La VI Cumbre de los BRICS cumple con los objetivos

El pasado miércoles finalizó en la capital de Brasil la cumbre de los BRICS, que se celebró en dos ciudades al mismo tiempo. En la ciudad turística de Fortaleza se firmaron los principales documentos del encuentro de los líderes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, mientras que en Brasilia se celebró un foro más divulgativo con la participación de los dirigentes de 11 estados sudamericanos.

Foto de familia de los líderes de los BRICS junto a sus homólogos de la Unión de Naciones Suramericanas. Fuente: Palácio do Planalto

El evento principal de la cumbre fue la fundación del banco de los BRICS, llamado Nuevo Banco de Desarrollo. La idea de crear un banco de desarrollo propio fue discutida entre los líderes de la organización hace tiempo, pero ha sido en Fortaleza donde se han firmado los documentos para su fundación.

El capital del Nuevo Banco de Desarrollo ascenderá a 100.000 millones de dólares. Los miembros de los BRICS invertirán otros 100.000 millones en un fondo de estabilización de reservas monetarias que actuará como un seguro para prevenir posibles crisis económicas.

“Todos los planes que nos propusimos hace un año se han cumplido. Me refiero, sobre todo, a nuestros planes sobre la creación del Nuevo Banco de Desarrollo y el Fondo de Reservas Monetarias de los países de los BRICS, - señalaba el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en la asamblea plenaria.  – El Banco y el fondo monetario, que juntos sumarán 200.000 millones de dólares, sentarán las bases para la coordinación de la política macroeconómica entre nuestros países”.

El banco de los BRICS está pensado como una alternativa al Banco Mundial y al FMI.  “Estas instituciones, que hasta hace poco concentraban absolutamente todo el poder financiero mundial, ya no son capaces de satisfacer las necesidades del nuevo sistema financiero. Además, la política que el FMI y el Banco Mundial llevan a cabo ya no interesa a los miembros de los BRICS, - declaraba a RBTH el vicedirector del Instituto de Latinoamérica de la Academia Rusa de Ciencias, Borís Martynov. – La creación del banco de los BRICS refleja la nueva naturaleza multipolar del mundo, algo muy importante en el contexto del callejón sin salida al que ha llegado la reforma del FMI”.

El primer presidente del Nuevo Banco de Desarrollo será el primer ministro de India, tras lo cual cada cinco años este puesto se irá pasando por turnos entre los representantes de los demás países de los BRICS.

“Los créditos del banco se destinarán no tanto a los países miembros de los BRICS, sino a la inversión en proyectos de infraestructuras de otros países, - aclara Martynov. – Por ejemplo, a los BRICS les podría interesar conceder créditos a cualquier país latinoamericano para programas de desarrollo de la energía hidroléctrica y, a cambio de ello, participar en estos programas aportando su maquinaria o como responsables de la construcción”. 

Otras posibilidades de los BRICS

Durante los cinco años de existencia de los BRICS, el volumen del intercambio comercial entre los países miembros se ha duplicado. Ahora este volumen asciende al 20% de todo el comercio mundial. Según Putin, hoy mismo es posible pasar a negociar la cooperación estratégica multilateral en distintos ámbitos económicos.

“Nosotros proponemos la creación de una Asociación Energética de los BRICS. En el marco de esta asociación, podríamos crear un banco de reserva de combustible y un instituto de política energética para los BRICS. Dar estos pasos nos permitiría reforzar la seguridad energética de nuestros países, - señalaba el presidente ruso. – Los estados de los BRICS deberían cooperar más estrechamente en los mercados de materias primas. Disponemos de unas reservas únicas: del 30 al 60% de las reservas mundiales en distintos tipos de recursos. Por esta razón, creemos que es necesario comenzar a colaborar en las industrias extractivas y de procesamiento, así como organizar un centro de formación de especialistas para los sectores metalúrgicos de los países de los BRICS”.

Toma impulso la alternativa al FMI propuesta por los BRICS

Los miembros de los BRICS han acordado también defender los intereses de unos y otros en las organizaciones internacionales, teniendo en cuenta que poseen una opinión común no sólo en asuntos económicos, sino también respecto a los procesos políticos mundiales.

En la cumbre de Fortaleza, los líderes de estos países declararon en repetidas ocasiones que consideran inaceptable la intervención militar en los asuntos internos de cualquier país. Es necesario resolver los conflictos exclusivamente por la vía diplomática. Este punto de vista de los países miembros de los BRICS quedó reflejado en la Declaración de Fortaleza. 

Brasil: el principal socio de la región

La víspera de la cumbre, Dilma Rousseff y Vladímir Putin se reunieron en el Palacio de Planalto. En presencia de los dos presidentes se firmó un sólido paquete de documentos en los ámbitos de la energía, la aviación, la cooperación técnica militar, la actividad aduanera y la interacción científico-técnica, así como un memorándum sobre la instalación en el país de una estación de GLONASS, la alternativa rusa al GPS

“Brasil es el principal socio comercial de Rusia en Latinoamérica”, subrayaba Putin. Hace un año y medio, él y Rousseff se reunieron en el Kremlin y se propusieron la tarea de incrementar el volumen de comercio bilateral hasta los 10.000 millones de dólares al año.

No obstante, este año el volumen del comercio bilateral no ha superado los 6.500 millones, por lo que los líderes de Brasil y Rusia han intercambiado opiniones sobre los problemas existentes y las perspectivas para el desarrollo de las relaciones bilaterales.

La base de la exportación a Brasil está formada por abonos minerales, algunos tipos de técnica militar y producción metalúrgica. Rusia importa de Brasil principalmente producción agrícola, que está sometida a fluctuaciones debidas a la demanda y a otras circunstancias. El año pasado, un 60% de las compras rusas a Brasil estuvo formado por productos cárnicos.

Además del comercio bilateral, ambos países han comenzado a promover la cooperación industrial, la creación de empresas conjuntas, la realización de proyectos a largo plazo que contribuyan al desarrollo en innovación.

“Las principales compañías rusas ya están comenzando a entrar en el mercado brasileño”, señalaba Putin. Rosneft está invirtiendo en la investigación y la extracción de hidrocarburos en la cuenca del río Solimões. Power Machines planea comenzar la producción de maquinaria para una central hidroeléctrica en el estado de Santa Catarina.

Helicópteros de Rusia suministra al país helicópteros de transporte de carga y de pasajeros. Los empresarios brasileños tampoco se quedan atrás. Marcopolo y KAMAZ están fabricando autobuses en Bashkiria y han comenzado a fabricar maquinaria de refrigeración y congelación en la región de Kaliningrado. Además, una empresa conjunta se dedica a la preparación de productos cárnicos semielaborados para McDonald’s.

“Entre nuestros planes figura ampliar los contactos en proyectos de educación y ciencia”, declaraba Putin. Rusia se ha sumado al programa estatal brasileño “Ciencia sin fronteras”, que envía a jóvenes a estudiar a las principales universidades extranjeras. Cada vez más brasileños acuden a estudiar a Rusia en el marco de este programa.

Finalmente, Rusia y Brasil acordaron el intercambio de experiencia en el ámbito de la celebración de competiciones deportivas a gran escala, ya que Rusia será el país anfitrión del próximo Mundial de fútbol y Brasil ya se está preparando para los Juegos Olímpicos de 2016.

Lea más: El desafío financiero al FMI toma cuerpo>>>