Rusia y Ecuador firman acuerdo de cooperación interparlamentaria

Fuente: EPA / TASS

Fuente: EPA / TASS

El 13 de enero se celebró en la capital de Ecuador la XXIII Reunión del Foro Parlamentario Asia-Pacífico (FPAP). En la reunión se debatió sobre cuestiones como la cooperación para garantizar la paz y la estabilidad en la región, la estimulación del comercio y la inversión, el cambio climático y la lucha contra las organizaciones criminales y contra el terrorismo.

En el foro participa una delegación rusa con una importante representación, encabezada por la presidenta del Consejo de la Federación (la cámara alta del parlamento ruso), Valentina Matvienko, que el 12 de enero dio un discurso en la asamblea plenaria sobre “Las garantías de paz y seguridad en la Región Asia-Pacífico”.

“Esta cuestión cada vez adquiere más importancia, - señalaba Matvienko. – Por esta razón, la delegación rusa ha propuesto un proyecto de resolución titulado ‘Política y seguridad en la Región Asia-Pacífico’, cuyo estatuto principal es la organización del trabajo para la preparación de un proyecto de Acuerdo sobre principios de la cooperación y la seguridad”.

A pesar de la importancia de las cuestiones debatidas en esta superficie, Estados Unidos no ha estado presente. “No están cómodos aquí, porque se ven obligados a tener en cuenta la opinión de los demás países. Esto no les interesa, les parece poco productivo”, señalaba el presidente del comité del Consejo de la Federación para asuntos internacionales, Konstantín Kosachov.

Según el experto, el FPAP es una superficie de gran autoridad para el diálogo en la que no existe una decisión previamente preparada ni un dominio de un solo país. “Muchas otras asambleas parlamentarias funcionan según el principio de los hermanos mayores y los hermanos pequeños, - opina Kosachov. – En el FPAP no hay líderes ni forasteros evidentes, ni hay intentos de imponer un punto de vista sobre los demás”.

Por su parte, el viceportavoz del Consejo de la Federación, Iliás Ujamánov, subrayaba que ahora incluso los políticos que no muestran una especial simpatía por Rusia, como por ejemplo el presiente honorario del FPAP, Yasuhiro Nakasone, apoyan una tesis que Rusia lleva tiempo proponiendo. Se trata de que en un mundo multipolar es imposible la dictadura de un solo país y la imposición de su voluntad sobre los demás, según aclaraba Ujamánov a la prensa en Quito. 

La anfitriona del foro, la presidenta de la Asamblea Nacional del Ecuador, Gabriela Rivadeneira, también se expresó a favor de la diversidad de un modelo multipolar en el orden mundial. En su opinión, esta idea debería reflejarse en la resolución final del FPAP.

Aprovechando la presencia en Quito de los emisarios de Rusia, Rivadeneira firmó con Matvienko un acuerdo sobre cooperación interparlamentaria. Ahora Rusia y Ecuador celebrarán consultas sobre cuestiones internacionales de interés mutuo y colaborarán en organizaciones parlamentarias para reforzar la estabilidad y la seguridad tanto en la Región Asia-Pacífico como a escala mundial. Además, los organismos legisladores apoyarán la cooperación económica y cultural entre ambos países.

Según Matvienko, Rusia no contempla la firma de este acuerdo como un ritual o un formalismo. “Rusia contempla a Ecuador como un importante socio estratégico en Latinoamérica que ha demostrado su fiabilidad”, - subrayaba Matvienko. Entre los ámbitos de la cooperación con mayores perspectivas, la portavoz del Consejo de la Federación destacaba la extracción y el procesamiento de minerales, la energía eléctrica, el transporte ferroviario y la agricultura.

En el marco del foro se celebró la presentación de la región rusa de Primorie. Según explica Tatiana Zabolótnaya, vicegobernadora, esta región ocupa una posición importante en el desarrollo del Extremo Oriente. “El ritmo de crecimiento de nuestra economía es casi 1,5 veces mayor que el índice medio de Rusia. La industria se desarrolla intensamente en nuestra región”, señalaba Zabolótnaya, quien propuso a sus socios de los países de la Región Asia-Pacífico la localización de su producción en los cinco territorios de desarrollo prioritario del Extremo Oriente de Rusia.

“La cuestión del refuerzo de la economía del Extremo Oriente y Siberia y de sus relaciones con los países de la Región Asia-Pacífico es una de las prioridades de la política de Rusia, - comenta a RBTH el investigador principal del Instituto de Latinoamérica de la Academia Rusa de Ciencias, Alexander Sizónenko. – En este sentido, en el foro de Quito han surgido algunas nuevas perspectivas. No obstante, deberían impulsarse también las posibilidades que surgieron antes pero no llegaron a realizarse”.

La opinión del experto se basa en su participación en una serie de foros económicos en Vladivostok. En primer lugar, es necesario establecer vínculos comerciales entre el Extremo Oriente y Siberia y los países de Latinoamérica directamente a través del océano Pacífico, porque hasta ahora, prácticamente todos ellos pasan por el océano Atlántico, señala Sizónenko.

Lea más: El contrapeso de EE UU en América Latina>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.