Comienza en Lugansk la distribución de la ayuda humanitaria rusa

Así lo confirma la población civil de la región. Fuente: AFP / East News

Así lo confirma la población civil de la región. Fuente: AFP / East News

El lunes en Lugansk comenzó el reparto de la ayuda humanitaria rusa, según comunicó uno de los líderes de la autoproclamada República Popular de Lugansk, Ígor Plotnitski.

"Todos los habitantes de Lugansk recibirán la ayuda en los puntos de distribución. Ya está empaquetada, gracias a los voluntarios. Se entregará en paquetes y la recibirá todo el mundo", dijo Ígor Plotnitski.
Según dijo en la ciudad hay activos 26 puntos de entrega de productos de primera necesidad que han llegado desde Rusia. El paquete mínimo que recibirá cada ciudadano de la ciudad incluye un kilo de arroz, trigo sarraceno y azúcar, tres latas de carne y diez litros de agua.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha preparado un plan preventivo de ayuda humanitaria en Ucrania. Actualmente la organización pide 33,3 millones de dólares a los donantes. "El plan prevé garantizar la ayudad humanitaria en toda una serie de ámbitos, como por ejemplo el agua potable, la vivienda, la salud y la educación", comunicó la Coordinadora del socorro de emergencia de la ONU Valerie Amos. Como ha señalado si la situación empeora habrá que revisar el plan y ampliarlo.

Como comentó en una entrevista a RBTH uno de los habitantes locales, Iván Kondratiuk, la ayuda humanitaria se entrega en primer lugar a los ancianos, los niños y las personas con problemas de movilidad.

"Lugansk está sometida a bombardeos y yo me he visto obligado a mudarme a la región vecina hasta que terminen las acciones militares. ¡Sé personalmente que la ayuda humanitaria no se la están entregando a todo el mundo! Y si lo miramos de forma lógica todos los ciudadanos de Lugansk la necesitan: todos nos hemos quedado sin dinero y sin ningún tipo de apoyo del gobierno. Las milicias eligen a los que van a recibir la ayuda. Yo estoy a favor de que se la den primero a los ancianos, a los niños y a los inválidos, pero los demás habitantes de Lugansk también la necesitan", dice Kondratiuk.

En su opinión, los milicianos no son como los presentan algunos, que se refieren a ellos  solo de forma positiva. La guerra también ha dejado su huella en los luchadores de la resistencia.

"Quiero añadir que no apoyo a ninguna de las partes del conflicto, ya que está claro que el este recluta de forma ilegal milicias así y los decretos de Kiev son también duros. Las dos partes actúan contra la población civil. Antes de irme de Lugansk los mismos milicianos disparaban contra mi barrio. Todo esto son provocaciones", le comenta a RBTH Kondratiuk.

El ciudadano de 15 años, procedente de Lugansk y llamado Maxím Safonov, comenta a RBTH que la cola para la ayuda humanitaria tiene un kilómetro de largo. "En su mayoría son adultos los que están de pie, no he visto niños... Unos días después de que llegara la columna unos desconocidos dispararon unas granadas contra el mercado central de la ciudad, no muy lejos de uno de los puntos de entrega. Sin embargo ahora la situación está tranquila y la gente guarda la cola tranquilamente para la comida".

Acciones unilaterales de Moscú

El viernes la columna de Kamaz rusos con su cargamento de ayuda humanitaria para los habitantes del sudeste cruzó la frontera entre Rusia y Ucrania sin acompañamiento de miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja y sin el visto bueno de la parte ucraniana.

Kiev describió esta acción de Moscú como "una clara invasión" del territorio ucraniano. Aunque las autoridades ucranianas declararon que no utilizarían la fuerza contra la ayuda humanitaria. Como dice la declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania, el país "con el fin de evitar la provocación" otorgó "todos los permisos necesarios para que el convoy cruzara sin peligro".

El Ministerio hizo un llamamiento a sus socios internacionales para que se "unieran a una decidida condena de las acciones ilegales y de agresión de la Federación de Rusia". Según el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania, Rusia "ha violado principios clave del derecho internacional, en concreto, la inviolabilidad de las fronteras, la no injerencia en los asuntos internos de otro estado y el cumplimiento de buena fe de sus obligaciones internacionales".

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró que el país planea enviar un segundo convoy humanitario al sudeste ucraniano. También recalcó el deseo de Moscú de llevar a cabo negociaciones para la entrega del cargamento esta semana.

"Queremos llegar a un acuerdo sobre todas las condiciones de entrega para un segundo convoy por la misma ruta, de las mismas características, con la participación de los aduaneros ucranianos y los guarda fronteras lo antes posible", dijo Lavrov en una conferencia de prensa este lunes en Moscú. 

Los nombres de los habitantes de Lugansk han sido cambiados por petición propia.

Lea más: Occidente se ríe del convoy ruso mientras sigue sin ayudar a la población civil>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.