Putin asiste a la conmemoración del genocidio armenio

Fuente: Alexéi Nikolski/RIA Novosti

Fuente: Alexéi Nikolski/RIA Novosti

Los actos de conmemoración del centenario se celebran el 24 de abril. El país caucásico mantiene buenas relaciones con Rusia. Por su parte, Ankara y Moscú se han acercado a causa del clima de sanciones.

Armenia conmemora hoy el centenario del genocidio de millón y medio de armenios bajo el Imperio Otomano (1915) en presencia de los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Francia, Francois Hollande. Asistirán también representantes de gobiernos de otros países, como Argentina, Alemania o EE UU.

La ceremonia tendrá lugar en el complejo conmemorativo de Tsitsernakaberd, situado en una colina a las afueras de Ereván, donde primero los mandatarios y después decenas de miles de armenios venidos de todo el mundo rendirán memoria a las víctimas.

En el monumento arde la llama eterna en recuerdo de los armenios que perecieron en las matanzas y deportaciones. Incluye un museo con fotografías realizadas hace cien años por el alemán Armin Wegner,  testigo de excepción del genocidio cuando servía como soldado y médico en Siria y Mesopotamia durante la Primera Guerra Mundial.

La tradición reza que los mandatarios que visitan el monumento conmemorativo del genocidio armenio deben plantar un árbol en recuerdo de las víctimas.

El pasado 12 de abril el papa Francisco fue el primer pontífice que utilizó la palabra genocidio para referirse a la matanza en una misa. Su declaración provocó una airada reacción del presidente turco Tayyip Erdogan que la calificó de "estupidez".

El discurso oficial turco no niega las masacres de civiles, aunque rechaza que se tratase de un genocidio, es decir, un plan sistemático para el exterminio masivo. Lo enmarca en el periodo de violencia ocurrido en la Primera Guerra Mundial, cuando se produjeron luchas interétnicas.

El 24 de abril de 1915, las autoridades otomanas detuvieron a 235 miembros de la comunidad armenia en Estambul. Posteriormente, el 27 de mayo, por iniciativa de Talât, ministro del Interior, el Gobierno decidió la deportación general para los armenios en Anatolia oriental. Su marcha forzada provocó que la mayor parte muriera, víctimas de matanzas, el hambre o las privaciones. El historiador polaco Raphael Lemkin fue el primero el acuñar el término genocidio en 1944. Hitler, en 1939 declaraba: ¿Quién habla aún hoy de aquel exterminio?".

En la actualidad, 25 países del mundo reconocen el genocidio. El primero en hacerlo fue Uruguay en 1965, año del 50 aniversario. Además, se incluyen Argentina, Francia y Rusia, entre otros.

"El viaje de Putin tiene un carácter simbólico. Es un acto de apoyo y solidaridad por la memoria de aquel suceso, que es muy significativo para la comunidad armenia", declaró a RBTH el politólogo Serguéi Markedónov.

Además, la antigua república soviética mantiene estrechas relaciones con Moscú. Armenia forma parte de la Unión Económica Euroasiática junto con Rusia, Kazajistán y Bielorrusia, espacio de integración económica y comercial que ha comenzado a dar sus primeros pasos en 2015, y de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva. El capital ruso es de gran importancia en el país caucásico. Debido a la ausencia de relaciones con Ankara y Bakú, el apoyo del vecino del norte es clave para Armenia. Las relaciones con Azerbaiyán están rotas desde el conflicto por Karabaj a principios de los años 90. 

Por su parte, a causa de las sanciones occidentales la relación de Rusia con Turquía ha adquirido mayor importancia. Recientemente se ha acordado la construcción de un importante gasoducto, el Turkish Stream,  que llevará gas hasta Europa evitando el pase por Ucrania. El reciente acuerdo supuso la cancelación del proyecto South Stream, que iba a pasar por Bulgaria y varios países europeos. Turquía celebra hoy el 100 aniversario de la batalla de Galípoli, la fracasada operación franco-británica para tomar Estambul en la Primera Guerra Mundial. Según los armenios, se trata de una manera de desviar la atención del recuerdo del genocidio. Por parte rusa asistirá Serguéi Naryskhin, portavoz de la cámara baja del parlamento.

"De esta manera Moscú cultiva la asociación tanto con Armenia como con Turquía- explica Markedónov-. Por un lado se trata de la cooperación político-militar en el marco euroasiático y por otro de la cooperación económica".

Markedónov explica que la prensa turca está descontenta con la visita de Putin a Ereván, aunque el presidente turco Tayyip Erdogan no ha hecho declaraciones al respecto. "En Ereván también están molestos por la visita de Naryshkin a Turquía. Desgraciadamente el reconocimiento del genocidio se ha convertido en un instrumento político", concluye Markedónov.

En base a información propia y de la Agencia EFE.  

Lea más: Gazprom propone a Europa que compre gas ruso a través de Turquía>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies