El sector textil español apuesta por Rusia pese a la crisis

Fuente: Elvert Barners/flickr.

Fuente: Elvert Barners/flickr.

El sector textil mantiene su interés por el mercado ruso, apostando por la adaptación y paciencia. La depreciación del rublo y la caída del poder adquisitivo no augura buenos resultados a corto plazo, pero lo más difícil fue entrar en el mercado, por lo que merece la pena aguantar el pulso.

A pesar de las tensiones entre la UE y Rusia y la drástica devaluación del rublo  con respecto al euro, las exportaciones del sector textil español a Rusia se han mantenido o incluso han aumentado en torno al 10% en el año 2014, dependiendo de la fuente y las partidas consultadas.Ronda los 400 millones de euros anuales.

Hay firmas que incluso han optado por expandir su negocio en Rusia. Por ejemplo, Inditex abrió tres tiendas de Lefties, su marca de bajo coste. De hecho, para Lefties el mercado ruso ha representado un salto internacional.

El grupo Inditex abrió el año pasado 56 locales en Rusia y cuenta ya con 442 comercios en el país eslavo. Además de Zara, con 84 tiendas, se encuentra Bershka (79 tiendas) y marcas como Oysho, Zara Home o Pull&Bear.

Aunque el aumento de tiendas no significa un aumento del volumen de ingresos, sobre todo por la depreciación del rublo. La estrategia del gigante español es a largo plazo: “Mantenemos el desarrollo de nuestro negocio en Rusia, debo decir que de un modo bastante satisfactorio, así que no haremos grandes cambios desde el punto de vista de estrategia o de aproximación a ese mercado”, declaraba el director Pablo Isla, según informa El País. 

A su vez, Mango, ha introducido su nueva línea de tallas grandes abriendo una tienda en el Centro Comercial Mega Kazan, situado en la ciudad de Kazán, a 725 km al este de Moscú. Aniko Kostyal, director de Expansión de Mango Rusia y los CIS, afirmó en una entrevista publicada en moda.es, que habían lanzado Violeta by Mango en Rusia al mismo tiempo que en España, Alemania, Turquía, Francia e Italia.

Cortefiel, por su parte, a pesar de que su facturación consolidada en Rusia creció un 1,1%, opta por una estrategia más prudente y decide  llevar a cabo sólo cuatro o cinco aperturas de los 70 locales previstos, quedando a la espera de lo que pueda pasar en un futuro con el rublo.

En declaraciones a RBTH, Luis Cacho Quesada, consejero de la Oficina Económica y Comercial de Moscú, señala que aún es pronto para consolidar el descenso del consumo y de las importaciones en el sector de la moda, pese a los números negativos publicados durante los últimos meses de 2014 y primeros de 2015.

Concluye que para realizar un análisis más profundo, sería importante contar con datos que reflejen un período más amplio y no se vean tan marcados por el impacto de la alta volatilidad cambiaría de estos dos meses y la incertidumbre inducida por la misma.

El mercado textil ruso está muy segmentado y las 20 empresas más importantes acumulan una cuota de mercado de apenas el 12%. Conviven en él pequeñas y grandes empresas nacionales, así como multinacionales y pequeñas marcas extranjeras.

La Collection Premiere Moscow se celebró entre el 24 y 27 de febrero en la capital rusa y es la principal feria del sector de la moda en el país. Reúne a alrededor de 400 expositores procedentes de más de 16 países y puede servir de termómetro de la situación en el país.

España ha ocupado el cuarto puesto por número de empresas participantes, siendo Italia el país más representado. A pesar de la bajada del número de expositores y visitantes-la participación española ha caído casi un 40%, en términos generales- las empresas españolas están satisfechas.

El consejero de la Oficina Comercial de Moscú señala que los resultados ha sido inferiores a los registrados en años anteriores y que el volumen de los pedidos medios se ha visto reducido.

No obstante, precisa que el resultado final ha sido más positivo de los previsto, teniendo en cuenta la situación general. “Nos consta que muchas empresas han mantenido o sólo han reducido ligeramente su volumen de pedidos. En un contexto en el que los propios distribuidores se encuentran con dificultades de cara a seleccionar sus proveedores, algunos exportadores españoles incluso han visto incrementado su volumen de clientes y pedidos, y también han comenzado a trabajar con distribuidores que anteriormente trabajaban con otros proveedores o productos de otros mercados y ahora buscan relaciones calidad”.

En la misma línea se pronuncia Eligio Santos, director comercial de la marca gallega, Olga Santoni, presente en el mercado ruso desde hace cinco años: “Esta edición ha sido una mezcla de sensaciones. Nuestro cliente habitual ha comprado menos, pero hemos recibido pedidos de clientes de segmentos de precio superiores, que antes no nos compraban y ahora buscan proveedores con precios más competitivos”. 

Actualmente la firma apuesta por el desarrollo de relaciones comerciales con clientes que antes compraban a firmas italianas, con precios muy superiores. Además de su colección general, Olga Santori ofrece modelos especialmente creados para Rusia, teniendo en cuenta la predilección por las materias naturales del consumidor ruso. Exportan a más países, siendo Rusia un mercado relativamente nuevo, que representa un 5% de sus exportaciones.

También Irina Grusha Oreggioni, manager de exportaciones de Diseño y Textura S.A, (encargada de las marcas Ana Mora y Brunella), se muestra muy optimista. Comenta que exportan sus diseños con éxito por toda Europa, Oriente Medio y Asia Oriental.

Rusia representa un 70% de sus exportaciones, mercado en el que están presentes desde  1994. Distribuyen sus prendas a través de un mayorista, apostando fuerte por la participación en ferias.

Llevan acudiendo a la CPM Moscú desde hace 12 años. A pesar de la inestabilidad del rublo, para esta firma la feria ha tenido un resultado muy igualado en comparación con los años anteriores. Como precisa Irina: “Aunque hay una pequeña bajada en las ventas, hay clientes que por el miedo compran menos, también abrimos mercado gracias a los nuevos clientes”. Añade, que toman varias medidas para contrarrestar la crisis del rublo, entre ellas ofreciendo diseños más elaborados y una gama de tallaje más amplia.

En el reciente estudio de mercado de Monsterrat Taboada,  publicado bajo la supervisión de la Oficina Comercial, es optimista respecto a las perspectivas de los próximos años, aunque no pierde de vista el posible freno de la demanda provocado por la situación económica.

Señala también que “la importante entrada de marcas de moda internacionales durante la última década, junto al reducido número de importadores con que cuenta el país, ponen de manifiesto un alto grado de saturación del mercado”.

Las oportunidades se encuentran en el gran aumento de la venta por internet; en la diversidad regional, que ofrece circunstancias diferentes con posibilidades de realizar negocios en áreas concretas, y en el aumento de la práctica deportiva, que crea nuevas opciones de venta, dice el informe.

Alina Bondarenko es abogada y Técnico de Comercio Exterior.

Lea más: ¿Cómo veían los rusos a los españoles...hace tres siglos?>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.