La Agencia Espacial de Rusia inspira a artistas contemporáneos mexicanos

Los artistas se hace una foto de familia antes de la pruebas. Fuente: Andréi Raskin.

Los artistas se hace una foto de familia antes de la pruebas. Fuente: Andréi Raskin.

Un grupo de diez artistas y científicos mexicanos realizaron la semana pasada una expedición al Centro de Preparación de Cosmonautas Yuri Gagarin. Allí participaron en vuelos parabólicos con el fin de producir una serie de piezas de arte en un ambiente de gravedad cero.

“La Gravedad de los Asuntos”, así se llama el proyecto ideado por Marcela Armas, Ale de la Puente, Arcángel Constantini, Juan José Díaz Infante, Tania Candiani, Nahum Mantra y Fabiola Torres-Alzaga con el fin de reflejar las implicaciones culturales y científicas de la ausencia de gravedad.

El grupo de diez artistas y científicos mexicanos visitaron la pasada una expedición al Centro de Formación de Cosmonautas Yuri Gagarin. Allí participaron en vuelos parabólicos con el fin de producir una serie de piezas de arte individuales en un ambiente de gravedad cero.

Ale de la Puente explicó a RBTH que la idea del proyecto es de los propios artisas, y no nació de ningún curador ni instittución. “Todos somos viejos amigos, nos conocímos en diferentes exposiciones y encuentros culturales. Sin embargo, no vamos a crear una obra común, sino cada una de nosotros intenta a hacer su propia reflexión e investigación artística”, comenta Ale de la Puente.

La artista afirma que desde la época prehispánica la astronomía ha sido la única ciencia en la historia de México cuyo desarrollo no ha sido detenido ni por guerras ni invasiones. El arte de la época colonial estaba de alguna manera relacionado con la etapa prehispánica y con el cosmos. Además, era una parte indispensable de la navegación.

Todos nosotros estamos interesados en el espacio exterior. Nuestro proyecto es innovador y esperamos la reducción de las fronteras entre ciencia, arte y tecnología. ¿A quién se le ocurrió que un avión que hace vuelos parabólicos para sentir la gravedad cero se usa sólo para entrenar a los cosmonautas y no a los artistas?”, comenta Ale de la Puente.

El vuelo parabólico realizado en las afueras de Moscú tuvo un fuerte impacto en la conciencia de los artista. Tania Candiani explicó: “Al principio pensaba en el vuelo como una posibilidad de impulso para atravesar el espacio con fuerza, pero entendí que no es más que una caída infinita”. Los artistas se preparan para el vuelo. Fuente: Andréi Raskin.

Camino a Moscú

Según comenta Nahum Mantra, los artistas trataron de organizar este vuelo parabólico a través de la Agencia Espacial Mexicana, pero lo único que consiguieron fue poder asistir a unos entrenamientos. Hace aproximadamente un mes realizaron en México una serie de caídas libres con los ojos y los oídos tapados, además de experimentos debajo del agua y exámenes médicos.

También trataron de organizar vuelos en Quito, pero el avión era demasiado pequeño. Los intentos de organizarlo a través de la NASA y la Agencia Espacial Europea también resultaron vanos.

Fue únicamente Roscosmos, la agencia espacial rusa, la que decidió acoger a los buscadores de gravedad. “Nuestro viaje a Rusia, al sitio donde realizaba sus entrenamientos famoso cosmonauta soviético Yuri Gagarin tuvo un sentido muy profundo. A pesar de que vivimos mucho más cerca a EE UU, mentalmente nos sentimos más cercanos a Rusia. Además, queremos dar un agradecieminto especial a la embajada de México en Moscú por ayudarnos a conseguir los visados”.

En el Centro de Preparaciónde Cosmonautas Yuri Gagarin los artistas se sometieron a la parte más tensa de la preparación. Dormían un máximo de seis horas y debían estudiar en profundidad y poco tiempo las reglas del vuelo parabólico.

A pesar del alto coste de la misión, los artistas recibieron ayuda financiera de diferentes instituciones como el Gobierno mexicano, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes, fundaciones privadas y telefónicas, entre otras.

Resultado final

A partir de enero de 2015 se podrán admirar en el Laboratorio de Arte Alameda del Instituto Nacional de Bellas Artes de México las obras creadas. Habrá instalaciones, diarios de viaje, videos y hasta poemas. En abril del 2015 la exposición se trasladará al Museo Politécnico de Moscú. 

Lea más: Rusia y México cooperan en la creación de un microsatélite >>>