Moscú y Caracas intentan regular la crisis del petróleo

Putin y Maduro se reunirán el jueves en Moscú con el precio del crudo como uno de los asuntos prioritarios. Fuente: AP

Putin y Maduro se reunirán el jueves en Moscú con el precio del crudo como uno de los asuntos prioritarios. Fuente: AP

El jueves 15 de enero el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reunirá con el presidente venezolano Nicolás Maduro. El principal tema de debate entre los dos líderes será el mercado mundial y los precios del oro negro.

“Durante el encuentro, Putin y Maduro tratarán cuestiones como las relaciones bilaterales y la interacción en la realización de proyectos conjuntos, así como los problemas con los que se encuentran ambos países durante la aplicación de estos proyectos”, declaraba Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente ruso, quien también señaló que no puede decir con seguridad si se estudiará concretamente la regulación conjunta de los precios del petróleo, pero subrayó que “sin duda, se hablará acerca de los precios y de la situación de los mercados mundiales de petróleo”.

Maduro llegará mañana a la capital rusa procedente de Argel y desde el aeropuerto se dirigirá a Novo Ogariovo, la residencia campestre de Putin en las afueras de Moscú, donde se celebrará la reunión, informa EFE.

El presidente venezolano se encuentra en una gira internacional que dio comienzo el 5 de enero con una visita a Pekín. El mandatario venezolano también ha visitado varios países miembros de la OPEP, concretamente a Catar, Argelia, Arabia Saudí e Irán. Durante sus encuentros con los líderes de estos países, Maduro ha tratado principalmente la cuestión del restablecimiento de los precios del combustible. Esta serie de visitas internacionales ya ha sido calificada como una de las más importantes de toda su legislatura.

Durante su gira, Nicolás Maduro ha intentado convencer a sus socios de los gobiernos de los países visitados de que no se enzarzaran en los “juegos geopolíticos” de EE UU Unidos. El líder venezolano está seguro de que Washington, desarrollando depósitos de esquisto y creando de este modo un exceso en la oferta de petróleo en el mercado, intenta perjudicar a Irán, Rusia y Venezuela. La OPEP, según Maduro, debería desempeñar en estas condiciones un importante papel estabilizador.

No en vano fue China el primer destino de la gira del presidente venezolano. El gigante asiático es el principal acreedor y socio comercial y estratégico de Venezuela. En la actualidad, la ayuda de Pekín es de vital importancia para Caracas. Según los expertos, las autoridades de Venezuela únicamente pueden cumplir sus obligaciones sociales ante la población del país con un precio del petróleo alrededor de los 100 dólares por barril. Sin embargo, durante la primera semana de 2015 los precios del combustible venezolano cayeron hasta los 42,44 dólares por barril.

La visita del presidente venezolano a Arabia Saudí no dio grandes resultados. Maduro no logró convencer al gobierno de Riad de la necesidad de recuperar un precio cercano a los 100 dólares por barril. El ministro de Economía y Finanzas de Venezuela, Rodolfo Marco, declaró que ya había dado comienzo el trabajo conjunto para recuperar el anterior precio del petróleo. Sin embargo, Arabia Saudí puntualizó más tarde que no planeaba reducir el volumen de extracción para reducir los precios y que el coste deseado era parte del pasado. 

Dificultades para las autoridades de Venezuela

La situación actual en el país de la Revolución Bolivariana es realmente crítica. Al finalizar el año 2014, la inflación ascendía a un 64%, un porcentaje récord para un país latinoamericano. El problema no reside únicamente en el abaratamiento del dinero, sino también en el acuciante déficit de productos de alimentación y artículos de primera necesidad.

Se trata también de un periodo difícil para la economía rusa. En concreto, la caída de los precios del petróleo ha provocado la caída del rublo. A día de hoy un dólar se cambia a 66 rublos y el euro a 77,9 rublos. Además, los bancos rusos han elevado las tasas de interés y se ha limitado la concesión de nuevos préstamos. También han aumentado los precios de los bienes y productos.

El pasado martes, el precio del petróleo de la marca Brent cayó hasta los 45,23 dólares por barril y el de la marca WTI hasta los 44,38 dólares por barril, el índice más bajo desde 2009. Además, la semana pasada la cesta OPEP descendió hasta 41,5 dólares.

Los precios mundiales del petróleo están bajando debido a los temores de los inversores de que las reservas de oro negro en EE UU sigan aumentando.

El coste del petróleo se redujo también después de que el pasado lunes los analistas de Goldman Sachs degradaran drásticamente los pronósticos del coste del petróleo de Brent y WTI, señalando que los precios del petróleo iban a mantenerse en el nivel de los 40 dólares por barril durante todo el primer semestre de 2015 como consecuencia de la reducción de la inversión en la industria estadounidense del petróleo de esquisto.

Lea más: Venezuela y Rusia entre los países más vulnerables por la caída petrolera>>>

Artículo en base a noticias de Vzgliad y Kommersant.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies