Rusia propondrá a los BRICS la creación de una asociación energética

Rusia pretende proponer a los miembros de los BRICS coordinar su política energética mediante la creación de una asociación. La cuestión más polémica sería la propuesta de creación de un banco conjunto de combustible, opinan los expertos rusos.

Fortaleza acoge la VI cumbre del grupo. Fuente: AFP / East News

La agenda de la sexta cumbre de los BRICS, ya de por sí bastante cargada, podría ampliarse debido a una nueva iniciativa de Moscú. En el encuentro entre presidentes, que se celebra en la ciudad brasileña de Fortaleza el 15 y el 16 de julio, Rusia planea proponer la creación de una asociación energética de los BRICS con un banco de combustible de reserva y un instituto conjunto de política energética. Sobre ello informa el asistente del presidente ruso Yuri Ushakov.

La VI Cumbre de los BRICS reunirá los días 15 y 16 de julio a los líderes de Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica. El miércoles participarán en un encuentro con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Uno de los temas más importante de la cumbre será la creación de un Banco de Desarrollo, que funcione como alternativa al FMI.

“Rusia planea proponer una serie de temas concretos, entre ellos la creación de una asociación energética con los BRICS dedicada a garantizar la seguridad energética de los países miembros”, declaraba Ushakov en una rueda de prensa.

Además, Moscú propone llevar a cabo investigaciones y análisis de las tendencias de los mercados mundiales de hidrocarburos. “Junto con esta asociación podría crearse un banco de combustible de reserva y un instituto de política energética de los BRICS”, explicaba el asistente del presidente.

Ushakov no ha dado más detalles de la propuesta. Es posible que en la cumbre únicamente se mencione la idea y, en caso de que los demás países muestren interés en ella, comience un largo proceso de negociación del proyecto, como está sucediendo ahora con la Estrategia de Desarrollo conjunta, cuya versión final se espera aprobar en la cumbre de 2015 en la ciudad rusa de Ufá.

Ushakov se limitó a explicar que la idea consiste en la creación de la asociación entre gobiernos y sector empresarial que ha pasado de la discusión preliminar a nivel gubernamental.

Este proyecto consiste en la creación de una alternativa a la OPEP o una asociación gasística. Si la idea se aprueba en esta cumbre, la asociación se dedicará a llevar a cabo investigaciones y análisis de las tendencias de los mercados mundiales. En cierto modo, competirá con la Agencia Internacional de la Energía, una influyente organización que redacta informes sobre el mercado energético, aunque esta organización está al servicio de los países importadores, no al de los exportadores.

El analista jefe de la agencia de calificación Rus-Rating, Maxim Pleshkov, opina que esta asociación es muy necesaria. “Los BRICS son estados que se están desarrollando muy rápidamente. La coordinación de sus políticas energéticas contribuirá a garantizar una estabilidad en el desarrollo, una seguridad económica real de los países miembros. Además, en materia de política global (y los BRICS ya aspiran a tener un enfoque global debido a la geografía y dimensiones de los países miembros) se deben tener en cuenta distintos aspectos, y el sector energético es uno de los más importantes”, señala Pleshkov.

Según el experto, la misión de la asociación energética será el desarrollo de una política energética común. Entre los miembros de los BRICS, únicamente Rusia forma parte de los mayores productores de gas y petróleo, Brasil posee grandes yacimientos, pero, si bien tiene cubierta su demanda de petróleo, sigue necesitando importar gas. El resto de miembros del bloque son simplemente consumidores de hidrocarburos. Por esta razón, la política energética del bloque no puede definirse exclusivamente en interés de los exportadores, sino que deberá ser equilibrada, opina Pleshkov.

Alexander Grishánov, analista financiero de Lionstone Investment Services, recuerda que en enero de 2015 comienza la presidencia rusa de los BRICS. Es por ello que considera normal el deseo de Rusia de promover sus intereses, teniendo en cuenta que estos intereses no se oponen a los del resto de países. “La seguridad energética de los países miembros se conseguirá mediante la firma de contratos de suministro mutuamente beneficiosos, así como mediante actividades conjuntas en los mercados exteriores”, señalaba Grishánov.

Andréi Solodóvnikov, consultor de la compañía Nexia Pacioli Consulting, cree que en esta misma cumbre se tomará una decisión respecto a la propuesta, aunque es posible que la creación de un banco de combustible no sea finalmente el principal ámbito de actividad de la asociación, ya que el aislamiento territorial de los miembros de los BRICS dificulta la realización de esta idea.

Nuevas posibilidades para los BRICS

En materia de seguridad energética existe una amplia gama de ámbitos de cooperación. En particular, podría optarse por el análisis de las tendencias de los mercados mundiales de hidrocarburos y otros portadores de energía, el desarrollo de una política energética conjunta, el aumento de la seguridad mediante la solución de varios problemas de exportación/importación de combustible, la diversificación del suministro y el transporte de portadores energéticos, la mejora del clima de inversión y la atracción de inversión privada al sector energético, entre otros”, declara Solodóvnikov.

El experto recuerda que en el marco de la UE existe un programa regional de cooperación (INOGATE) en este ámbito.

“La creación de una asociación energética permitirá a los miembros de los BRICS unificar y coordinar su actividad, tomar decisiones de forma conjunta y desarrollar enfoques acordados que permitan resolver problemas de seguridad energética y garantizar la exportación/importación de combustibles no solamente entre los países miembros, sino también en las relaciones con terceros países”, señala Solodóvnikov.

Algunos de los expertos en el sector se muestran escépticos respecto a la idea. Por ejemplo, Mijaíl Krutijin, socio de Rusenergy, recuerda que Rusia ya propuso crear la asociación en el marco de la Organización de Cooperación de Shanghái, pero el proyecto quedó finalmente en una declaración de intenciones. “Respecto al banco de combustible, tengo serias dudas de que llegue a realizarse”, declaraba Krutijin a RBTH.

Lea más: Toma impulso la alternativa al FMI propuesta por los BRICS>>>