Niños enfermos rusos se rehabilitan en España

Fuente: Fundación Hijos del Sol

Fuente: Fundación Hijos del Sol

En la localidad malagueña de Benalmádena se ha celebrado la presentación del proyecto benéfico hispano-ruso 'Los Hijos del Sol'. El proyecto dedicado a la rehabilitación infantil es una iniciativa conjunta de varias organizaciones médicas y sociales rusas y españolas.

Kirill, Regina y Mijaíl, los tres niños que han tenido la suerte de poder participar en la primera fase del proyecto 'Los Hijos del Sol' ya están en el Hospital Vithas Xanit Internacional en Benalmádena donde el 5 de marzo se celebró la presentación del proyecto. Llegaron el 26 de febrero y los organizadores del programa ya están hablando de un milagro: Kirill, el niño que hace cuatro años estaba paralizado pudo hacer sus primeros pasos en el hospital Xanit.

“Llevamos aquí una semana y para nosotros es el segundo aliento”, cuenta su madre muy emocionada. “Antes de llegar a España estábamos en una situación en la que no sabíamos cómo actuar. Y ahora entiendo que lo hemos hecho todo bien. Aquí mi hijo pudo dar sus primeros pasos y para nosotros es un gran estímulo para seguir adelante”, confiesa la madre.

El proyecto 'Los Hijos del Sol', una iniciativa puesta en marcha por el Foro Internacional Hispano-Ruso (FIHR), la Fundación Unidad Popular (Narodnoe Edinstvo) de Rusia y el hospital Hospital Vithas Xanit Internacional tiene como objetivo la rehabilitación, médica y social, de niños que han superado graves enfermedades. Hasta hace poco la rehabilitación de los pequeños pacientes que habían vencido finalmente la enfermedad, constituía un problema para los centros médicos.

Para facilitar este proceso, el proyecto "Los Hijos del Sol" tiene prevista la participación de instituciones médicas de Rusia y España. De tal modo, especialistas en distintos campos de ambos países podrán establecer relaciones bilaterales, iniciar la realización de proyectos conjuntos e intercambiar  experiencias en el ámbito de medicina de altas tecnologías.

Alexander Rapoport, fundador de la Fundación Unidad Popular de Rusia, explica a RBTH que la idea del proyecto surgió durante la celebración de días de cultura rusa en los que conocieron a los socios españoles. Sobre todo destaca la respuesta cálida y rápida que tuvo la parte española ante la idea del proyecto. Ricardo Bocanegra, presidente del FIHR, que ha hecho que este proyecto sea posible está de acuerdo: “Cuando el Sr. Rapoport pidió nuestra colaboración no dudamos ni un minuto”, dice él.

Según Natalia Steshina, directora general de la Fundación Unidad Popular de Rusia eligieron España como socio en un proyecto tan importante porque en Rusia los médicos recomiendan este país como experto en tratamiento de enfermedades autoinmunes. Y por lo visto han hecho una elección muy buena: las madres de los niños no paran de agradecer a los organizadores hablando del “milagro español” y el caso de Kirill es totalmente excepcional. La segunda fase del proyecto se desarrollará en Moscú donde los niños españoles podrán someterse al proceso de rehabilitación en el centro Russkoe Pole y centro de hematología infantil de Dmitri Rogachev.

Lea más: La sanidad rusa, en busca de modelo>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies