El acercamiento de Rusia a América Latina se plasma en la Asamblea General de la ONU

El ministro Serguéi Lavrov con su homóloga hondureña Mireya Agüero. Fuente: RIA Novosti.

El ministro Serguéi Lavrov con su homóloga hondureña Mireya Agüero. Fuente: RIA Novosti.

En la discusión política que finaliza el martes en el marco del 69º periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, Latinoamérica ha figurado entre las prioridades de Rusia.

Desde hace meses hay constancia de un acercamiento entre los países de la región latinomericana y Rusia. La mayoría de ellos ha apoyado o no se ha manifestado en contra de la postura rusa respecto a Crimea.

En segundo lugar, en el contexto del veto vigente en Rusia a la importación de alimentos desde Occidente, los países de Latinoamérica se han lanzado a satisfacer la demanda rusa. Finalmente, según demostró la reciente visita del presidente ruso Vladímir Putin a América Latina, el Kremlin es consciente de la importancia estratégica de la región.

La discusión política en Nueva York, por otro lado, ha vuelto a demostrar la cercanía de las opiniones de Rusia y los países latinoamericanos respecto a los principales problemas internacionales.

Entre las tres decenas de encuentros bilaterales que ha celebrado durante los cuatro días el jefe de la delegación rusa, el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, cinco se dedicaron a negociaciones con sus socios de Brasil (en el marco de un encuentro entre los ministros de Exteriores de los países de los BRICS), Honduras, Cuba, México y Chile. 

China y Rusia se perfilan como los socios más deseados por los sistemas políticos de la región que ven en estas dos potencias una salvaguarda a su independencia nacional

 

Con el ministro de Asuntos Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, Lavrov se encontró en dos ocasiones: este año el país caribeño, junto con Costa Rica, Ecuador y Antigua y Barbuda, es miembro del Cuarteto de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Lavrov intercambió sus opiniones con sus socios de la CELAC respecto a cuestiones importantes de la agenda internacional y regional, poniendo un mayor énfasis en el curso de los procesos de integración en Latinoamérica y la Cuenca del Caribe. Los ministros debatieron las perspectivas del desarrollo de una hoja de ruta para el mecanismo del diálogo político y la cooperación en el formato Rusia-CELAC.

Durante las negociaciones ruso-cubanas, Lavrov reiteró a Rodríguez la postura de Rusia a favor de la pronta anulación del embargo económico de Estados Unidos contra La Habana. Además, las partes acordaron trabajar para reforzar la interacción de los médicos rusos y cubanos en la asistencia a la lucha contra la epidemia del virus del Ébola en los países de África Occidental.

El encuentro con el ministro de Asuntos Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, estuvo dedicado a la finalización de una base legal y a la mejora del diálogo político. En particular, se está trabajando en la organización de un encuentro entre los presidentes Vladímir Putin y Michelle Bachelet durante la cumbre de la APEC que se celebra en noviembre en Pekín.

La activación de los vínculos económicos con México tras la reforma energética de México, que permite 75 años después la extracción de petróleo por parte de las compañías extranjeras, fue el eje central de las negociaciones con el ministro de Asuntos Exteriores de este país, José Antonio Meade Kuribreña. Según Lavrov, los ministros acordaron avanzar hacia la firma de un acuerdo sobre la anulación de visados. 

 

Este mismo acuerdo fue firmado el 26 de septiembre en Nueva York entre Lavrov y la ministra de Asuntos Exteriores de Honduras, Mireya Agüero de Corrales. “El sistema de aplicación del acuerdo ruso-hondureño está descrito de forma muy detallada, - comenta a RBTH el director del departamento de Latinoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, Aleksander Schetinin. – Ante todo, ambas partes deben cumplir unos procedimientos internos necesarios para que el acuerdo entre en vigor. No está sujeto a la ratificación, por lo que pronto ambas partes intercambiarán sus respectivas notas ministeriales. Después de esto se establecerá un plazo de 90 días durante el que se llevarán a cabo una serie de procedimientos jurídicos (intercambio de modelos de pasaportes, notificación de los pasos fronterizos, etc.). En la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia se anunciará la fecha en la que el acuerdo entrará en vigor. En mi opinión, esto podría suceder dentro de unos cuatro meses”.

Por su parte, Lavrov declaró en una entrevista de televisión que Honduras es un país maravilloso. “El gobierno de este país está formado por personas responsables y competentes, nuestras relaciones con ellos no podrían ser mejores. Recomiendo a todos los rusos que aprovechen el régimen sin visados para conocer este país. Es un lugar muy hospitalario con los turistas”, comentaba el ministro.

Ahora, el número de países de Latinoamérica al que los rusos pueden viajar sin visados se acerca a la quincena. El régimen sin visados existe en casi toda Sudamérica (con pocas excepciones), así como en la mayor parte de América Central. “Si a esto añadimos que algunos países centroamericanos y caribeños han anulado el régimen de visado con Rusia de forma unilateral, vemos que nos estamos acercando a convertir toda Latinoamérica en una zona a la que poder viajar sin necesidad de visado”, señalaba Schetinin.

Lea más: Rusia y América Latina se necesitan mutuamente >>>