La visita de Kirchner a Moscú, muestra de un momento brillante en las relaciones bilaterales

En una entrevista exclusiva a RBTH, el embajador de Argentina en Rusia, Pablo Anselmo Tettamanti, habla de la próxima visita a Moscú de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y de las perspectivas en las relaciones bilaterales.

 Fuente: archivo personal

¿Cómo valora el actual estado de relaciones comerciales entre Argentina y Rusia? Y ¿de qué manera han influido las sanciones impuestas a Rusia por algunos países occidentales en el giro comercial? 

Sí, hay una influencia, pero es una situación coyuntural, y yo me fijo más bien en las tendencias estructurales. Argentina y Rusia desde hace tiempo buscan mejorar su relación comercial. En este momento se nota que se ha producido una coyuntura que ha permitido mejorar nuestras posibilidades y ha favorecido a nuestras relaciones comerciales. Y creo que esta tendencia va a continuar ocurra lo que ocurra con las sanciones, que por definición son siempre de un plazo relativamente corto. 

Sin embargo, si uno mira los números del giro comercial, lo que advierte tal vez es un crecimiento que puede mejorarse más aún. Siempre hemos notado que nuestra relación comercial no tiene la magnitud de la excelente relación política. 

En varias oportunidades a lo largo de la historia hemos intentado mejorar nuestra relación comercial. La distancia y las dificultades de financiamiento han sido dos obstáculo importantes. Lo que tiene la situación actual es que la coyuntura internacional y la coincidencia de puntos de vista entre nuestros países está generando un creciente interés entre Argentina y Rusia. Yo creo que nuestras relaciones son excelentes. Y si hubo momentos brillantes en nuestra relación, este es uno de ellos. 

¿Han incrementado las exportaciones del sector alimentario?

Los alimentos siempre han sido el corazón de las exportaciones argentinasa Rusia y en los últimos meses ha habido un incremento en algunos productos en particular, como los lácteos o carne de ave. Hay otros productos, como la carne bovina, cuya exportación requiere mayor tiempo porque la naturaleza de su producción es más lenta y la asignación de producción hacia nuevos mercados lleva más meses. 

Rusia participará en la construcción de la represa Chihuido I. ¿Se prevé la participación de Moscú en otros proyectos energéticos? 

Chihuido es un proyecto muy importante y, en sí mismo, es una obra de mucha envergadura. Se está hablando también de las posibilidades de participación en la energía nuclear donde esperamos que pueda haber proyectos conjuntos importantes. Es una presencia tradicional en el sector energético que sigue teniendo su propio desarrollo. 

Se están analizando también una serie de proyectos que tienen que ver con la integración industrial en el sector energético. No se trata solamente de la producción directa de la energía. Por ejemplo, se valoran las posibilidades de instalación de la empresa de camiones Kamaz en Argentina. Este proyecto nació ligado al sector energétio, pero puede tener proyección hacia exportaciones a terceros mercados. 

En el plano internacional, Argentina y Rusia apuestan por la multipolaridad. ¿Qué iniciativas pueden ayudar a desarrollar este enfoque? 

El orden multipolar es una realidad que todos deben reconocer y trabajar sobre esta base. Aparecen distintos actores en la escena internacional, y todos tenemos una voz que debe ser escuchada. Además existen mecanismos para un trabajo multilateral y tenemos los recursos, si los queremos utilizar. 

Así que se trata de volver a utilizar los instrumentos que han sido creados, mejorarlos, tal vez cambiarlos o adaptarlos a la realidad para evitar que alguien crea que puede resolver problemas  internacionales de manera unilateral por sí mismo. 

¿Cree que es posible que Argentina y Rusia lleguen a realizar pagos en sus divisas nacionales? 

Cada vez se hace más evidente que el dólar no tiene por qué ser la única moneda de trabajo. 

No es algo que estamos planeando solo con Rusia, sino también lo están discutiendo dentro de los BRICS y Mercosur, es algo que está en el debate financiero internacional y creo que tenemos que preparnos para que esto cambie y se faciliten las relaciones bilaterales comerciales.

Esta teoría es muy antigua y los debates llevan décadas, pero se han acelerado mucho en los últimos meses. 

¿Cuál es la postura de Argentina en el conflicto de Ucrania? 

Es un conflicto interno que deben resolver los ucranios. Nos parece que los demás países tenemos que tratar de evitar impulsar nuestros propios intereses en este conflicto y tenemos que apoyar una solución pacífica y negociada. Creo que en esto coincidimos mucho con la postura de Rusia. 

¿Qué eventos se planea realizar en el marco del Año de Cultura argentina en Rusia y viceversa? 

Se planean muchos eventos. Hemos establecido el Año Dual para promover la cultura argentina en Rusia y viceversa. Habrá conciertos de importantes orquestas de música, presentaciones de coreografías, de canto lírico, etc. tanto en Moscú, como en otras ciudades rusas. Se prevé una importante participación de Argentina en la feria de libro de San Petersburgo. Rusia planea actividades similares en Argentina. 

Resaltar la presencia de la cultura argentina en Rusia no es solamente traer una muestra de la cultura, sino poner en valor la presencia cultural que ya existe. Hay muchísimas actividades culturales rusas que en realidad son argentinas. El verano pasado fue el primero que pasé en Moscú y me llamó mucho la atención que aquí existían los encuentros que nosotros llamamos milongas. 

Vi a gente tocar y bailar milonga y eran todos rusos, no había ni un argentino entre ellos.

Lo mismo se puede decir de Argentina. El ballet existe en Argentina porque los rusos lo llevaron allí, la ópera argentina tiene una fuerte marca rusa porque hubo artistas como Maya Plesétskaia que bailaba en el Colón: la gente que lo vio no se olvida de esto. Ciertos instrumentos musicales llegaron a Argentina con los migrantes rusos. 

La presidenta argentina, que estará de visita en Moscú el próximo 23 de abril, va a participar en una importante actividad que marcará el Año Cultural, pero no quiero adelantar los acontecimientos. 

¿Nos podría contar qué cuestiones se abordarán durante el encuentro de los presidentes? 

Sin duda, se espera que los presidentes analicen la situación internacional y, sobre todo, el estado de la relación bilateral. Como he destacado antes, hay una serie de áreas en las que hemos avanzado mucho, incluso después de la visita de Vladímir Putin a Argentina en julio 2014. 

Se trata de campos tan diversos como el espacial, el nuclear, el militar, el universitario o temas aguapecuarios o de lucha contra el narcotráfico. La cooperación en algunos de estos campos requiere la creación de un nuevo orden jurídico que facilite el desarrollo de las relaciones bilaterales en esos sectores.

Lea más: EE UU, China y Rusia compiten por grandes proyectos en Argentina>>>

Una silenciosa pero dura batalla subterránea se está gestando en estos tiempos en la Argentina alrededor de los negocios comerciales, los recursos petroleros y la minería

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies