“EE UU trata de crear nuevos escándalos de espionaje”

Fuente: Daniel Villeneuve/123RF.COM

Fuente: Daniel Villeneuve/123RF.COM

El representante oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores, Alexander Lukashévich, comentó la reciente detención de un ciudadano ruso en Nueva York, acusado de espía por las autoridades estadounidenses.

“Da la impresión de que las autoridades estadounidenses decidieron volver a recurrir a sus prácticas favoritas de incendiar escándalos de espionaje”, afirmó el diplomático ruso. “Las relaciones ruso-estadounidenses desde hace un tiempo no viven su mejor período. Parece que Washington actúa de acuerdo con la idea de 'cuanto peor (estén ellos), mejor (para nosotros)' y decidió lanzar otro episodio de la campaña antirrusa”, agregó.

Lukashévich resaltó el efecto que puede causar lo sucedido sobre el futuro de relaciones entre Rusia y EE UU. Dijo que el escándalo puede “socavar las perspectivas” de desarrollo de cooperación bilateral y “se quedará en la conciencia de sus impulsores”.

El lunes la fiscalía rusa informó del arresto del empleado de un banco Evgueni Buryakov, de 39 años, por cargos de espionaje para el gobierno ruso en el territorio de EE UU. Según la información de los servicios especiales estadounidenses, se trataba de un agente encubierto que debía recoger información sobre economía. Estos datos figuran en la declaración del fiscal general de EE UU Erick Holder. Buryakov, que se presentará ante la corte el 9 de febrero, declaró que insistirá en su inocencia. Según las fuentes de la agencia de noticias RIA Novosti, puede recibir una condena de hasta diez años de cárcel.

Según la acusación, la tarea de Biryukov consistía en recolectar información acerca de qué bancos rusos podrían ser los siguientes en estar afectados por las sanciones de EEUU.

Además, debía investigar la explotación de fuentes alternativas de energía en el país. La fiscalía también afirma que envió información clasificada sobre la venta de aviones de EE UU a un tercer país.

Además de Buryakov, hay otros dos ciudadanos rusos acusados, Igor Spóryshev y Víctor Podobnii

Ambos son diplomáticos, Spóryshev era el representante comercial de Rusia en Nueva York y Podobnii, el agregado diplomático de la sede permanente de Rusia ane la ONU. No han podido ser detenidos porque ambos se encuentran fuera de los EE UU.

La fiscalía no presentó ninguna prueba en contra de ninguno de los acusados, afirmaron en el Ministerio de Exteriores ruso.

Lea más: Un espía ruso revela sus secretos>>>

Para la realización de este artículo se ha utilizado material de ria.ru y Lenta.ru.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies