Una empresa valenciana proyecta un zoo en Perm

Amusement Logic,
 una compañía española, será la encargada de llevar
a cabo el mayor parque temático de inmersión
del país eslavo

Amusement Logic,
 una compañía española, será la encargada de llevar
a cabo el mayor parque temático de inmersión
del país eslavo

La corporación española especializada en diseño de parques de ocio entrega en mayo parte de los planos para construir el primer bioparque de Rusia a las autoridades de Perm, ciudad en la parte europea de Rusia.

A lo largo del mes, harán llegar a la ciudad rusa la primera fase del proyecto: la zona de entrada, un gigantesco acuario de tiburones visible desde el exterior, un acuaterrario, una zona de cuadras y un zoo de contacto. Y en agosto, si todo sigue según los planes, Amusement Logic entregará los planos y el estudio de sostenibilidad del parque completo, un espacio que ocupará 30 hectáreas —30 campos de fútbol, aproximadamente— y que albergará más de 100 especies de animales que serán trasladados del actual zoo de la ciudad. 

“Se trata de un parque de inmersión, un lugar donde ya no se exhiben animales enjaulados. Ni siquiera se pretende mostrar a animales en condiciones similares a su hábitat natural, sino que el visitante puede conocerlos con las diferentes especies que conviven en él”, explica Ricardo Heredia, responsable del proyecto en Rusia. 
La idea es que, tras una inversión de unos 106 millones de euros, el parque sea una realidad en dos años. El proyecto estará a cargo de Amusement Logic y la empresa rusa Zao Instituto Pirs.

La idea es que el visitante recorra los cinco continentes y disfrute de su flora y fauna. ¿Dificultades? Muchas, tanto arquitectónicas como biológicas. Para empezar, la seguridad tanto de los animales como de las personas que accedan al parque o trabajen en él. 

Aparte, para que el visitante tenga la sensación de ver el hábitat de estos animales, hay que recrear una serie de separaciones para que el león, por ejemplo, no se coma a la jirafa, que de alguna forma comparten espacio, el de su ecosistema. Para ello, se abren zanjas u otros obstáculos invisibles al ojo del visitante que separan a unos animales de otros. 

Otra complicación es el clima de los Urales: extremadamente continental y con temperaturas que bajan a 20 grados bajo cero durante muchos meses de invierno. Parte de la solución es techar y acondicionar los distintos espacios de este zoo. “Elzoológico de Perm será un verdadero hito a nivel mundial. A diferencia de la inmensa mayoría de parques de este tipo, el de Perm, en su mayoría, será cubierto”, explica Ricardo Heredia.

Y a partir de ahí, empieza la tematización: la recreación del entorno para que cuando se pasea por el parque se sienta la emoción de los sonidos de la jungla o el vértigo de las montañas de Machu Pichu al tiempo que se contempla su fauna, flora y entorno. Crear ese ambiente significa además diseñar el hábitat del animal y dotarlo de todos los servicios e instalaciones necesarios para el desarrollo correcto de su vida (guaridas, zonas de descanso, sistemas para que el personal del parque les alimente, termostatos, agua, lagos...). 

Haz click en la imagen para aumentar el mapa

Seis ecosistemas en uno

El proyecto se compone de diferentes áreas denominadas según los espacios naturales que reproducen: mosaico del bosque, mundo polar, sabana africana, paraíso tropical, país de los simios y habitantes de montaña. La entrada será una de las tarjetas de presentación del parque. Una gigantesca pecera con 500.000 litros de agua salada acogerá tres especies diferentes de tiburones de hasta tres metros de largo.

Una vez dentro, el visitante podrá descubrir otros 56 acuarios con 4.000 peces diferentes. Desde ese acceso se pasará al acuaterrario y al zoo de contacto, pensado para que niños y escolares experimenten y aprendan de los animales. Habrá además, cuadras, picadero y espacios habilitados para realizar terapias con los animales.

A partir de ahí, toca empezar a perderse por los senderos del parque, empieza el viaje a pie por serpenteantes caminos rodeados de rocas, troncos y vegetación para llegar a Australia y sus animales y su inquietante mundo de rocas rojizas o a los gélidos paisajes del Perito Moreno y sus habitantes. Para ello, habrá dos vías: de verano y de invierno. 

La zona boscosa donde habitan los osos y tigres siberianos es una de las más sencillas desde el punto de vista biológico: los animales vivirán en su hábitat (los Urales) y por lo tanto estará descubierta. Las mayores dificultades en este caso vienen del clima. La gélida Perm en invierno exige que los fosos que separan y garantizan la seguridad de los animales y visitantes sean mucho mayores, ya que la nieve acu­mulada en invierno los podría cubrir. 

De ahí se pasa al mundo polar, el reino de los osos, focas, leones marinos y mares de hielo. El pabellón donde se recrea el frío se levanta sobre unos enormes casquetes polares que chocan para formar una montaña helada. Dentro, una gran cafetería con un enorme ventanal de tres metros de alto por 25 de ancho permitirá calentarse y disfrutar de la visión de las morsas y sus amigos; no será la única.

Una de las condiciones de Perm para albergar el zoo es que su mantenimiento sea sostenible y no resulte gravoso para la ciudad. En los planes de viabilidad de Logic Amusement se dice que el consumo y merchandising supondrá un 40% de los ingresos del parque; el otro 60% se podría cubrir con las entradas, que en un principio se venderán a unos seis euros por persona. 

Y salto en el mundo para llegar a África y su sabana repleta de cebras, leones, hienas, rinocerontes y jirafas que pasean tras formaciones rocosas, arbustos y dispersos árboles y cabañas. Los elefantes, en otro sendero, el de la vecina Asia, repleta de templos comidos por la cálida vegetación tropical.

Y en piscinas enormes se contemplarán desde una planta inferior a los grandes hipopótamos nadar y descansar en islas creadas para ellos. Los simios y monos tendrán su lugar en un pabellón propio, donde convivirán con aves tropicales y roedores. 

El espacio que recreará el Himalaya y los Andes será el hábitat del gigante cóndor, de las rapaces, de las llamas, del guanaco... Protegidos del exterior por un cielo de red prácticamente imperceptible para el visitante, las majestuosas aves volarán entre las cuevas y rincones de la asombrosa arquitectura inca, todo un viaje.

Experiencia en parques

Amusement Logic construyó en Rusia el parque acuático de Samara.

Y en noviembre entregarán el parque acuático Planeta, en la ciudad de Ufá.

Respecto a su trabajo con Rusia, Ricardo Heredia, responsable del proyecto de Perm, afirma sin ambages que los rusos son los mejores clientes que han tenido. “Ya no por la exclusividad de proyectos que ejecutamos con ellos, sino por la seriedad que demuestran y por el cuidado con el que cumplen sus compromisos personales y contractuales. Nunca faltan a su palabra, nunca dejan un pago pendiente y siempre prestan atención a los profesionales a la hora de tomar una u otra decisión”, asegura este valenciano-ruso-español, hijo de un niño de la guerra

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.