El tango porteño inunda Moscú

Fuente: Stas Levshin

Fuente: Stas Levshin

A finales de mayo, los doce músicos que integran la Orquesta Victoria de Buenos Aires, la cantante Noelia Moncada y los bailarines Leandro Gómez y Marcela Vespasiano actuaron por primera vez ante el público ruso con motivo de las jornadas de intercambio cultural entre Rusia y Argentina.

Los eventos se anunciaron durante la visita de Putin a Argentina en julio del año pasado. En la capital rusa se inauguró además una exposición dedicada a Eva Perón, a cuya apertura asistió la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En mayo y junio dos obras argentinas se presentan en el Festival de Teatro de Chéjov, y en la muestra de fotografía Paisajes humanos, siete de los mejores fotógrafos argentinos muestran imágenes de la vida cotidiana desde Buenos Aires hasta Patagonia.

“Ojalá que mire a su abuelita… ¡Liosha! ¡Mira a la abuela!” –estas palabras, pronunciadas por una anciana mujer con una muleta que estaba sentada detrás de mí en la enorme sala de espectáculos del Teatro de la Estrada, iban dirigidas a Alexéi Musátov, violinista de la Orquesta Victoria. Cuatro años atrás partió hacia Buenos Aires y no ha regresado a su ciudad natal hasta ahora, acompañado de los músicos argentinos.

“Me quedé en Argentina porque me gustó el lugar –explica Musátov a RBTH–. En Buenos Aires me sentí muy libre en el plano musical. Hace tres años me uní a la Orquesta Victoria. A los espectadores y músicos rusos les sorprendería la forma en que se organiza esta orquesta. Funcionamos como una cooperativa. Aquí no hay jefes ni subordinados, cada uno tiene sus propias ideas, su criterio estético y su estilo musical”.

Evolución de la música de tango 

Actualmente en Buenos Aires, según datos de distintas fuentes, hay cerca de 150 grupos de tango, desde duetos hasta grandes orquestas. Últimamente, reputados bailarines y profesores de tango argentinos viajan a Rusia cada vez más con mayor frecuencia. Pero la Orquesta Victoria ha propuesto un nuevo concepto de este género musical, que en su patria no deja de cambiar y evolucionar. “Actualmente en Buenos Aires el tango se usa como una especie de base, se fusiona con el jazz, el rock, la música pop, la electrónica, lo que se quiera. De esta forma surgen nuevos estilos, y eso resulta muy sugestivo”, explica Musátov.

[Fotografías] Bailes latinos en el Kremlin

La Orquesta Victoria consiguió recrear sobre el escenario moscovita la atmósfera del legendario Café Vinilo de Buenos aires, donde actúa con regularidad. El público ruso pudo oír el tango de hoy, el más actual, fresco y nuevo que suena en Argentina. Los músicos combinan un repertorio clásico con arreglos modernos, ofreciendo a los espectadores una visión propia del tango. La orquesta debe su característico estilo al talentoso arreglista Alejandro Drago.

“En nuestras adaptaciones destaca la influencia tanto de la música clásica y el jazz como de las composiciones modernas. Por ejemplo, las bandas sonoras”, explica Alejandro. A diferencia de otras orquestas de Buenos Aires en las que el bandoneón es el protagonista, el son de la Orquesta Victoria se basa en los violines. Suenan de maravilla, tanto en los solos como al unísono.

El Café Vinilo llega a Moscú

La mayoría de los músicos de la orquesta no bailan tango. “Para los argentinos el tango es la música, en primera instancia –explica el bandoneonista Cheche Ordóñez–. Incluso nuestros bailarines “se inician” en el género a partir de la música. Pero en el resto del mundo es diferente: al principio era el bailarín el que ocupaba el primer plano, y solo después la gente empezó a interesarse por la música”.

Pero el baile también merecía atención: Leandro Gómez y Marcela Vespasiano presentaron diversos estilos, entre ellos un baile de salón y un tango argentino más clásico.

El repertorio que la Orquesta Victoria ofreció en Moscú estaba basado en el disco que ha lanzado recientemente. Precisamente los músicos de la orquesta y la famosa cantante argentina Noelia Moncada se encontraron a raíz de este proyecto.

“El objetivo de este disco es mostrar las diferentes etapas del proceso de formación del tango a través de la historia”, puntualiza Noelia. El repertorio de la orquesta incluye obras de Carlos Gardel, Hugo Gutiérrez, Juan Caros Cobián y otros. Son autores muy populares entre los aficionados al tango de Moscú, y en Rusia sus piezas suelen interpretarse en milongas y festivales de tango. Ahora, gracias a los arreglos de Alejandro Drago, estas composiciones han cobrado nueva vida.

La Orquesta Victoria ya ha tocado frente al que seguramente sea el más alto representante del público de Rusia: en julio de 2014 los músicos actuaron en una cena de gala que se celebró con motivo de una visita del presidente Vladímir Putin a Argentina.

En esta ocasión la actuación de la orquesta ha cautivado a los fans del tango argentino. “La Orquesta Victoria ofreció un tango contemporáneo, que evoluciona, que no se limita a copiar a ciegas, sino que aporta una visión moderna", comentaba después del concierto Inessa Dekhtyareva, profesora de baile en Moscú que suele viajar a Argentina.

“Cuando estoy en Buenos Aires suelo ir al Café Vinilo para escuchar la Orquesta Victoria. Me gustan sus arreglos de autor. Con sus actuaciones, Victoria hace una enorme aportación a la popularización del tango en el mundo, y para mí resulta especialmente grato poder verles en uno de los escenarios más importantes de Moscú”, comenta esta rusa y profesora de tango.

Lea más: Estudiantes rusas en Uruguay dejan atrás los estereotipos sobre América Latina>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.