“Es una farsa acusar a Rusia de realizar operaciones militares en la frontera de Ucrania”

Petró Poroshenko. Fuente: Photoshot / Vostock-Photo

Petró Poroshenko. Fuente: Photoshot / Vostock-Photo

El lunes por la tarde, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Andréi Parubi, anunció que Rusia está concentrando sus tropas junto a la frontera oriental de Ucrania. Expertos militares rusos han calificado las acusaciones de farsa y han asegurado que los 150 paracaidistas que se encuentran realizando ejercicios militares en la región no representan ninguna amenaza para las fuerzas armadas del país vecino.

“Solo en los últimos días, a pesar de la afirmación del presidente de Rusia Vladímir Putin sobre la retirada de sus tropas de nuestra frontera oriental, tenemos datos que confirman que el día 15 de junio las fuerzas armadas de la Federación de Rusia desplazaron a las regiones fronterizas con Ucrania varios regimientos de la división de asalto aéreo 76 de Pskov, mientras cuatro aviones de transporte militar Il-76 efectuaron el traslado del cuerpo privado de dicha división —formado por cerca de 150 militares— y de su equipamiento técnico al aeródromo Millerovo, que se encuentra a 20 kilómetros de la frontera con Ucrania”, declaró Parubi en una conferencia en Kíev.

Los expertos en asuntos militares han desmentido las nuevas acusaciones dirigidas hacia Rusia calificándolas de farsa.

“Las declaraciones del señor Parubi no son más que una invención. En primer lugar, los regimientos de la división de asalto aéreo 76 de Pskov están realizando ejercicios militares en la región de Kaliningrado, en los polígonos de Dobrovolski, Pravdenski y Jmelevka. En segundo lugar, las unidades de las tropas costeras de la flota del norte están equipadas con los sistemas de defensa costera Bal y Bastión. Nadie va a lanzar estos poderosos dispositivos a la frontera con Ucrania, puesto que nadie se dispone a combatir con submarinos en las estepas del país vecino”, comentó a RBTH el experto militar independiente Víctor Litovkin.

Este ha afirmado que las declaraciones del secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania (CSND) constituyen un nuevo paso para justificar las operaciones militares que se están llevando a cabo en el interior del país.

“Me gustaría crear Kazakia, el Estado de los cosacos”

“La verdad se ha convertido en la primera víctima de la guerra. Los políticos deben justificar sus acciones ante los ciudadanos para alcanzar sus interesas. No se está produciendo ni se ha producido ninguna agresión por parte de Rusia”, añadió.

El número de integrantes de las tropas rusas que se concentran a lo largo de la frontera con Ucrania asciende a 16.000 efectivos. Por otra parte, en el territorio de Crimea se encuentran 22.000 militares y en el de Transdniéster hay hasta 3.500 soldados. Según anunció Parubi, estas tropas están listas para pasar a la acción en cualquier momento.

Sin embargo, Víctor Litovkin no comparte las preocupaciones del gobierno de Ucrania. “El presidente de Rusia, Vladímir Putin, el ministro de Defensa de la Federación de Rusia, Serguéi Shoigú, y el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, han anunciado en repetidas ocasiones que Rusia no tiene intención de enviar tropas a la región oriental de Ucrania. Las declaraciones del señor Parubi constituyen un nuevo intento de asustar a la población del país con la amenaza de Rusia y justificar las operaciones militares contra quienes que no aceptan el nuevo gobierno”, comenta el experto.

Las realidades del nuevo juego político

El coronel general de la reserva y presidente de la Academia para el Estudio de Asuntos Geopolíticos Leonid Ivashov señaló en una conversación con RBTH que las acusaciones del secretario del secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania constituyen un intento obtener fondos para fines militares.

“Con este tipo de comentarios, Parubi intenta conseguir fondos de apoyo para el ejército. La imagen de un enemigo ruso es muy oportuna en el contexto político actual y estos métodos resultan muy efectivos de cara a la población y a la administración”, afirma Ivashov.

Según él, se están inculcando unas amenazas y un peligro ficticio en la mente de la población, y la política actual está encaminada a convertir Ucrania en un satélite de otros Estados.

Según explica a RBTH el redactor jefe de la revista Arsenal, Víktor Murajovski, “hasta no hace mucho la relación entre Ucrania y Rusia era la propia de dos ‘Estados hermanos’ y no teníamos contingentes militares permanentes en las fronteras con nuestros vecinos”.
“En las regiones de Kursk, Voronezh y Bélgorod no hay ninguna brigada permanente de infantería mecanizada o blindada, de asalto aéreo o de cualquier otro tipo. Esto genera dificultades de carácter operativo y nos obliga a desplazar unidades desde otras regiones para garantizar la seguridad de nuestras fronteras. Cuando en el país vecino —en los territorios más próximos a Rusia— se están llevando a cabo operaciones militares, un Estado no tiene derecho a actuar de otra manera”, explica Murajovski.

Rusia: ¿amenaza para la OTAN o excusa para su perpetuación?>>>