Nace la primera asociación empresarial rusoparlante en España

Fuente: ADERE

Fuente: ADERE

Durante la presentación de ADERE (Asociación de Empresarios Rusoparlantes de España) celebrada la semana pasada en Altea (Alicante) participaron tanto personas del ámbito privado como público. Su creación responde a las necesidades de los rusoparlantes que hacen negocios en España. A pesar de las dificultades se propone impulsar y desarrollar la comunicación bilateral.

Según las estimaciones de DataComex para el año 2014, tanto las exportaciones, como las importaciones hispano-rusas se verán reducidas a la mitad. Será algo inevitable debido al régimen de sanciones. Sin embargo, los flujos de inversión no han sufrido tanto impacto.

A pesar del huracán geopolítico en que se ve envuelta Rusia, los empresarios rusoparlantes, tanto como los españoles, quieren seguir haciendo negocios juntos. El ICEX continúa organizando misiones comerciales a Rusia y a los países CEI y los empresarios rusoparlantes apuestan por la unión para tener una imagen más sólida y fiable ante sus socios españoles.   

Cabe señalar que no existe un listado oficial de empresas rusas (o de países CEI) con negocios/filiales en España y al no existir una obligación legal de inscripción en la Oficina Económica y Comercial, el seguimiento de dichas empresas en España es una tarea complicada.

No obstante, sabemos que la mayor parte de las empresas con capital ruso se concentra en Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía, puesto que son las comunidades preferidas entre los rusoparlantes. Cada vez hay más sectores en los que quieren invertir estos empresarios, pero el negocio inmobiliario, junto con el de hostelería y restauración siguen siendo los más habituales.

Muchos de los empresarios españoles que quieren contactar con los clientes/proveedores o inversores rusoparlantes, no saben a dónde acudir, pues no hay ningún registro consolidado, ni tampoco una asociación empresarial rusoparlante de ámbito nacional.

Como comentó en una ocasión, Ángel Arias, presidente de la Cámara de Comercio Hispano-Rusa, el empresario ruso es muy poco asociativo, pero los tiempos cambian y la comunidad empresarial rusoparlante ha dado un paso para unirse.

El 26 de septiembre se celebró la presentación oficial de la Asociación de Empresarios Rusos en España (ADERE), reuniendo a más de 350 personas en las instalaciones del hotel Villa Gadea en Altea (Alicante). Según confirma la responsable de relaciones institucionales de la Asociación, Tatiana Bazhal, el aforo superó las expectativas de los organizadores. Además de empresarios rusoparlantes residentes en España, participaron empresarios e inversores residentes en Moscú.

Entre los asistentes predominaban los sectores de hostelería, restauración, construcción, promoción inmobiliaria, TIC e inversiones. A la presentación acudieron, entre otros, Melik-Bagdasarov, ministro consejero de la Federación de Rusia en España; Pedro Barber Pont, teniente alcalde de Altea;  Juan Bautista Riera, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Alicante o  Juan Menéndez Menchaca, gerente de ventas corporativas, directas y especiales de BMW Ibérica.

La presentación se realizó en un ambiente elegante y distinguido. Por la mañana algunos participantes del evento disfrutaron de los test-drive que les ofreció la marca BMW, el patrocinador oficial del evento. Por la tarde, los invitados intercambiaron experiencias, opiniones y contactos.

Fuente: ADERE

Durante su intervención el presidente de ADERE, Oleg Zhuravlyov, explicó los objetivos de la asociación: la promoción de la integridad de la reputación empresarial, el apoyo jurídico de los asociados, la prestación de servicios de consultoría, la defensa de los derechos de sus socios y la realización de programas específicos de desarrollo y colaboración interempresarial.

La idea de crear ADERE surgió en una reunión que mantuvieron varios profesionales rusoparlantes en 2013. Como señala Tatiana Bazhal, descubrieron que tanto los jóvenes emprendedores como los empresarios más experimentados tenían intereses comunes.

Por otra parte, la ausencia de una asociación similar ha sido un catalizador a la hora de tomar la decisión. Actualmente hay más de 60 asociaciones rusas, pero la mayoría son de carácter socio-cultural, y no había ninguna empresarial a nivel nacional.

La decisión era firme y ni siquiera la tensión derivada de la crisis ruso-ucraniana les apartó de sus planes: “Queremos destacar que somos una asociación apolítica y neutral, interesada en promover los negocios y las relaciones bilaterales, por lo que la presencia política en nuestro evento estaba dirigida al empresario y a sus necesidades de negocio. Es importante remarcarlo para evitar interpretaciones populistas”, destaca Tatiana.

Actualmente,la Asociación se centra en realizar diferentes acciones y eventos. Organiza foros, seminarios prácticos, mesas redondas y programas de apoyo a los empresarios nuevos y experimentados.

La condición para ser socio numerario está reservada a los empresarios rusoparlantes y a las empresas hispano-rusas con negocios en España. Sin embargo,  los empresarios españoles también pueden formar parte en calidad de socios de honor, siendo necesaria la recomendación al menos de uno de los numerarios.

La iniciativa fue muy bien recibida, tanto a nivel institucional, como empresarial. Cuenta con apoyos públicos, como de la Embajada de la Federación de Rusia en España o la Generalitat Valenciana. Entre las empresas que los apoyan se encuentran BMW Ibérica, Río Frío, J.Garcia Carrión, la revista Russian INN, SH Singular hoteles, Ispania TV, Energy Gest, Mimov, Artes Moble e Imaga. Como señala Tatiana, están muy agradecidos por la confianza y el apoyo brindados en estos tiempos tan delicados políticamente.

La creación de la Asociación es una muestra de que la comunidad empresarial rusoparlante sigue siendo dando pasos para acercarse a sus colegas españoles y que los intereses económicos van por un cauce distinto al de las divergencias políticas. “Queremos trabajar en España y con los españoles”, destaca Tatiana Bazhal.

Alina Bondarenko es abogada y técnico de comercio exterior.

Lea más: Empresas españolas continúan haciendo negocios en Rusia pese a las sanciones>>>