Rusia aplaude la normalización de las relaciones entre EE UU y Cuba

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

Rusia ha reaccionado de forma positiva a la decisión anunciada por EE UU el pasado 17 de diciembre de normalizar sus relaciones con Cuba y ha declarado que esta decisión debería haberse tomado hace ya mucho tiempo.

El 17 de diciembre Estados Unidos anunció una normalización de sus relaciones con Cuba que incluirá la ampliación del comercio y el restablecimiento de los contactos políticos y de las relaciones diplomáticas. El presidente estadounidense Barack Obama también instó al Congreso a la anulación del bloqueo de más de medio siglo a Cuba.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó el pasado día 25 que la asociación estratégica con Cuba es sólida y no teme un alejamiento entre los dos países.

"La última visita del presidente Vladímir Putin a La Habana y la reciente reunión de la comisión intergubernamental para cooperación económica han demostrado, y para nosotros es evidente, que nuestra asociación estratégica con Cuba es sólida", dijo Lavrov en el periódico Kommersant.

Recalcó que "los cubanos, al igual que los rusos, nunca olvidan a quienes les apoyaron en los momentos difíciles y no van a poner en riesgo sus intereses fundamentales en la profundización de la asociación estratégica" entre ambos países.

Los expertos rusos consultados señalan que EE UU y Cuba deberían haberse reconciliado hace mucho tiempo y que con esta iniciativa el presidente Obama está intentando pasar a la historia habiendo conseguido resolver al menos un conflicto importante.

“Evidentemente, Cuba dependerá menos de Rusia. Yo creo que este es uno de los motivos de este viraje diplomático por parte de Washington. Si el proceso se lleva a término, Cuba dependerá menos de Rusia y la influencia de Rusia sobre Cuba y sobre otros países latinoamericanos se irá reduciendo”, opina el director del Centro de Seguridad Internacional de la Academia Rusa de Ciencias, Alexéi Arbátov.

“El resto de sus socios y aliados, como Rusia, se han convertido en enemigos y él (Obama) busca febrilmente una cuestión en la que conseguir un gran logro, para que el resto de sus enemigos anteriores se conviertan en aliados”, declara el académico en una entrevista para RIA Novosti.

Según el director del Instituto de Valoraciones Estratégicas, Serguéi Oznobischev, el presidente estadounidense intenta en gran medida “justificar su premio Nobel de Paz”, conseguir algún éxito histórico antes de que finalice su mandato a finales de 2017.

“Es un intento de conseguir algo para dejar su huella en la historia, aunque sea para justificar de algún modo su premio Nobel de la Paz. La recuperación de las relaciones con Cuba podría considerarse realmente como un hito histórico. Para la sociedad estadounidense esto implicará sin duda una reorganización de toda la comunidad y de las élites en materia de política exterior”, comenta Oznobischev.

Según declaraba a RBTH Alexánder Sagomonián, doctor en Historia y profesor de la MGU, Estados Unidos ha optado por ocupar una postura pragmática e intenta incluir a Cuba en su ámbito de influencia.

“En esta situación es evidente un error colosal cometido en su momento por Gorbachov y Yeltsin, ya que Cuba siempre fue para nosotros un importante socio estratégico. Evidentemente, esto le costó muy caro a nuestro país, porque habíamos conseguido establecer una cooperación económica, política y comercial. Cuando comenzó la perestroika, rompimos todas nuestras relaciones con Cuba, - declara Sagomonián. – Si Cuba hubiera permanecido en nuestra órbita, ahora no nos enfrentaríamos al problema de la expansión de la OTAN hacia el este. En lo que respecta a la modernidad, el presidente Putin hizo un gran aporte a la recuperación de los contactos, pero de todos modos, el daño provocado en la época de Gorbachov y Yeltsin es imposible de subsanar”.

Sagomonián señalaba que la normalización de las relaciones entre EE UU y Cuba podría debilitar la posición de Rusia en la cuenca del Caribe. “Ahora tenemos que apoyar más activamente nuestra cooperación con Cuba. Por suerte, muchas generaciones de cubanos han sido educadas en el respeto por la URSS y nosotros debemos aprovechar eso, intentar recuperar el potencial con el que contábamos”.

Zbignev Ivanovski, director de la sección de ciencias políticas del Instituto de Latinoamérica de la Academia Rusa de Ciencias, comentaba a RBTH que la retirada del embargo podría influir positivamente en la economía cubana y en el nivel de vida de los cubanos de a pie, y la ampliación del acceso a internet les permitirá obtener información alternativa, algo que podría tener también consecuencias políticas. 

“La normalización de las relaciones entre EE UU Unidos y Cuba apenas tendrá consecuencias negativas para Rusia, y Cuba cumplirá todos los acuerdos alcanzados entre nuestros países, - subraya Ivanovski. – Incluso si se intenta presionar en este aspecto, no creo que los hermanos Castro dejen de lado sus principios”.

Vasili Beloziórov, copresidente de la Asociación de Politólogos Militares, opinaba en una entrevista para RBTH que la nueva política de EE UU podría tener consecuencias negativas para Cuba y que el gobierno cubano debía mostrarse más precavido.

El politólogo considera que la decisión de Obama no influirá en las relaciones ruso-cubanas. “Nuestros vínculos políticos y militares con Cuba no deberían debilitarse, es más, gracias a la antigüedad de nuestras relaciones, no harán más que ir en aumento. Es incluso inimaginable una situación en la que Cuba llegara a introducir sanciones contra Rusia”, añadía Ivanovski.

Lea más: Rusia y Latinoamérica se necesitan mutuamente>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.