Celebración en Moscú de la amistad ruso-cubana

La delegación cubana ante el mausoleo del dirigente revolucionario Vladímir Lenin en la Plaza Roja. Fuente: Andréi Raskin

La delegación cubana ante el mausoleo del dirigente revolucionario Vladímir Lenin en la Plaza Roja. Fuente: Andréi Raskin

La celebración del 50º aniversario de la Sociedad de Amistad Rusia-Cuba en Moscú estuvo marcada por la llegada Fernando González, uno de los cinco presos cubanos en EE UU, Arnaldo Tamyo, el primer cosmonauta de la isla caribeña y Aleida Guevara, hija del comandante Ernesto Che Guevara.

La delegación cubana mantuvo un encuentro con el presidente de la Duma Estatal, Serguéi Naryshkin, que transmitió su admiración por Fernando González. 

Este, junto con otros cuatro cubanos, Antonio Guerrero Rodríguez, Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar y René González Sehwerert, fueron detenidos en 1998 en Estados Unidos y acusados de espionaje y de poner en peligro la seguridad estadounidense. Tres de ellos fueron condenados a cadena perpetua y los dos restantes, a 15 y 19 años de cárcel. En 2011 fue liberado René González que pasó en prisión 13 años. El 24 de febrero de este año salió de la cárcel Fernando González.

Además del encuentro oficial se organizó una comunicación con el segmento ruso de la Estación Espacial Internacional. La cosmonauta Elena Serova y su colega Alexander Samokutiaev saludaron a los participantes en la conferencia internacional por las cinco décadas de la Asociación.

El primer cosmonauta cubano completó un vuelo a bordo de la nave Soyuz-38 y la estación orbital Saliut-6, junto con su colega ruso Yuri Romanenko del 18 al 26 de septiembre de 1980.

Arnaldo Tamayo destacó a RBTH el enorme aporte de Rusia y la Unión Soviética en el desarrollo de la cosmonáutica. “Los últimos grandes pasos espaciales de la humanidad como el aterrizaje del módulo Philie en el cometa también están macados por los descubrimientos soviéticos. No hay que olvidar que este cometa 67P fue descubierto precisamente por los científicos soviéticos Klim Churyumov y Svetlana Gerasimenko en el año 1969”, explicó Arnaldo Tamayo.

Aleida Guevara frente a la tumba del soldado desconocido en la Plaza Roja. Fuente: Andréi Raskin

Según el cosmonauta, la cooperación espacial entre Moscú y La Habana tiene una importancia especial que se ve reflejada en la firma de nuevos acuerdos.  Arnaldo Tamayo afirmó que pronto, y gracias a la colaboración con la Agencia Espacial de Rusia Roscosmos, se va instalar en La Habana una estación que va permitir actualizar el sistema de comunicacines y la televisión cubanas.

Arnaldo Tamayo Méndez deposita flores ante la tumba del primer cosmonauta soviético Yuri Gagarín. Fuente: Andréi Raskin

La visita de las personalidades cubanas finalizó cerca de la muralla del Kremlin. Los asistentes rindieron homenaje a los caídos en Segunda Guerra Mundial. Paseando por la Plaza Roja y antes del regresar a la Habana, Aleida Guevara, hija del comandante Ernesto Che Guevara, habló con RBTH sobre su visión de las sanciones de Occidente impuestas contra Rusia. Según declaró, el pueblo ruso ha demostrado a lo largo de su existencia que es capaz de resistir y que la fuerza de los rusos siempre revive en los momentos más duros.

Lea más: ¿Volverá Rusia a instalar un centro de inteligencia radioelectrónica en Cuba?>>>