El acuerdo nuclear con Irán abre a la UE nuevas oportunidades de negocio

Expertos rusos creen que Europa es la más beneficiada. Fuente: AP

Expertos rusos creen que Europa es la más beneficiada. Fuente: AP

Moscú considera que el acuerdo sobre el programa nuclear supone un triunfo de la diplomacia en la resolución de problemas internacionales. Sin embargo, los expertos creen que será la UE quien más se beneficie del acuerdo.

El Ministerio de Exteriores ruso señaló que las partes deberán regirse por los principios de progresividad y reciprocidad,  propuestos en su día el ministro Serguéi Lavrov. Moscú espera que, después de alcanzar el acuerdo, Irán pueda tomar un partido más activo en la resolución de los problemas y conflictos regionales.

Mientras tanto, los expertos rusos tienen opiniones encontradas sobre el futuro de la relación ruso-iraní tras el levantamiento de las sanciones.

El experto del Instituto de Previsión y Resolución de Conflictos Políticos, Alexander Kuznetsov, señaló en una entrevista concedida a RBTH que “el acuerdo sobre el programa nuclear iraní no ejercerá ninguna influencia en la imagen internacional de Rusia, puesto que el último año Irán ha negociado principalmente con EE UU, mientras que Rusia —aun formando parte del Grupo de los Seis— se ha dedicado a solucionar otros problemas”.

El 2 de abril Irán y las potencias del Grupo 5+1 (EEUU, China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) alcanzaron en Lausana (Suiza) un acuerdo preliminar sobre la política nuclear de Teherán. Se prevé que el programa de enriquecimiento de uranio sea limitado y esté supervisado internacionalmente por un periodo de hasta 25 años, y establece que el 95 % del uranio ya producido debe ser diluido o enviado al exterior.

No obstante, considera precipitados los temores sobre un posible acercamiento entre EE UU e Irán que últimamente resuenan en Moscú. “Aunque Obama estuviera interesado en rebajar la tensión con Irán, su administración sigue una política de contención de la expansión iraní”, asegura Kuznetsov.

“Los norteamericanos han rehusado apoyar a Irán en sus esfuerzos por combatir al Estado Islámico; en Siria, la oposición al régimen vuelve a cobrar fuerza, así como el apoyo de Occidente a los rebeldes armados, y Washington ha apoyado la gestión de Arabia Saudí en el conflicto yemení”, aclara el experto.

Al mismo tiempo, Kuznetsov no prevé un rápido desarrollo de la relación ruso-iraní tras la firma del acuerdo, ya que Rusia ya mantiene una relación de cooperación política con Irán.

De manera periódica, altos cargos iraníes acuden de visita a Moscú; Rusia ofrece apoyo técnico-militar a Irán, y ambos países apoyan a al-Asad en Siria.

Sin embargo, hablar de una asociación estratégica sería precipitado, pues la parte iraní tiene motivos de descontento. Por ejemplo, Irán está tratando de entrar en la OCS (Organización de Cooperación de Shanghái), pero Rusia no se los está poniendo fácil porque Kazajistán y China son contrarios a su ingreso”. 

Nuevas oportunidades para la UE

La cooperación bilateral en el ámbito económico también tiene sus limitaciones: “Rusia ha desaprovechado el periodo de sanciones para estrechar lazos con Irán y ahora tendrá que competir con la UE y China. Nosotros solo tendremos demanda en ámbitos específicos como el del átomo pacífico, el sector ferroviario y el de la electricidad. Quien más se beneficiará de la firma del contrato será la Unión Europea”.

Si se levantan las sanciones de Irán, Rusia tendrá que competir con los países occidentales e Irán contará con ‘un margen de maniobra más amplio’, declaró a Gazeta.ru el jefe del Consejo de Política Exterior y de Defensa de Rusia, Fiódor Lukiánov.

El experto del Instituto de Economía Global y Relaciones Internacionales adscrito a la Academia de las Ciencias rusa, Alexéi Arbátov, está de acuerdo: “Es posible que aumente la cooperación económica, pero si bien podemos ganar en el sector de la venta de armas, en otros campos Irán siempre puede dirigirse a Japón y EE UU”.

El director del departamento del Cáucaso del Instituto para el Estudio de los Países de la CEI, Vladímir Yevseev, se muestra más optimista. Este ha declarado que, ahora se abre toda una ventana de posibilidades para Rusia en relación con Teherán, puesto que las sanciones no se levantarán de inmediato.

“En verano podría ponerse en marcha la construcción de una planta de generación de energía en Bushehr; la parte iraní tiene también una propuesta para modernizar sus ferrocarriles; estamos a punto de ampliar la cooperación militar, lo que implicará mayores suministros de tecnología para la marina y las fuerzas aéreas, además de la modernización de los sistemas de defensa antiaérea y la realización de ejercicios militares conjuntos y formación de personal”, comenta el experto.

Lea más: Rusia quiere entrar en el mercado de Irán cuando se levanten las sanciones>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies