares rusas. En los últimos años, de acuerdo con la prensa peruana, las partes han estado negociando la compra de los nuevos tanques rusos Т-90 S en sustitución de los ya obsoletos Т-55. También se ha hablado de la adquisición, por parte del gobierno peruano, de los carros blindados rusos BTR-80А, así como de otro tipo de equipamiento militar”, explicó Nikoláeva.

De acuerdo con la experta, actualmente hay proyectos conjuntos pendientes en el campo de la energética, la educación, la sanidad y la agricultura. La principal dificultad para el comercio bilateral se presenta en el campo de la logística, por la falta de una línea de comunicación directa por aire o por mar entre los dos países. 

Lea más: Helicópteros de Rusia se abre un hueco en Perú>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies