Poroshenko promete ampliar la autonomía de Donbass

División de opiniones entre los expertos rusos sobre la efectividad de los acuerdos de Minsk. Fuente: Reuters

División de opiniones entre los expertos rusos sobre la efectividad de los acuerdos de Minsk. Fuente: Reuters

En el este de Ucrania, en el marco del proceso de paz, sigue vigente el alto el fuego. Petró Poroshenko, declaró durante una asamblea del gabinete de ministros que está dispuesto a ofrecer un estatus especial a Donbass si este territorio sigue siendo parte de Ucrania. Sin embargo, la legitimidad de los acuerdos de paz ha provocado una multitud de discusiones entre los expertos rusos y ucranianos.

El 8 de septiembre, los presidentes de Ucrania y Rusia constataron durante una conversación telefónica que el alto el fuego se mantiene vigente en el este del país. Ha comenzado el intercambio de prisioneros, el envío de ayuda humanitaria a las regiones afectadas y la salida del país de los grupos armados ilegales. En el Kremlin aclaran que el diálogo entre los dos líderes continuará.

En la asamblea del gabinete de ministros de Ucrania, el presidente Poroshenko declaró que, de acuerdo con el proceso de paz iniciado, está dispuesto a ofrecer una mayor autonomía al este de Ucrania. Poroshenko subrayó que en el encuentro en Minsk no se contempla la cuestión de la independencia de las regiones de Donetsk y Lugansk.

No obstante, Kiev está reagrupando las tropas de la operación antiterrorista y los representantes de los sublevados aseguran que en Donetsk y Mariúpol se están produciendo tiroteos.

El resultado a largo plazo del proceso de paz ha provocado muchos debates entre los expertos. Estos únicamente coinciden en la opinión de que las negociaciones entre los líderes de Ucrania y Rusia deben continuar.

Timoféi Bordachov, director del Centro de Investigaciones Europeas e Internacionales de la Escuela Superior de Economía, no está seguro de que el proceso de paz en el este de Ucrania vaya a durar mucho más: “Las autoridades ucranianas se pusieron a chantajear a las regiones de Donetsk y Lugansk en cuanto se alcanzó la tregua. Las declaraciones de Kiev sobre la construcción de muros y la creación de ciertas reservas en la frontera rusa son la prueba de ello. Los actos del gobierno de Kiev son demasiado cínicos. Aprovechan las negociaciones de Poroshenko y Putin para demostrar que Rusia es un participante directo del conflicto”. 

La importancia de los contactos entre Putin y Poroshenko

El principal éxito del iniciado proceso de paz en el este de Ucrania, según Vadim Karasiov, politólogo ucraniano y director del Instituto de Estrategias Globales de Kiev, pasa por el cese de las operaciones militares a gran escala.

“Putin y Poroshenko son los principales participantes y agentes del proceso de negociación. ¿Cómo se llama al actual plan del alto el fuego? ‘El plan de Putin’. ¿Cómo se llamaba el plan de regulación pacífica promovido en junio? ‘El plan de Poroshenko’. ¡Con esto está todo dicho! No ha sido Leonid Kuchma ni los representantes de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk (Ígor Plótnitski y Alexander Zajárchenko) quienes han determinado el avance de las negociaciones en Minsk. La tregua continuará mientras esto beneficie a los líderes de ambos países”, - comparte Vadim Karasiov su opinión con RBTH.

Andréi Sushentsov, politólogo y socio gestor de la agencia Política Exterior, opina que el principal éxito del proceso de negociaciones es la comunicación personal entre Putin y Poroshenko: “La participación de otros socios extranjeros habría reducido el nivel de confianza, por lo que el nivel de los acuerdos alcanzados sería menor. Los primeros pasos tomados en el proceso de regulación pacífica son de una naturaleza más bien técnica. No existe ninguna tolerancia respecto al futuro estatus político de Donetsk y Lugansk. Por ahora Poroshenko puede no dar una respuesta contundente a esta cuestión. A él le basta con que no se amplíe la zona de los territorios controlados por los sublevados. La campaña de Kiev, infructuosa en todos los aspectos, no ha terminado de forma tan catastrófica como habría podido terminar. Durante un año o dos, el presidente intentará entenderse mejor con ellos conservando el carácter unitario del estado. Poroshenko no cuenta con que las regiones de Donetsk y Lugansk participen en las elecciones parlamentarias. Es posible que ni siquiera desee que se celebre ningún tipo de elecciones en estas regiones. Esto permitirá aplazar la decisión sobre la cuestión de su estatus político”.

Yuri Fiódotov, politólogo y miembro del Consejo del Centro PIR, opina que “Kiev necesita un descanso para consolidar el poder, celebrar elecciones y, lo más importante, crear unas fuerzas armadas más modernas. Teóricamente, Putin y sus hombres podrían ocupar todo Donbass y crear un corredor hacia Crimea. La tarea de la OSCE es dar cierta respetabilidad a los futuros acuerdos, si es que Poroshenko y Putin logran alcanzarlos. La paz llegará a Ucrania cuando Kiev decida renunciar a ciertos distritos de Donbass, concediéndoles la independencia y librándose al mismo tiempo de los costes en infraestructura y recuperación de la economía. Por ahora seguimos en un estado incierto entre la paz y la guerra.

Al mismo tiempo, la Rada Suprema planea estudiar  un proyecto de ley sobre el estatus legal de las regiones de Donetsk y Lugansk, aunque no existen garantías de que esta ley se apruebe.

Lea más: ¿Cuáles son los éxitos y fracasos de Putin según los rusos?>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.