“El escudo antimisiles de EE UU es la única amenaza para Rusia”

El ministro ruso Serguéi Lavrov con los periodistas rusos. Fuente: Ilyá Pitalev/RIA Novosti

El ministro ruso Serguéi Lavrov con los periodistas rusos. Fuente: Ilyá Pitalev/RIA Novosti

El 22 de abril, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, participó en una entrevista de dos horas con los medios Sputnik, Eco de Moscú y Govorit Moskvá. RBTH ha seleccionado lo más relevante de esa conversación.

Decepcionado con Obama

Al responder a posibles amenazas a Rusia por parte de China, el ministro declaró que, según él, única amenaza para la seguridad nacional es el sistema antimisiles estadounidense. "No veo amenazas por parte de China, excepto una, el sistema antimisiles que se está desarrollando en territorio norteamericano, Europa y noreste de Asia, que milagrosamente incluye el perímetro de la Federación de Rusia", declaró.

Al referirse al presidente Obama, explicó que Moscú tenía grandes esperanzas, aunque durante su mandato ha habido una serie de conflictos militares. "No quiero empezar a hablar sobre su personalidad, pero había mucho optimismo, incluso un Premio Nobel de la Paz, pero desde ahí ha habido mucha guerra, incluso guerras que han sido completamente ilógicas, que no han tenido el objetivo de la estabilidad en las respectivas regiones", declaró.

EE UU y la crisis ucraniana

Al hablar sobre la posibilidad de atraer a Obama al Cuarteto de Normandía, grupo de contacto compuesto por Ucrania, Francia, Alemania y Rusia para resolver el conflicto, especificó que era un asunto del presidente francés François Hollande. Fue él quien inició este formato de modo que le corresponde a él incluir o no a Obama en las negociaciones.

En 1992, nombran a Lavrov viceministro de Asuntos Exteriores (entonces el cargo de ministro lo ostentaba Andréi Koziriov) y, dos años después, es enviado a Nueva York en calidad de embajador de la Federación de Rusia ante la ONU. En ese momento comienza un importante periodo de su carrera. Es ministro ruso de Exteriores desde 2004.

 

Aunque el ministro dijo que dudaba de que las negociaciones de febrero en Minsk hubiesen tenido éxito en caso de que hubiese participado en presidente estadounidense.

Explicó también cuáles son los objetivos de EE UU en este conflicto. Manifestó que para este país era importante prevenir que Rusia y la UE ampliaran su asociación, especialmente Moscú y Berlín. "No se trata de una elucubración, ya que tengo información relevante", añadió.

Rechazar la obstinación”

En la entrevista, Lavrov explicó los objetivos de Rusia en relación a Ucrania. Declaró que Ucrania "debe preservar su unidad", ya que una división "sólo significaría una cosa: occidente, la parte de la OTAN, harían intentos por hacer una Ucrania antirrusa...".

Para poder mantener esta unidad, el ministro aconsejó a los ucranianos que "rechazasen la obstinación por mantener una Ucrania centralizada, de la que hablan Petró Poroshenko y los ministros. Rechazar lo que se está llamando ucraniacización. Además, Ucrania debería mantenerse neutral en el sentido militar y político".

 

El peligro del Estado Islámico

El ministro considera que es el mayor enemigo de Rusia en estos momentos. "Cientos de ciudadanos rusos, cientos de europeos, cientos de americanos están luchando en el Estado Islámico, así como también ciudadanos de la CEI", dijo Lavrov.

Según declaró el ministro de Exteriores: "Ya están volviendo a casa. Lucharán un poco, luego tomarán una pausa, y mientras se relajan, para su propio entretenimiento pueden llevar a cabo actos bárbaros actos en casa".

S-300 para Irán

El reciente levantamiento decretado por el presidente Putin para el suministro de misiles S-300 a Irán, se enmarca según el ministro en que Rusia no desea que la República Islámica se convierta en el próximo objetivo del uso ilegítimo de la fuerza.

Después de que Teherán reciba los S-300, aquellos que quieran atacar Irán se lo pensarán dos veces, dijo. Sin embargo, no es realista una alianza militar entre Rusia e Irán.

Además, tampoco considera necesario establecer bases militares rusas fuera del país, incluyendo Venezuela, como hace el modelo estadounidense.

Quejas contra Gazprom

Lavrov se refirió también a la queja oficial de la Comisión Europea contra el gigante del gas ruso, Gazprom, por romper la legislación antimonopolio de la UE. Para el ministro ruso, todos los acuerdos de Gazprom estaban de acuerdo con las regulaciones legales.

Lavrov enfatizó que Rusia estaba preparada para renovar el diálogo con la UE.

Lea más: "Hay que superar la lógica de sanciones y amenazas", entrevista exlcusiva a Serguéi Lavrov >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies