El canciller venezolano Elías Jaua visita Moscú

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores

En el encuentro entre el ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, y su homólogo ruso Serguéi Lavrov establecen un plan para el aumento de la cooperación entre ministerios para el periodo 2015-2018.

Durante la conferencia de prensa celebrada junto con su colega venezolano, el canciller ruso declaró que “Venezuela es uno de los socios clave de Rusia” y que han firmado un plan de consultas entre las dos cancillerías para el plazo de los años 2015-2018. El plan incluye la mejora de las relaciones entre ambos ministerios de Exteriores”.

Serguéi Lavrov explicó también que Rusia se opone a cualquier intervención en los asuntos internos de Venezuela y a medidas como la imposición de sanciones."Partimos del principio que todas las cuestiones deben decidirse sobre la base constitucional sin ninguna interferencia exterior, entre otras formas mediante sanciones o la amenaza de imposición de estas", dijo Lavrov.

“Hemos expresado nuestra solidaridad con el Gobierno de Nicolás Maduro en sus intentos por superar las conocidas dificultades en Venezuela, por entablar un diálogo, entre otros con la colaboración de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Vaticano para lanzar un proceso negociador entre el Gobierno y una oposición constructiva", declaró el diplomático ruso.

Rusia reconoció de nuevo la importancia de la región latinoamericana para la creación del sistema policéntrico y multipolar al tiempo que recordaba que el país eslavo mantiene relaciones bilaterales con casi todos países del continente americano.

Además, el ministro destacó la importancia de las relaciones entre Rusia y los países de CELAC y Mercosur con la Unión Euroasiática.

Serguéi Lavrov explicó también que con el motivo del 70º aniversario del nacimiento de Hugo Chávez  se han preparado una serie de eventos, entre ellos la salida de sellos postales especiales conmemorativos.

Asimismo, el 30 de mayo, durante la sesión plenaria de la Comisión Intergubernamental de Alto Nivel (CIAN), encabezada por el ministro ruso de Industria Denís Mantúrov y el canciller venezolano Elías Jaua se firmarán importantes acuerdos que tienen como objetivo estrechar la colaboración en diferentes esferas.

Por su parte, Elías Jaua comparó los sucesos en su país con los de Ucrania, que acabaron con la destitución en febrero del presidente Víktor Yanukóvich.

"Hemos podido conocer en detalle el proceso complejo que llevó al derrocamiento del Gobierno constitucional de Ucrania y las consecuencias", afirmó Jaua.

Agregó que las autoridades venezolanas en general condenan "todo este proceso de las llamadas revoluciones de colores" en referencia a lo que Caracas considera intentos de golpe de Estado orquestados por Washington en distintos países, como Siria o Ucrania.

Además, tildó de neofascistas a los que están detrás de los disturbios en Venezuela y Ucrania.

Antes de visitar Moscú, el canciller venezolano estuvo en Argelia para asistir a la cumbre MNOAL, el Movimiento de Países No Alineados, que contó con la presencia de numerosos jefes de Estado. Posteriormente visitará Portugal, donde se reunirá con con su homólogo Pablo Porta.  

Una relación con base histórica

Según la información presentada por la embajada de Venezuela en la Federación Rusa, el primer contacto de valor histórico entre Rusia y Venezuela tuvo lugar en los años de 1786 y 1787, cuando el precursor de la Independencia Latinoamericana, Francisco de Miranda, visitó el país eslavo y fue recibido en la corte de Ekaterina II y honrado con el grado de Coronel del Ejército Ruso.

El 22 de marzo de 1856, el presidente de la República de Venezuela, José Tadeo Managas, remitió carta al Emperador ruso Alejandro II, para establecer relaciones amistosas con el Imperio ruso. En su respuesta del 5 de febrero de 1857, el Emperador reconoció a Venezuela los derechos y privilegios como país soberano e independiente; estableciéndose así las contactos bilaterales entre ambas naciones.

Sin embargo, el desarrollo pujante de los vínculos ruso-venezolanos empezó a principios del siglo XXI, cuando Vladímir Putin, se entrevistó con varios líderes latinoamericanos; entre ellos el entonces presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez. Este visitó el país eslavo en numerosas ocasiones para reunirse con Putin, que lo calificó como “amigo de Rusia”.

A finales del año 2001, durante la visita del primer ministro ruso Mijaíl Kasianov a Venezuela se firmó el acta de creación de la Comisión Intergubernamental de Alto Nivel (CIAN), de acción permanente entre Rusia y Venezuela. Esta comisión actúa bajo la dirección de un vicepresidente de Rusia y otro de Venezuela y se dedica a coordinar las consultas y la elaboración de propuestas integrales sobre la cooperación en los ámbitos político, económico, comercial, científico, cultural, académico y ambiental de ambos países.

Actualmente, y cimentadas en la herencia de Hugo Chávez, el .ámbito energético y el armamentístico tienen especial relevancia.

La petrolera Rosneft, dirigida por el influyente Ígor Sechin, es la más activa en la República Bolivariana. Además de la existencia de inversiones rusas, el mayo del año pasado se firmó un acuerdo para la creación de Petrovictoria, una empresa binacional que cuenta con la participación de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y su Rosneft y se dedicará a la explotación de crudo en el Orinoco. Este sábado 24 de mayo ambas empresas firmaron un contrato  en el que la parte rusa se compromete a adelantar 2.000 millones de dólares a cambio del suministro de 1,6 millones de toneladas de petróleo y 7,5 millones de toneladas de derivados en los próximos cinco años.

En lo que respecta a la colaboración armamentística, el país latinoamericano es el mayor comprador de armas rusas de la región. Según datos de la empresa de exportación de armas Rosoboronexport en el último lustro las ventas ascienden hasta los 11.000 de dólares. En 2013 el país latinoamericano compró a Rusia sistemas de lanzamiento de misiles, vehículos blindados y el complejo antiaéreo Pechora.

Venezuela se ha convertido en el principal aliado de Rusia en la región, y además de las importantes relaciones comerciales ambos países se prestan apoyo político en relevantes temas de la agenda política internacional.

Lea más: Las claves de la gira de Lavrov por América Latina>>>