Rusia amenaza a la APCE con la ruptura total

Fuente: TASS / Mijaíl Dzhaparidze

Fuente: TASS / Mijaíl Dzhaparidze

Rusia está barajando abandonar definitivamente la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE). Así lo anunció Alexéi Pushkov, jefe de la delegación rusa en Estrasburgo, el 28 de enero. Sin embargo, los expertos y los políticos europeos opinan que Moscú es consciente de la importancia de cooperar con la Asamblea, y se limitará a apartarse del organismo de forma temporal.

“Abandonamos la Asamblea Parlamentaria hasta finales de año, felicitamos a la Asamblea Parlamentaria por haber tomado una decisión contraproducente que acarreará un grave perjuicio para el diálogo interparlamentario de toda Europa”, declaró Pushkov en referencia a la decisión de vetar los derechos de la delegación rusa hasta el mes de abril.

“Quiero hacer hincapié en que, hasta la fecha, Rusia no habría admitido la posibilidad de salir del Consejo de Europa, pero la decisión que ha tomado la Asamblea ha puesto esta posibilidad en el orden del día”, dijo el parlamentario ruso.

Una fuente de la delegación rusa ha declarado a RBTH que, tras el conocer el veredicto de la Asamblea favorable a prolongar las sanciones que se impusieron en abril de 2014 a raíz de la anexión de Crimea a Rusia, habrá que tomar decisiones cruciales sobre la permanencia de Rusia en este organismo. “Con cada nueva sesión mantendrán en vilo a la delegación rusa, privándonos del derecho a voto y de la posibilidad de trabajar plenamente en la APCE”, puntualiza la fuente, y señala que cada vez que los rusos se dirijan a los parlamentarios europeos, se les plantearán nuevas exigencias.

“Esta vía no es constructiva, pero no hemos sido nosotros quienes la hemos elegido. Estábamos dispuestos a trabajar en la APCE, a tener en cuenta las observaciones críticas que nos hicieran, a expresar nuestra postura ante cualquier observación, pero nos han privado del derecho a voto y se niegan a escucharnos”, opina Vladímir Dzhabárov, vicepresidente del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación.

Según fuentes de RBTH, Rusia debe suspender el pago de los honorarios por ser miembro de la Asamblea, que ascienden a 32,3 millones de euros anuales. Esta cantidad representa el 10,5% del presupuesto del organismo.

Moscú baraja la ruptura total

No obstante, la prolongación de las sanciones impuestas a la delegación rusa pone en el orden del día la propia permanencia de Rusia en el Consejo de Europa. Pushkov ya había anunciado que esta cuestión se revisará a finales de 2015 “en función de la situación política del momento”.

En referencia a las declaraciones de Pushkov, Thorbjørn Jagland, secretario general del Consejo de Europa, dijo a RBTH: “Considero que no debemos intimidarnos unos a otros amenazándonos con excluir del Consejo de Europa a determinado miembro o abandonar definitivamente el Consejo de Europa. No puedo imaginar qué ocurrirá en la Europa moderna, y nosotros volveremos a dividir los pueblos y a excluirnos mutuamente. Debemos afrontar los problemas que se nos plantean a día de hoy”.

Jagland está convencido de que Rusia tiene interés en seguir siendo miembro del Consejo porque “es precisamente aquí donde Rusia mantiene un vínculo con el resto de Europa y donde participa en calidad de nación europea”. El secretario general cree que el Kremlin es de la misma opinión.

En una entrevista con Gazeta.ru, Serguéi Utkin, jefe del Departamento de Evaluaciones Estratégicas del Centro de Análisis de la Situación, adscrito a la Academia Rusa de la Ciencias, declaró que es poco probable que Rusia salga de la Asamblea: “Tengo la impresión de que la utilidad pública del Consejo de Europa no está en tela de juicio, ni siquiera entre los que se muestran críticos con la Asamblea. Desde este punto de vista, la 'ruptura' puede entenderse como lo que ha sido hasta el momento: que los parlamentarios renuncien a participar incluso en aquellas actividades que hasta ahora no se les habían vetado.

Pero, con todo, Rusia considera que hay otros organismos europeos de mayor relevancia. “Ahora trasladaremos la actividad de la Asamblea al marco de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE y la Asamblea Parlamentaria de los Países del Mediterráneo, y, desde estas instituciones, entablaremos un diálogo constructivo en torno a la problemática europea”, anunció Ígor Morózov, miembro de la Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación.

Lea más: Los 5 mayores desafíos de la política exterior rusa en 2015>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies