"El pueblo palestino no se rendirá, seguirá luchando por defender sus derechos"

Entrevista al embajador de Palestina en la Federación Rusa, Fayed Mustafa, sobre la situación en Gaza. Fuente: ITAR-TASS

Entrevista al embajador de Palestina en la Federación Rusa, Fayed Mustafa, sobre la situación en Gaza. Fuente: ITAR-TASS

Fayed Mustafá, el embajador de Palestina en Rusia, defiende la causa de su pueblo en una entrevista concedida a RBTH.

Desde el punto de vista palestino, ¿quién puede ser el responsable del secuestro de los niños israelíes que se utilizó como excusa para bombardear el territorio palestino de Gaza?

Este tema figura en el centro de la atención desde el principio y nosotros ya hemos dado nuestra versión. Israel también ha aportado su versión sobre este tema. Según Israel, Hamás está detrás de la desaparición de tres israelíes, nosotros lo hemos llamado “proceso de desaparición” y no “secuestro”, ya que nadie ha reivindicado hasta ahora la autoría de los hechos. Hemos hablado con todas las agrupaciones palestinas conocidas por este tipo de acciones y ninguna de ellas tiene nada que ver con la desaparición de los tres israelíes. Israel ha declarado desde el primer día que Hamás es la responsable de ellos, desde las primeras horas de lo sucedido, sin llevar a cabo ninguna investigación y sin esperar siquiera al esclarecimiento de la cuestión. Esto es una clara demostración de que todo estaba planeado por ellos para justificar su operación represora contra el pueblo palestino, lo cual más tarde se tradujo en la ofensiva de Israel primero en la provincia de Hebrón y después en la provincia de Jerusalén. Ahora comienza la tercera ofensiva en las provincias meridionales de nuestra querida Franja de Gaza. Nosotros nos hemos ofrecido a colaborar con los israelíes y les hemos pedido pruebas que demuestren que Hamás se encuentra detrás del secuestro, pero no nos han dado ninguna.

¿Por qué razón ha organizado Israel todo esto? ¿Cuáles son sus intereses?

En vistas a lo que está sucediendo en la Franja de Gaza en estos momentos, estamos consternados por el dolor provocado y cada vez más seguros de que incluso si Israel no está detrás de todo ello, sí que lo ha aprovechado para debilitar su aislamiento político, un aislamiento que comenzaba a aparecer tras el fracaso de las negociaciones organizadas por Estados Unidos, que se prolongaron durante 9 meses y terminaron a finales del pasado abril. Fue precisamente Israel el culpable de que fracasaran los esfuerzos estadounidenses, por lo que su situación en el escenario internacional se había vuelto crítica. En esta situación, Israel ha comenzado a jugar a su juego preferido. Este juego consiste en el ciclo de violencia y en la transición a un cuadro de terror, violencia y guerra. Esta es la superficie en la que Israel prefiere jugar y que utiliza por lo general para fingir que su pueblo vive bajo el yugo del terrorismo y la violencia palestinas, ignorando los hechos que demuestran que es su estado el que ocupa el territorio de otro pueblo y el responsable del sufrimiento de este durante más de 67 años.
 
¿Puede Rusia contribuir de algún modo a la compleja situación en la Franja de Gaza? ¿Qué esperan de ella?

En primer lugar, como usted ha dicho, la situación en Gaza es extremadamente compleja. Lo que Israel está haciendo contra el pueblo palestino es un crimen de guerra en el más estricto sentido de la palabra, si tenemos en cuenta la cantidad de víctimas y heridos. Estamos hablando de una tragedia humana injustificada, inhumana e inmoral causada por Israel en el sagrado mes del Ramadán, sin tener en cuenta nuestro respeto por este mes: la gente guarda el ayuno y, mientras toma su suhoor o su iftar, Israel bombardea sus casas. La comunidad internacional debe posicionarse acerca de estos crímenes de Israel contra el pueblo palestino.

¿Y qué es lo que esperan de Rusia?

Históricamente, Rusia ha sido un país cercano y es un antiguo amigo del pueblo palestino. Valoramos su apoyo y toda la ayuda que ha brindado al pueblo palestino. Valoramos su postura de apoyo y sus llamamientos a la búsqueda de una vía para solucionar el conflicto en el terreno del derecho internacional. Rusia definió su postura y exigió a los israelíes que detuvieran su agresión contra el pueblo palestino. Rusia y el Consejo de Seguridad apoyan todas las iniciativas propuestas para alcanzar una resolución.

¿Y qué es lo que esperan de la comunidad internacional?

Nosotros instamos a la comunidad internacional, y Rusia es uno de los países líderes en dicha comunidad, a que continúen sus esfuerzos cuando finalice esta agresión. Esta agresión se detendrá tarde o temprano, pero no se detendrá con la capitulación del pueblo palestino. El pueblo palestino nunca se rendirá, sino que seguirá luchando por defender sus derechos, por proteger a su pueblo y su tierra. Si la ocupación israelí no termina, las oleadas de violencia se incrementarán. Quizás la situación se calme durante uno o dos meses, pero el conflicto volverá a estallar. Este es el resultado de la opresión y de la práctica diaria de Israel.

Hay quien reprocha a Rusia su reservada posición respecto a lo que sucede hoy en Gaza en comparación con sus posiciones anteriores. ¿A qué se debe esto, en su opinión? ¿Se ha visto reflejada la posición de Rusia respecto a la primavera árabe en su posición respecto a los acontecimientos actuales en Gaza?

Somos conscientes de que Rusia tiene otras preocupaciones, entre ellas la crisis ucraniana. Esta crisis proyecta una sombra sobre las relaciones ruso-europeas y ruso-estadounidenses. Pero, en mi opinión, a pesar de que la diplomacia rusa está ocupada en todos estos problemas, el hecho de que el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia se encuentre actualmente en la región es una muestra de interés por parte de Rusia y una prueba de que Rusia no ha reducido sus esfuerzos en la búsqueda de una salida del conflicto renacido actualmente en la Franja de Gaza.

Lea más: Los líderes abordan la grave situación de Oriente Medio y de Ucrania>>>