Gazprom International participará en proyectos de extracción de petróleo y gas en Bolivia

La compañía rusa incrementa su presencia en América Latina. Negocia también su implantación en Brasil. Fuente: Reuters

La compañía rusa incrementa su presencia en América Latina. Negocia también su implantación en Brasil. Fuente: Reuters

La filial de Gazprom encargada de los de los proyectos internacionales planea incrementar su presencia en América Latina. Llegará al país andino dentro de dos años y negocia su participación en proyectos en Brasil.

Gazprom International, filial del gigante del gas y el petróleo Gazprom, planea incrementar su presencia en América Latina. El director de la compañía rusa en Brasil, Shakarbek Osmonov, informó de ello a la agencia Reuters. Según Osmonov, la compañía está negociando la compra de participación en yacimientos de la plataforma de Brasil y dentro de un año planea comenzar la extracción de gas en yacimientos en Bolivia. Gazprom International es el único operador de los proyectos de Gazprom en el extranjero. La compañía opera en 20 países del mundo, varios de ellos en Latinoamérica (Brasil, Bolivia, Venezuela y República Dominicana).

En particular, en el país andino la compañía está interesada en varios yacimientos en los que por ahora se están realizando a cabo tareas de investigación geológica, aunque se desconoce de qué yacimientos se trata. En 2015 la compañía planea comenzar la extracción de gas en Bolivia.

En Brasil no cuenta con ningún proyecto, únicamente un memorándum de colaboración firmado en 2007 con Petrobras. Este país es conocido por sus proyectos petrolíferos en la plataforma, según comenta el analista de Uralsib Capital Alexéi Kokin.

Las reservas de petróleo en Brasil, según informes de BP, ascienden a 133 millones de toneladas y las de gas a 500.000 millones de metros cúbicos.

“Latinoamérica es rica en la clase de hidrocarburos que interesan a Gazprom. De la extracción de gas se ocupará la filial que se encarga de los proyectos internacionales: Gazprom International”, comenta el director adjunto del departamento de Regulación Estatal de Economía de la Academia Rusa de Economía Estatal y Administración Pública de la Federación Rusa, Iván Kapitónov.

Según el experto, “esta solución permitirá a Gazprom diversificar su base de recursos, así como ampliar su presencia en una región muy atractiva desde el punto de vista de la demanda”.

“Teniendo en cuenta que se trata de proyectos conjuntos con socios europeos, Gazprom obtendrá acceso no sólo a la participación de los beneficios de la actividad, sino también a las tecnologías, algo tan necesario en esta época de sanciones”, opina Kapitónov.

Además, en Bolivia Gazprom International planea iniciar la extracción en uno de sus proyectos en 2016, según informa Bloomberg citando a Osmonov. Se trata de los bloques Aquio e Itapi. El derecho a la explotación de estos bloques pertenece a Total E&P Bolivie (un 60% es de Total, un 20% de Gazprom GP Exploración y un 20% de la argentina TecPetrol Bolivia), y el operador es Total.

Total E&P Bolivie abrió en 2013 el yacimiento Incahuasi (Gazprom International estima sus reservas en unos 176.000 millones de metros cúbicos de gas y en unos 15 millones de toneladas de gas condensado). Hace un año, Total valoró la inversión en la explotación de Incahuasi en 500 millones de dólares.

En la página web de Gazprom International se informa de que la extracción dará comienzo en 2015. Una fuente cercana al proyecto explica que ya se ha logrado encontrar petróleo en el yacimiento y que las operaciones para su extracción comenzarán el próximo año. El representante de Gazprom International no ha querido hacer comentarios. Sus socios de Total tampoco han respondido a las preguntas.

En su informe, BP no indica ninguna reserva demostrada de petróleo en Bolivia, aunque sí indica unas reservas demostradas de 300.000 millones de metros cúbicos de gas. El director de Small Letters, Vitali Kriukov, señala que en teoría en esta región de Bolivia podría encontrarse petróleo, pero en un volumen muy pequeño. “Bolivia es interesante en primer lugar desde el punto de vista de la extracción de gas”, subraya el experto.

“En una situación en la que las reservas de hidrocarburos se van agotando, cualquier compañía intenta ampliarlas de un modo u otro para poder continuar desarrollando su actividad en el futuro”, comenta el experto de Finam Management Dmitri Baránov.

Según este, los países de Latinoamérica han apostado por la aceleración de su desarrollo, lo cual significa que durante los próximos años necesitarán más petróleo y gas. “La colaboración con los estados latinoamericanos reforzará los vínculos políticos y económicos de Rusia con estos países y aumentará el nivel de confianza en las relaciones bilaterales. Además, las empresas rusas podrán aprovechar la experiencia obtenida allí para operar en otras regiones del mundo”, añade Baránov.

Debido a las sanciones impuestas contra Rusia por Estados Unidos y la Unión Europea, la cooperación de Gazprom con Brasil ha adquirido un nuevo significado. “La ampliación de la cooperación con la Federación de Rusia y los países de los BRICS en el marco de un refuerzo de las sanciones es un proceso lógico. Antes de la crisis ucraniana, que ha provocado una política de los países occidentales basada en la confrontación, en Rusia otorgaban más preferencias a las compañías occidentales que a los países de los BRICS”, comenta Iván Kapitónov.

No obstante, según el experto, la ola de sanciones que han impuesto la prohibición de la venta a Rusia de algunos tipos de tecnologías para la extracción de gas y petróleo, ha impulsado la realización de proyectos de Rusia con los países de los BRICS largamente planeados pero que, por muchas razones, no habían dado comienzo.

Lea más: Rusia y Latinoamérica se necesitan mutuamente>>>