Los BRICS estudian la creación de una asamblea parlamentaria propia

Fuente: TASS / Alexandr Shalagin

Fuente: TASS / Alexandr Shalagin

A principios de junio se celebró en Moscú el primer foro parlamentario de los BRICS, cuyos participantes acordaron crear un grupo de expertos para determinar las posibilidades de crear una asamblea parlamentaria (o interparlamentaria). Según los diputados rusos, la decisión definitiva sobre la creación de este órgano podría tomarse en el foro que se celebra el año que viene en la India.

El pasado 1 de abril Rusia asumió la presidencia temporal del grupo. "Estará orientada al uso máximamente eficaz del potencial de los cinco para reforzar la seguridad y estabilidad en el mundo", adelantó Putin en un comunicado oficial. La cumbre de los BRICS se celebrará los próximos 9 y 10 de julio en Ufá, Bashkiria.

Según el vicepresidente primero del Comité del Consejo de la Federación para los asuntos internacionales, Vladímir Dzhabárov, la principal tarea de una estructura interparlamentaria de este tipo es armonizar las legislaciones de los países miembros de la organización. Además, se trata de una superficie adicional para el debate en la que los miembros parlamentarios podrán preparar recomendaciones para los líderes.

El miembro del Comité de la Duma Estatal de la Federación Rusa para los asuntos de los países de la CEI, Vasili Lijachov, también comparte este punto de vista. “Los parlamentos pueden proponer y debatir cualquier cuestión. Su resultado será estudiado por los líderes del país”, declara Lijachov. 

Desde el armamento nuclear hasta la ciberseguridad

Lijachov aclara que esta dimensión parlamentaria de los BRICS podrá hacerse cargo de resolver dos importantes tareas. La primera es el desarrollo de actos legislativos comunes o próximos, su unificación, y, con el tiempo, el desarrollo de leyes comunes. La segunda tarea consiste en invitar a la comunidad parlamentaria a tomar decisiones sobre la resolución de cuestiones importantes como la no proliferación de armas nucleares la reforma de las instituciones internacionales, la reforma del FMI o la protección del derecho internacional.

“El grupo de los cinco puede desarrollar de forma conjunta distintas iniciativas internacionales interparlamentarias”, señala Lijachov. Como ejemplo, el experto recuerda que Rusia y China están promoviendo en la ONU iniciativas para la desmilitarización del espacio o un código de conducta en el espacio informático.

Los parlamentos son los responsables de ratificar los documentos y leyes necesarios para la integración de los países de los BRICS. El diálogo interparlamentario contribuirá a simplificar la introducción de las decisiones tomadas en la legislación nacional.

Según señalaba el vicepresidente de la Duma Estatal Serguéi Zhelezniak, “esta sincronía parlamentaria tendrá un gran efecto en la rápida implementación de las decisiones de los líderes de los países”.

En primer lugar, se trata de la creación del Nuevo Banco de Desarrollo (una organización financiera internacional dirigida por los países miembros de los BRICS) y del Fondo de Reservas de Divisas (un fondo especial de reserva para casos de dificultades financieras o déficits presupuestarios en alguno de los países de los BRICS).

También se estudia la cuestión de la cooperación en el ámbito de la energía, las altas tecnologías, etc. “Ahora se está llevando a cabo un análisis de las legislaciones de los países de los BRICS. Se estudiarán atentamente las distintas aproximaciones a la ciberseguridad”, añade Zhelezniak.

Los vínculos interparlamentarios que más activamente se desarrollan a día de hoy son los vínculos entre Rusia y China. Del 8 al 10 de junio se celebró en Moscú una asamblea ampliada del grupo interparlamentario de cooperación entre Rusia y China. La delegación china enumeró una lista de problemas en el ámbito de su legislación respecto a los cuales les gustaría aprender de la experiencia rusa.

“Se está llevando a cabo el desarrollo de sistemas legales para garantizar la seguridad estatal, la formación de las relaciones internacionales y el impulso al desarrollo tecnológico.

Para China, por ejemplo, “es muy importante el tema de los agentes extranjeros”, comenta Vasili Lijachov. “Los dos sistemas legales se están aproximando. El cinturón económico de la ruta de la seda prevé una unión con la UEEA (la Unión Económica Euroasiática, formada por Rusia, Kazajistán, Bielorrusia, Armenia y Kirguistán). Es necesario resolver ciertos problemas de armonía entre las dos legislaciones”, añade el miembro parlamentario. Según este, para resolver estas tareas se crearán unas comisiones especiales formada por diputados de los parlamentos de ambos países.

Lea más: El acercamiento entre Rusia, India y China>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies