Rusia apuesta por intensificar la cooperación militar con India

El país asiático es uno de los principales socios económicos. Fuente: Kirill Braga / Ria Novosti

El país asiático es uno de los principales socios económicos. Fuente: Kirill Braga / Ria Novosti

En 2014 Rusia y la India procedieron a intensificar la cooperación en los ámbitos militar y técnico-militar, que se enmarca en un plan de colaboración estratégica preferencial. Así consta en el informe anual de desempeño del Ministerio de Exteriores de Rusia para 2014.

“En el actual contexto de presión antirrusa que Occidente ha impuesto a partir de las sanciones, se ha procedido a intensificar la cooperación con los países de la región Asia-Pacífico –exponían los diplomáticos–. Se ha puesto un énfasis particular en aumentar la repercusión que esa cooperación tiene en el ámbito regional, principalmente en el Lejano Oriente y Siberia”.

En ese marco de colaboración estratégica preferencial, el diálogo entre Rusia y la India ha mantenido un alto dinamismo. Los diplomáticos han recordado que durante la última visita de Putin a Nueva Delhi en diciembre, se pudo constatar que los nuevos dirigentes indios han reafirmado su voluntad de intensificar las relaciones bilaterales.

“En el ámbito energético, el proyecto insignia –la construcción de la central nuclear de Kudankulam en territorio indio– ha dado sus frutos y la primera unidad de generación eléctrica de la planta ya está conectada a la red energética. Actualmente se está acabando de construir la segunda unidad. Según lo previsto, la cooperación militar y técnico-militar se ha intensificado: en territorio ruso los diferentes tipos de tropas han realizado ejercicios conjuntos, y el buque portaaviones Vikramaditia, de producción soviética, ha entrado en servicio en la Fuerza Naval de la India”, enumeran desde el Ministerio de Exteriores de Rusia.

El subcontinente indio es uno de los principales compradores de armas de Rusia. Según datos de la agencia exportadora Rosoboronexport, de los 13.000 millones que se exportaron el año pasado, 1.700 millones corresponden a la India. Una cifra solo superada por China, que alcanza los 2.300 millones. Sin embargo, un estudio elaborado por el SIPRI de Estocolmo apunta que “entre 2010 y 2014, India acumula el 34% de las importaciones de armas a Asia y un 15% del global. Tres veces más que China, que en este periodo  disminuyó sus importaciones en un 42% respecto a 2005-2009”.

Según algunos analistas India ha tratado de diversificar su importación y está ampliando su colaboración con Israel, EE UU y los países de la UE. Además pretende desarrollar sus propios equipos.

En la venta de armas rusas a India tiene especial importancia el desarrollo conjunto de equipamiento militar. Destaca la creación entre ambos países de un caza de quinta generación, el PAK FA, según un contrato de 2007. Rusia trabaja en la creación de un modelo propio, y al mismo tiempo Nueva Dehli destina a este proyecto casi 25.000 millones de dólares y cuenta con recibir en 2018 su propia versión de este modelo, que es uno de los más importantes del complejo militar-industrial del país eurosasiático.

La segunda área de cooperación con India son los tanques T-90. En la actualidad, las Fuerzas Armadas indias tienen unos 800 aparatos, la mitad de los cuales han sido construidos en fábricas locales. La capacidad de producción de la compañía estatal india Factoría de Vehículos Pesados (HVF) está creciendo gradualmente: en la actualidad pueden fabricar hasta 140 tanques al año. También se han desarrollado los misiles de crucero Brahmos, en un proyecto que comenzó en 1998.

Por otro lado, más de 300 helicópteros Mi y Ka, de fabricación rusa, operan en India. Su venta comenzó en los años 50 y en la actualidad hay un programa de modernización y reparación. “Nos preocupa su capacidad de servicio y acutación. Ofreceremos un programa de modernización”, declaró en febrero Alexander Mijéiev, director de Helicópteros de Rusia, según informó RIA Novosti. 

Además, India cuenta con fragatas rusas, maquinaria para la producción del caza Su-30, cazas MiG-29 y motores de aviones, entre otro equipamiento militar.

El comercio bilateral entre ambos países ronda los 10.000 millones de dólares. En el encuentro entre Putin y Modi de diciembre de 2014, se estableció el objetivo de duplicarlo. "Los tiempos han cambiado, no la amistad”, declaró el primer ministro indio en aquel encuentro. La India es además también miembro de lo BRICS y se ha mostrado en contra de las sanciones de Occidente a Rusia a causa de la crisis en Ucrania.

Lea más: ¿Cómo se nombra el armamento ruso?>>>

Su-35, T-90 o S-400 se refieren a un avión, un tanque y un sistema antimisiles, respectivamente. Descubre la lógica y los criterios que se utilizan para nombrar el armamento.

Basado en información propia y de la agencia Interfax.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies