El Kremlin se acerca a América Latina

Vladímir Putin visitará Cuba, Argentina y Brasil. Fuente: Ramil Sítdikov / Ria Novosti

Vladímir Putin visitará Cuba, Argentina y Brasil. Fuente: Ramil Sítdikov / Ria Novosti

El presidente ruso Vladímir Putin saldrá el 11 de julio en viaje oficial de seis días a América Latina, en el curso del cual visitará Cuba, Argentina y Brasil.

“Por un lado, la visita del presidente ruso es un signo de respeto a América Latina y de comprensión de la creciente importancia de la región en la economía y política mundial”, señala, en una entrevista concedida a RBTH, Vladímir Davidov, director del Instituto de América Latina de la Academia de las Ciencias de Rusia.  “Por otro lado, refleja una actitud amistosa del gobierno hacia los países latinoamericanos en un momento difícil, ya que Occidente quiere aislar a Rusia”.

El experto, que no duda en calificar de histórica la visita de Putin al continente americano, observa también que “esta visita demuestra que Rusia tiene la intención de moverse conjuntamente con América Latina en busca de un modelo más razonable de las relaciones internacionales”.

El primer destino de Putin será Cuba, adonde fue invitado por Raúl Castro, presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros. El Kremlin ha anunciado también que el presidente ruso se encontrará con el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, que, con 87 años, hace tiempo que no aparece en público. Por ese motivo, su reunión con Putin suscita un interés especial en toda la comunidad internacional.

Putin no vuela a la Isla de la Libertad con las manos vacías. A finales de la semana pasada la Duma Estatal ratificó un acuerdo intergubernamental con Cuba, por el que se lecondona el 90% de la deuda contraída durante la época soviética. De un total de 35.200 millones de dólares se han restado 31.700 millones de dólares. Esta condonación de la deuda cubana representa la mayor regularización financiera de la historia de Rusia.

Los 3.500 millones de dólares restantes se dividirán en 20 partes iguales que deberán abonarse a lo largo de10 años. Los importes se ingresarán en una cuenta especial del banco ruso Vneshekonombank en el Banco Nacional de Cuba y se destinarán a proyectos de inversión que se llevarán a cabo en la isla. Los cubanos deberán efectuar el primer pago el próximo 25 de octubre y el último, el 25 de abril de 2024.

Junto con Putin, viajará a Cuba una delegación rusa con propuestas de proyectos de cooperación en el ámbito de la energética, el transporte, la aviación civil, la exploración pacífica del espacio y la sanidad pública. Rosneft y Zarubezhneft ya han firmado acuerdos de prospección de yacimientos marinos cerca de la costa de Cuba, no lejos del estado norteamericano de Florida y tratarán de ampliar su presencia en la región.

Los medios de comunicación estadounidenses califican estos proyectos de instrumento de la política exterior del Kremlin. En el momento álgido de las sanciones impuestas por Occidente, Rusia ha empezado a desarrollar de manera muy activa proyectos energéticos en países en vías de desarrollo.  

Más que fútbol

La cooperación en el sector energético también será un tema de gran importancia durante las negociaciones entre Putin y la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en Buenos Aires. Más aún teniendo en cuenta que las autoridades argentinas han invitado a empresas rusas a participar en las licitaciones para la construcción de diez hidroeléctricas y, al menos, una central nuclear

Según informaron a RBTH fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, en Buenos Aires se firmarán un convenio actualizado de cooperación sobre el uso pacífico de la energía atómica, en la que participará Rosatom. Además de tres tratados interestatales sobre asistencia jurídica mutua en materia penal y de extradición de criminales para el cumplimiento de la condena en su país, así como un acuerdo interdepartamental en el ámbito de las comunicaciones.

Los días más intensos de la agenda de Putin en América Latina se producirán en Brasil. El 13 de julio el presidente asistirá a la final del Mundial de fútbol en Río de Janeiro y participará en la ceremonia de entrega simbólica de los relevos a Rusia, que acogerá el próximo Mundial en 2018. Aunque la selección nacional de Rusia no ha protagonizado una actuación demasiado afortunada en este campeonato, en la Casa de Rusia de Río de Janeiro se celebrará por todo lo alto una presentación del Campeonato del Mundo 2018.

Fuente: Mijaíl Kleméntiev / Ria Novosti

Al día siguiente, ya en la capital de Brasil, Putin mantendrá reuniones con la presidenta Dilma Rousseff y con representantes de la comunidad empresarial. Hace un año y medio los líderes de ambos países acordaron aumentar el comercio bilateral hasta alcanzar los 10.000 millones de dólares al año, pero, como el volumen de comercio no superó los 6.500 millones de dólares el año pasado, se espera que en el encuentro se produzca un intercambio detallado de opiniones sobre las perspectivas para el desarrollo de colaboración.

La ampliación de los BRICS: desafíos y restricciones

Está prevista la firma de un cuantioso paquete de tratados sobre comercio, inversión y en el ámbito humanitario. Paralelamente, Moscú y Brasilia pretenden empezar un nuevo periodo de relaciones comerciales bilaterales sin la participación del dólar americano, por medio del desarrollo de un mecanismo para la utilización de las monedas nacionales.

El 15 de julio, el presidente ruso se dirigirá a Fortaleza, donde participará en la VI cumbre de los BRICS. Durante este encuentro se anunciará probablemente la fundación del Banco de Desarrollo de los BRICS y de las Reservas Monetarias. Paralelamente a la cumbre se celebrará una reunión del Fórum de Diálogos de los líderes de los BRICS y América del Sur, en el marco de la cual se encontrarán líderes de 12 países de la región como, por ejemplo, el presidente de Uruguay, José Mujica, con el que Putin mantendrá una reunión bilateral. 

"Rusia acoge con satisfacción el compromiso de Argentina de acercarse a los BRICS. Es muy posible que se establezcan alianzas estratégicas entre Argentina y los BRICS, así como con otros países en desarrollo, en importantes suntos políticos y económicos y financieros internacionales", dijo Putin en una entrevista con los medios de comunicación de Rusia y América Latina.

Lea más: América Latina, el socio más dinámico de Rusia>>>