La ONU señala en un informe los ataques contra la población civil en Ucrania

Moscú considera equilibrado el documento, según el cual hay 3.360 víctimas que han perdido la vida. Fuente: AP

Moscú considera equilibrado el documento, según el cual hay 3.360 víctimas que han perdido la vida. Fuente: AP

La Oficina del Alto Comisariado de la ONU para los Derechos Humanos señala en el sexto informe de la misión de seguimiento en Ucrania que los combates en el sureste del país se han saldado con 3.360 muertos y 8.446 heridos. Los expertos rusos opinan que el informe es equilibrado, pero que aún no puede reflejar íntegramente el panorama de lo sucedido porque no ha habido suficiente tiempo para analizar por completo los datos y declaraciones de las partes en conflicto.

“Algunos comunicados de ataques de artillería no selectivos perpetrados en barrios residenciales pueden atribuirse a las Fuerzas Armadas de Ucrania”, dice el documento.

La Comisión de la ONU comunica en el sexto informe de la misión de seguimiento en Ucrania que tanto las fuerzas del ejército regular como los destacamentos de los separatistas han realizado ataques de artillería contra puntos poblados de la zona que engloba la operación antiterrorista.

Los expertos de la ONU indican que la mayoría de las víctimas civiles han sido provocadas por los ataques de artillería no selectivos que se llevan a cabo en barrios residenciales, así como el uso de armas pesadas. También se acusa a los rebeldes de elegir instalaciones de uso civil como refugio, lo que provoca víctimas entre la población.

Crímenes contra la humanidad

El informe también cuenta con un apartado dedicado a los crímenes contra la humanidad, perpetrados por los batallones voluntarios y especiales en el este del país.

“Siguen llegando comunicados sobre violaciones de los derechos humanos cometidas por determinados batallones de voluntarios que se encuentran bajo control gubernamental y que en muchas ciudades liberadas están asumiendo funciones policiales”, informa la comisión de la ONU.

Los miembros del grupo de seguimiento consideran que los batallones controlados Aidar, Dnepr-1, Kiev-1 y Kiev-2 han cometido crímenes contra oligarcas ucranianos tales como secuestros, detenciones arbitrarias, malos tratos, asesinato y extorsión. “El Gobierno debe controlar más rigurosamente sus propias unidades, incluyendo los batallones de voluntarios, y asumir la responsabilidad por cualquier crimen cometido por uno de sus miembros”, instan los expertos de la ONU.

Se acusa, a su vez, a los separatistas de aterrorizar a la población de los distritos que están bajo su control, asesinar, secuestrar, torturar, maltratar, destruir viviendas e incautarse de bienes.

Moscú valora el informe como equilibrado

Andréi Yurov, miembro del Consejo Presidencial de la Federación de Rusia para el desarrollo de la sociedad civil y los derechos humanos, opina que el informe de la ONU sobre la situación de Ucrania es bastante equilibrado, informa la Agencia Rusa de Noticias.

El experto destaca que, debido al reducido número de representantes de la ONU en Ucrania, no es posible llevar a cabo un seguimiento efectivo. Sin embargo, el miembro del Consejo ha reconocido que los informes de la organización siempre se han caracterizado “si no por su objetividad, sí al menos por su elevado nivel de equilibrio, y el último informe trata de tener en cuenta el punto de vista de las diferentes partes, lo que ya es una señal positiva”.

En declaraciones a RBTH, Víktor Litovkin, un experto militar independiente, afirma que “son datos que distan de ser completos, porque se basan, fundamentalmente, en los datos de la parte ucraniana. Kiev subestima el número de víctimas mortales por un motivo simple y evidente: no quiere quedar mal ante la comunidad internacional”. 

Para él, en el siguiente informe habrá que incluir los datos de los observadores de la OSCE que trabajan en las regiones del este de Ucrania, así como los de los separatistas y la población civil.

“Hay que llevar a cabo un análisis completo e integral de todos los datos de los que han sido testigos de las atrocidades que se han cometido en el país y de la gente que ha abandonado el lugar del conflicto. Y aun así, es poco probable que estos datos, siendo tan cuantitativos, puedan dibujar por completo el panorama de la tragedia”, indica Litovkin.

El experto subraya que por ahora aún no se hayan descubierto todas las fosas donde hay población civil, mientras que en el tanatorio central de Donetsk hay 400 cuerpos que aún no han sido identificados.

“Todos estos hechos tienen que ser analizados y documentados para poder sacar conclusiones objetivas. Yo creo que cuando descubramos toda la verdad sobre las víctimas de la guerra en Ucrania, podremos definir este conflicto como un genocidio de la población de las regiones del este de Ucrania”.

Lea más: Rusia pide una investigación internacional por el asesinato de civiles en Donetsk>>>