¿Por qué Kim Jong-un canceló su viaje al desfile del Día de la Victoria en Moscú?

Se ha especulado mucho sobre la decisión y su influencia en las relaciones entre Rusia y Corea del Norte. Fuente: Reuters

Se ha especulado mucho sobre la decisión y su influencia en las relaciones entre Rusia y Corea del Norte. Fuente: Reuters

El líder norocoreano decidió no asistir finalmente a la capital rusa el pasado 9 de mayo. Debido a la opacidad del régimen la decisión ha provocado numerosas especulaciones sobre las causas de su ausencia y lo que esta significa para las relaciones entre Rusia y Corea del Norte.

La negativa de Kim Jong-un de asistir al desfile de la Victoria en Moscú provocó una furiosa reacción en Rusia. La cuenta paródica de Twitter “Reflexiones de presidente” se mofa con bromas del tipo “No voy a ir a visitar a ese dictador Putin” o “No tengo tiempo…tengo que fusilar urgentemente a unos 2.000 músicos” que inundaron la Red, en referencia a la información no confirmada de la agencia surcoreana de noticias Yonkhap que había aparecido justo antes según la cual el líder norcoreano había ordenado ejecutar a cuatro músicos de las orquesta nacional.

Mientras, el Kremlin se abstuvo de  hacer comentarios. El jefe de prensa del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, únicamente informó a los periodistas de que el líder de Corea del Norte, cuya visita a Moscú anteriormente se planeaba “tomó la decisión de quedarse en Pyongyang. No puede estar presente (en Moscú). Nos informaron de esta decisión por canales diplomáticos”, dijo Peskov. A la pregunta sobre cuándo podría tener lugar el encuentro entre los líderes de Rusia y la República Popular de Corea del Norte, dijo que “de momento no hay ningunos planes concretos”.

Además el Kremlin negó las especulaciones de que Moscú podría haber recibido algún llamamiento desde el exterior sobre la no deseable presencia del líder norcoreano en la celebración del 9 de mayo. “Claro que no”, comentó Peskov.

¿Cuáles son las causas que ven los expertos rusos para la anulación de la esperada visita del líder norcoreano? En una entrevista en la publicación Rosbalt, Konstantín Judoley, profesor de la facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad Estatal de San Petersburgo, enumera una serie de razones.

Según él, Kim Jong-un, siguiendo el ejemplo de su padre y de su abuelo, decidió no participar en eventos internacionales en los que él no es la personalidad más importante, o al menos una de las dos o tres principales. “En la celebración del 70 aniversario de la Victoria en Moscú, Kim Jong-un, seguro que no hubiera estado entre los más importantes. Muchos invitados, en primer lugar Xi Jinping, se hubieran situado muy por encima de él”, explica el profesor Judolei.

Por otro lado, “desde el punto de vista de Pyongyang, el escenario principal de la Segunda Guerra Mundial no fue Europa sino Asia, -reflexiona Judolei. –El líder del bloque agresivo fue Japón y no la Alemania de Hitler. En consecuencia, el principal héroe es Kim II Sung y no el Ejército Rojo. Por eso el viaje a Moscú habría significado el reconocimiento de la importancia de la escena europea en el teatro de las acciones militares. Parece ser que el actual líder norcoreano no está preparado para un viraje semejante”.

En tercer lugar, la relaciones entre Corea del Norte y Rusia son más de carácter táctico que estratégico. “Tras la ejecución de Chan Sonteku, las relaciones de Kim Jong-un con China son bastante complicadas, -explica Judolei – y está claro que las relaciones con EE UU continúan siendo tensas. Estoy convencido de que en Pyongyang siguen muy atentamente el proceso de mejora de las relaciones de Washington y La Habana.

Creo que la reconciliación con Washington es el principal objetivo del joven líder coreano. La visita a Moscú no le hubiera ayudado de ninguna manera ni para mejorar las relaciones con Pekín y ni mucho menos con Washington”.

Al mismo tiempo, Moscú destaca que la ausencia del líder norcoreano no influye de ningún modo en las relaciones entre los dos estados. “Esto de ninguna forma no cuestiona los acuerdos existentes, explica el ministro del Desarrollo del Lejano Oriente, Alexander Galushka. En mi opinión son cosas que no están en absoluto relacionadas”.

Corea del Sur mandó a su primer ministro ya que su presidenta también decidió no asistir a la ceremonia de Moscú. “Sin embargo, cuando estuvimos en Seúl, -explica el ministro, - acordamos celebrar una reunión de la comisión intergubernamental para la cooperación económico-comercial que no se había convocado durante dos años. Así que las cuestiones de participación en la celebración de la Victoria van por un lado y la cooperación comercial por otro”, subraya el político ruso.

Los investigadores y los políticos coinciden en que la ausencia de Kim Jong-un no repercutirá en las relaciones entre Rusia y Corea del Norte y, seguramente quedará como un pequeño episodio en la historia de estas relaciones.

Lea más:

Presentes y ausentes en el Desfile de la Victoria>>>

Corea del Norte y Rusia declaran 2015 como su "año de amistad">>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies