La visita de Ollanta Humala a Rusia fortalece los lazos entre los dos países

El presidente peruano realiza una visita oficial de cuatro días al país eslavo, invitado por Vladímir Putin. Fuente: Ria Novosti / Aleksandr Vilf

El presidente peruano realiza una visita oficial de cuatro días al país eslavo, invitado por Vladímir Putin. Fuente: Ria Novosti / Aleksandr Vilf

La gira de Ollanta Humala se inicia con unas negociaciones de alto nivel en el Kremlin el 7 de noviembre. El mandatario peruano se reunirá con Vladímir Putin. Se planea debatir las perspectivas de promoción de la cooperación ruso-peruana en distintos ámbitos.

En este mismo encuentro, según informa el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia a RBTH, se firmará un paquete de documentos que elevarán la cooperación bilateral a un nuevo nivel.

Este no es el primer viaje de Humala a Rusia. En 2010, todavía en la oposición, visitó el país por invitación de la Fundación Apóstol Andrés. En septiembre de 2012 se reunió con Putin en Vladivostok durante la cumbre del APEC.

La actual visita coincide con el 45º aniversario del inicio de las relaciones diplomáticas entre Rusia y Perú. Serán la continuación de un activo y sustancioso diálogo entre ambos países, que en 2006 firmaron un Acuerdo de Colaboración.

Rusia y Perú tienen posturas cercanas respecto a muchas cuestiones del orden del día internacional y regional, lo cual crea unas excelentes condiciones para la interacción en el marco de la ONU y de otras organizaciones y otros foros internacionales, como la APEC.

“Cabe señalar el hecho de que fue Humala quien, tres años antes de convertirse en presidente, introdujo en el parlamento de Perú un proyecto de resolución sobre el reconocimiento de la independencia de Osetia del Sur y Abjasia, - declara a RBTH el investigador jefe del Instituto de Latinoamérica de la Academia Rusa de Ciencias, Emil Dabaguián. – Humala argumentó su propuesta declarando que Perú había reconocido anteriormente la separación de Kosovo de Serbia, por lo que en este caso podía actuar de forma análoga”.

En el programa electoral de Humala, las relaciones con Rusia tenían un punto entero dedicado solo a ellas. No sorprende el hecho de que los líderes de ambos países presten una especial atención al desarrollo de las relaciones económicas y comerciales. Después de 30 años prácticamente perdidos, el volumen del comercio bilateral en los años 2007-2013 se incrementó de 200 a 500 millones de dólares. No obstante, por ahora el intercambio comercial está formado básicamente por materias primas y productos con un valor añadido bajo.

En vísperas de esta visita, en Moscú se celebró la 4ª reunión de la Comisión Intergubernamental Mixta Ruso-Peruana para la Cooperación Económico-Comercial, Científico-Técnica y en la Pesca. Los participantes en esta reunión diseñaron una especie de hoja de ruta para la colaboración ruso-peruana que incluía proyectos concretos y ámbitos de cooperación con grandes perspectivas.

Los peruanos apoyaron, en particular, una iniciativa rusa para recuperar la actividad de la Representación Comercial de la Federación Rusa en Perú, que se encargará de la coordinación de los proyectos de las compañías rusas en este país y de la promoción de proyectos conjuntos.

En primer lugar figuran la extracción de materias primas y minerales valiosos, la industria del petróleo y el gas, la energía eléctrica, el procesamiento de la madera y la modernización de las carreteras, aeropuertos e infraestructura marítima. También se contempla la tarea de construir una red de ferrocarriles peruana unificada e intercambiadores con los países vecinos. Próximamente una delegación de expertos rusos visitará Perú para desarrollar la idea de este proyecto y concretar los pasos para su realización.

Por su parte, Perú podría ampliar su exportación a Rusia de una gama de productos agrícolas más amplia, incluyendo productos de pesca. El suministro de pescado, cangrejos y gambas de Perú se incrementó cuando Rusia prohibió la importación de estos productos desde Estados Unidos, Canadá, la UE, Australia y Noruega en el marco de su embargo alimentario.

Además, los organismos reguladores de Rusia han acreditado recientemente a 13 empresas peruanas que sean nuevos proveedores de alimentos, entre otros, de vino, mandarinas y aguacates. La gama de exportación de Perú podría incluir también muchos tipos de productos textiles y químicos, así como derivados de maderas tropicales.

La cooperación en el ámbito técnico-militar

En 2012 se firmó un acuerdo sobre la formación de soldados peruanos en universidades militares rusas y a finales de 2013 se acordó el suministro de 24 helicópteros Mi-171Sh para la lucha contra el narcotráfico. Entre los planes a corto plazo figura la apertura en Perú de un centro de servicio técnico de helicópteros que dará asistencia a toda Sudamérica.

Además, la corporación de construcción de aviones MiG ha ofrecido al Ministerio de Defensa de Perú varios cazas MiG-35S. Según el director general de MiG, Serguéi Korotkov, los nuevos aviones podrían remplazar en las Fuerzas Aéreas peruanas a 19 unidades del antiguo modelo MiG-29, que llevan casi 30 años en uso y han quedado prácticamente anticuadas.

Relaciones culturales

Un importante componente de la cooperación ruso-peruana son las relaciones científico-técnicas, culturales y humanísticas. En particular, en Lima existe una escuela en la que se enseña lengua rusa, y en el Centro Ruso de ciencia y Cultura se celebra regularmente exposiciones de fotografía, veladas literarias y muestras de cine.

Según un Acuerdo de cooperación en el ámbito de cultura, educación y ciencia, a los estudiantes peruanos se les otorgan 30 becas anuales para estudiar en Rusia. Además, el Acuerdo sobre el reconocimiento mutuo y la equivalencia de documentos de educación y grados científicos firmado en 2012 abre nuevas posibilidades para la cooperación.

Debido al creciente interés en el desarrollo de la cooperación en la industria pesquera se espera la participación de empresas pesqueras y formativas de Rusia y Perú en la organización de eventos conjuntos, la celebración de seminarios y la formación de estudiantes. En este sentido, la Universidad Estatal Técnica de Kaliningrado y el Instituto Tecnológico del Perú planean firmar un acuerdo de colaboración.

Cabe añadir que desde 2011 los ciudadanos rusos y peruanos pueden visitar ambos países sin necesidad de visado. En Moscú y Lima han declarado que esto estimulará el futuro crecimiento de las relaciones culturales y comerciales entre los dos países, así como al incremento del turismo.

Lea más: El contrapeso de EE UU en América Latina>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.