“La guerra de Obama contra el islamismo radical está más que perdida”

Fuente: AFP / East News

Fuente: AFP / East News

El experto Evgueni Satanovski asegura que la catástrofe de Irak se repetirá próximamente en Afganistán. Para Estados Unidos, los culpables de esta situación, “será mucho peor que el 11 de septiembre”.

¿Cómo se le ha ido de las manos la situación al Gobierno de Irak?

Es posible que la situación no estuviera en manos del gobierno. El gobierno, o bien no controlaba parte del territorio, o bien llevó a cabo una política que llevó hacia una indolente guerra civil. Por esta razón, en las regiones sunitas, los islamistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) recibieron el apoyo de los jeques locales, que no tenían ni una porción del pastel del petróleo ni un puesto en la jerarquía del gobierno.

El grupo armado del Estado Islámico de Irak y el Levante no podía desplegar en el territorio de Irak a más de 3.000 soldados de los 6.000 ó 7.000 que posee, el resto están luchando en Siria.

No obstante, el Ejército iraquí se derrumbó ante ellos y huyó, dejando en manos de los guerrilleros cientos de tanques, aviones de última tecnología y equipos militares por valor de miles de millones de dólares. En mi opinión, el gobierno no controlaba nada. Y esta situación no es exclusiva para Irak, en Afganistán sucederá lo mismo. 

Se sabe que el parlamento iraquí no ha logrado votar a favor de introducir el estado de emergencia en el país por falta de consenso. ¿Por qué no son capaces de conseguirlo?

Desde que el mundo es mundo, en Irak no existe consenso. O bien hay un dictador como Saddam Husein, o bien hay líderes autoritarios intentando convertirse en el nuevo Saddam.

Sabemos que los kurdos, los chiítas y los diputados sunitas tampoco son capaces de alcanzar un acuerdo entre ellos. Esto les ocurre incluso a los chiítas. Hasta en unas condiciones de peligro de muerte del gobierno, el parlamento es incapaz de unirse.  

La Casa Blanca está estudiando nuevas formas de ofrecer apoyo al gobierno iraquí. ¿De qué tipo de apoyo podría tratarse?

Posiblemente, el presidente norteamericano rezará por la salud del pueblo iraquí. Estados Unidos ha abandonado a Irak a su propia suerte, del mismo modo que abandonó a Afganistán. Y próximamente, cuando las tropas estadounidenses salgan de Afganistán, allí sucederá lo mismo que en Irak, o algo peor. Escuchar lo que tenga que decir, al menos este presidente estadounidense, no tiene sentido. 

Estados Unidos contempla la posibilidad de realizar ataques aéreos contra los guerrilleros del ISIS no sólo en Irak, sino también en Siria.

Esto no es más que un apoyo simbólico que no ayudará a Nuri al-Maliki ni a Irak. La solución llega, como mínimo, un año tarde.

De nada sirve lanzar unas cuantas bombas para que los estadounidenses simulen que se mantienen en el pulso, esto no detendrá a los islamistas. La guerra real de Obama contra el islamismo radical está más que perdida. 

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, declaró que los acontecimientos en Irak son el fracaso de la aventura de Estados Unidos y Gran Bretaña en Irak…

Es difícil no estar de acuerdo con Lavrov. Yo utilizaría una expresión incluso más severa.

Es una catástrofe, aunque no a escala regional. Sin duda, Estados Unidos se ha comportado de un modo tremendamente irresponsable. No había que entrar en Irak, pero una vez que Estados Unidos había ocupado este país, de ningún modo debía abandonarla después a su suerte, como hizo el presidente Obama. 

¿Intervendrá Rusia en la situación? ¿Cómo acabará el conflicto iraquí?

Rusia tiene sobre la mesa la crisis en Ucrania y una situación complicada en Asia Central, donde tras la salida de Afganistán del Ejército estadounidense dará comienzo una primavera centroasiática. Esto afectará a regiones más importantes que Irak para Rusia: Uzbekistán, Kirguistán y otras repúblicas de Asia Central.

Además, me imagino que la Federación Rusa no posee recursos suficientes como para intervenir en todas partes.

Únicamente existe un escenario para Irak: un cisma catastrófico en el país con unas consecuencias imprevisibles para toda la región. Y, por lo tanto, un dramático colapso en la producción de petróleo, incluyendo el colapso del mercado petrolero, porque está claro que los precios subirán.

Obama: No podemos permanecer neutrales ante la agresión de Rusia a Ucrania>>>

 

Artículo publicado originalmente en ruso en Vzgliad.