“El simplismo abunda en gran parte de la información sobre Ucrania”

Los días 26 y 27 de junio representantes de diversos medios internacionales mantuvieron un encuentro en Moscú, en la quinta reunión de socios del proyecto RBTH. Fuente: Arkay Kolibálov / RG

Los días 26 y 27 de junio representantes de diversos medios internacionales mantuvieron un encuentro en Moscú, en la quinta reunión de socios del proyecto RBTH. Fuente: Arkay Kolibálov / RG

Los sucesos en torno a Ucrania no solamente han llevado al mundo a una nueva guerra de la información, sino que también han revelado diferencias significativas en la percepción de la realidad por parte de las nuevas potencias mundiales. Esta es la conclusión a la que llegaron los expertos internacionales reunidos en una mesa redonda celebrada durante la quinta reunión anual de socios del proyecto RBTH, en Moscú.

Ni durante la Guerra Fría la retórica de las partes llegó a ser tan emocional y subjetiva como lo está siendo en torno al conflicto ucraniano, consideran los expertos RBTH.

"Nos enfrentamos a una problemática simplificación de los graves conflictos étnico-culturales e históricos de Ucrania, tanto por parte de los medios de comunicación rusos como occidentales," señaló el presidente del Consejo de Política Exterior y Defensa, Fiódor Lukiánov. De acuerdo con sus declaraciones, los lectores no siempre pueden diferenciar entre hechos y editoriales en los medios, por lo que mucha de la información se ha pervertido. Por ello, no hay una idea clara de cómo el descontento del pueblo con los políticos dio lugar al derramamiento de sangre en Ucrania.

"Ahora mismo la prensa ofrece un exceso de información sobre Ucrania, estamos bombardeados por la 'guerra de la información'. Como resultado, los lectores han quedado muy confusos," dijo Lukiánov.

Con este punto de vista se mostró de acuerdo el editor de Kommersant-Vlast, Alexander Gabúiev, quien también participaba en el debate. En su opinión, la limitación de los conocimientos etno-culturales, históricos y políticos, ya no sólo del público en general, sino también de los periodistas, desemboca en propaganda y en una visión distorsionada de la situación.

"A pesar de todos los intentos del periodismo de masas para mejorar la calidad de su trabajo, tales corresponsalías requieren un contacto regular con los dirigentes políticos responsables de la toma de decisiones en ambos lados. De lo contrario, la información se torna parcial y propagandística,” apuntó.

En esto también se mostró de acuerdo Greg Walters, antiguo corresponsal de Dow Jones y redactor invitado de RBTH en The Wall Street Journal. Según Walters, que cubrió desde Georgia la guerra de Osetia en agosto de 2008, una de las razones por las que Rusia perdió la guerra de la información fue la opacidad máxima de los representantes de las autoridades rusas hacia la prensa, que duró casi hasta el final del conflicto.

"Con sorprendente facilidad, lográbamos declaraciones de los políticos y funcionarios georgianos de más alto rango. Yo personalmente llamé al ministro de Defensa georgiano a las tres de la mañana para que respondiera a mis preguntas. Las autoridades en Tiflis querían que el mundo conociera su punto de vista sobre los acontecimientos en la región, y lo consiguieron", explicó el periodista. Rusia, por su parte, comenzó a comunicarse con la prensa extranjera ya al final del conflicto.

¿Qué significa Ucrania para Europa?

Lukiánov considera que Kiev tiene más posibilidades de convertirse en parte de la "familia europea" que  Moscú hace 20 años, aunque las autoridades ucranianas lo tendrán difícil para lograr que el país alcance los estándares europeos. "Ucrania, en cuanto a la voluntad de formar parte de Europa, está infinitamente lejos de su objetivo. Se requieren medidas draconianas para ajustar el país a las normas de la UE. No sé si es algo factible ahora mismo,” dijo.

Sin embargo, la propia Europa no está convencida de que sus miembros estén dispuestos a aceptar a otro miembro, a no ser en base a un acuerdo de asociación. "Los acontecimientos en Ucrania han tomado por sorpresa a la Unión Europea. Hay presión por diferentes lados: por uno, el fuerte y poderoso deseo del pueblo ucraniano de acercarse a la UE y, por el otro, la lucha de los políticos por garantizar sus intereses en la región”, comentó Timothy Balding, asesor editorial de RBTH y exdirector de la Asociación Mundial de Periódicos (WAN-IFRA).

En este sentido, señaló que Europa se ha sobrecargado y la ampliación ha sido apresurada. La UE tiene sus propios dilemas internos y debe abordarlos antes de hacer cualquier declaración o tomar decisiones sobre Ucrania.

Lukiánov añade que, mentalmente, Europa todavía no percibe a Kiev como parte de su "familia", y que su interés por el país se debe principalmente a lo complejo e intrincado de las relaciones con Rusia.

La vieja y nueva Ucrania

"Ucrania se ha convertido en un derivado del nudo históricamente complejo de relaciones entre Moscú y Europa. Una serie de acontecimientos históricos que causan un gran revuelo entre los países occidentales", agregó.

Tal y como señaló Lukiánov, la cultura política de Ucrania consiste en cargar a fuerzas externas sus problemas internos. Anteriormente, Rusia cumplía esta función; ahora les toca a Estados Unidos y la Unión Europea.

Representantes de los principales medios impresos del mundo se encontraron en Moscú entre el 26 y el 27 de junio, en la quinta reunión anual de socios del proyecto RBTH. Este año, la conferencia ha contado con la asistencia de representantes de 26 periódicos de 23 países, incluyendo altos directivos, editores y representantes de las principales publicaciones del mundo, como The Washington Post, The Wall Street Journal, The Daily Telegraph, Le Figaro, The Economic Times, China Business News, La Nación, entre otros.

Lea más: Cientos de refugiados ucranianos acogidos en la región rusa de Rostov>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.