La importancia geopolítica de Kazajistán para Rusia

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

Kazajistán es para Rusia una zona de contención con las zonas inestables de Asia Central, así como un importante socio económico. Los expertos señalan que en el caso de que el recientemente reelegido Nazarbáyev, de 74 años, abandone su puesto como presidente de este país, Moscú corre el riesgo de perder a uno de sus principales aliados. Además, quedaría en el aire también el destino de la Unión Económica Euroasiática.

El pasado 26 de abril Nursultán Nazarbáyev, de 74 años y que gobierna el país desde 1989, ganó las elecciones de Kazajistán con un 97,5% de los votos, con una participación del 95,11%. Putin se refirió al líder kazajo como "un líder reconocido de su país, una persona con prestigio no solo en Kazajistán sino en todo el mundo, un político conocido, con autoridad moral".

“Durante la historia reciente de Kazajistán no ha habido prácticamente ningún aspirante al puesto de presidente. Nazarbáyev es un garante de la estabilidad para una aplastante mayoría de la población”, declara a RBTH el politólogo Alexander Kniázev.

Kazajistán sigue siendo uno de los estados menos problemáticos para Rusia del espacio postsoviético: Nazarbáyev valora sus relaciones con su vecino del norte y es perfectamente consciente de que a su país le interesa mucho más la cooperación con Moscú que la confrontación.

Astaná es una de las fuerzas motoras de la integración euroasiática. “Toda la clase política de Kazajistán considera que Rusia es nuestro socio más cercano. También la población es consciente de ello. Y seguramente el presidente logrará que las relaciones sigan teniendo un alto nivel incluso después de retirarse del cargo”, comenta a RBTH Daniar Kosnazárov, director de la sección de estudios de Asia Central y la región del Caspio de la Biblioteca del Primer Presidente de la República de Kazajistán.

Rusia, Bielorrusia y Kazajistán acordaron la creación de la Unión Económica Euroasiática, que se puso en marcha el 1 de enero de este año. Se han unido también Armenia y Kirguistán. Se trata de un ambicioso proyecto de integración en el espacio postsoviético que conforma un mercado común de cerca de 180 millones de consumidores, al que podrá incorporarse cualquier país que comparta los objetivos y criterios de la UEE.

A pesar de ello, entre ambos países existen ciertas tiranteces, en particular respecto a los métodos de la integración euroasiática. “Uno de los principales problemas existentes en las relaciones bilaterales con Rusia y en la participación en el proyecto de integración euroasiática es su actitud politizada y apresurada, además de la expansión que ha iniciado Rusia, - comenta Alexander Kniázev. – Kazajistán no está del todo preparado para dar el paso, ya que muchas perspectivas de esta integración todavía no están objetivamente claras, no están lo suficientemente detalladas”.

Kazajistán se mantiene estable gracias exclusivamente a la personalidad de Nazarbáyev. Pero el líder tiene ya 74 años y tras su retiro en el país podrían dar comienzo procesos extremadamente peligrosos. En el país podrían ganar fuerza los conflictos interétnicos. Los acontecimientos en Ucrania han preocupado a los países del espacio postsoviético en los que existe una gran diáspora rusa: en el país centroasiático los rusos constituyen el 24 % de la población y están concentrados en las regiones del norte, cercanas a la frontera entre ambos países.

“La élite de Kazajistán ya ha comenzado a estudiar la posibilidad de que la ‘primavera rusa’ se desplace a Kazajistán”. Para que esto suceda deben darse dos condiciones: la presencia en la sociedad de estados de ánimo nacionalistas radicales y rusófobos y medidas antirrusas por parte de la élite política”, comenta al corresponsal de RBTH Alexander Sobianin, miembro del Consejo de Expertos del Centro de Coyuntura Política. – Y este tipo de estados de ánimo ya comienzan a aparecer”.

“Nazarbáyev no permitirá el nacionalismo: él es un patriota kazajo, pero también es internacionalista. Y mientras él siga en el poder, la victoria de los sectores nacionalistas es sencillamente imposible”, continúa el experto. 

Una amenaza para Moscú

“Cualquiera de los sucesores de Nazarbáyev no tendrá el nivel de voluntad política que tiene el presidente actual y que le permite en ocasiones, en contra del deseo de las fuerzas políticas internas, tomar decisiones que son importantes para la república, - opina Alexander Kniázev. – Por esta razón, cuando Nazarbáyev se retire, a Kazajistán y sus relaciones con Rusia les esperan unos días complicados”.

Además, algunos analistas opinan que la desestabilización de Kazajistán podría responder a los intereses de los EE UU Unidos, que intentan robar aliados a Rusia. “Algunos politólogos aseguran que las toneladas de dólares que han llegado a Biskek no tienen como objetivo desestabilizar Kirguistán, sino Kazajistán”, opina Alexander Sobianin”. 

Lea más: La Unión Económica Euroasiática, ¿más cerca de la UE o de la URSS?>>>

Rusia ha ratificado por fin, junto con Bielorrusia y Kazajistán, el tratado de creación de la Unión Económica Euroasiática. La nueva unión debe convertirse en un plazo de diez años en el principal análogo de la Unión Europea.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies