Prensa en ruso 'made in Spain'

En los últimos años, han aparecido en España diversos medios de comunicación en ruso para cubrir las necesidades informativas de una comunidad rusohablante cada vez mayor, que reside sobre todo en la costa mediterránea y que se calcula que ronda los 600.000 ciudadanos.

Este florecimiento de cabeceras –que incluye periódicos, revistas, emisoras de radio, webs y hasta emisiones televisivas- parece ir a contracorriente de lo que está ocurriendo con los medios de comunicación en España: caída en picado de los ingresos de la publicidad; descenso del número de los lectores (en el caso de revistas y periódicos de pago); destrucción de puestos de trabajo e, incluso, cierre de muchos medios.

Si además tenemos en cuenta que, con las nuevas tecnologías, los ciudadanos rusos residentes en España pueden acceder a medios de comunicación en su lengua fácilmente a través de internet, la pregunta es: ¿Por qué necesitan prensa en ruso  hecha desde España?

El director de la compañía Comunicaciones Rusas en España S.L., Alexandr Surgunátov, es taxativo en su respuesta:

“Al final del siglo pasado, apareció con fuerza el turismo ruso en España y esto hizo florecer rápidamente una diáspora ruso-hablante. Esta nueva ciudadanía apenas tenía acceso a información en su lengua, por lo que, en estas circunstancias, un periódico de información general en lengua rusa era tan necesario como el aire que respiraban”.

Es así como nace el semanario MK Novosti Ispaniya en 1999, la primera de las cabeceras de este grupo de comunicación con sede en Fuengirola (Málaga), al que siguen otras: Komsomólskaya Pravda en España (de periodicidad también semanal); la revista de papel cuchéLa vida linda;  la guía Costa del Sol y, en internet, los portales Kontakt, Russkaya Ispaniya y Forum Ispaniya.

“Nuestros medios de comunicación están hechos en España, por rusos, para rusos y en ruso”, resume Surgunátov.

A partir del contenido de estas cabeceras, se puede deducir cuáles son las necesidades informativas de los rusos residentes en España. “Abarcamos prácticamente todas las esferas de la vida de los ruso-hablantes de la diáspora, tanto residentes como turistas. Explicamos lo que pasa en el mundo, en España, en Rusia y en su área de influencia”.

“En las páginas de nuestras publicaciones, aparecen regularmente políticos españoles, politólogos, economistas, juristas, que, gracias a su experiencia, analizan y explican la política española, la economía y especialmente las leyes, sobre todo las relacionadas con la inmigración”.

Por su parte, la coordinadora de Vesti Mallorca, María Slawin, añade otro elemento a tener en cuenta: muchos de los rusos residentes en España no dominan el castellano –ni el catalán-, por lo que el acceso a los medios de comunicación locales es complicado.

“Sin embargo, tienen la necesidad de estar informados de la realidad que les rodea, de este nuevo país que ahora es el suyo”, subraya Slawin.  Y esto es lo que se dedica a hacer este mensual –que se convierte en quincenal en verano- desde hace menos de dos años.

Más allá de la redacción

Los medios rusos que se editan desde España tienen en común la organización de actos más allá del día a día informativo. Es constante la celebración de actos benéficos, cenas, galas, festivales, etcétera, patrocinados por una u otra cabecera. Es una manera, no solamente de dar a conocer los propios medios en sociedad, sino de invitar a la población rusa y la autóctona a que entren en contacto y se socialicen.

También es frecuente la combinación de la actividad informativa con el ofrecimiento de servicios jurídicos, inmobiliarios o turísticos desde la misma empresa que publica el periódico o emite por las ondas.

Uno de estos actos sociales antes comentados es el Festival Internacional de Cine Ruso de Marbella celebrado recientemente organizado por RusRadio Marbella. Esta estación emite para toda la Costa del Sol “la mejor música rusa y española, así como entrevistas, noticias e información”.

No es la única emisora rusa que emite desde España. La que tiene mayor cobertura es Radio Rusa en España, que emite en cinco frecuencias diferentes para Barcelona, Valencia, Alicante, Benidorm y Torrevieja y ofrece una gran variedad de programas en lengua rusa. Lamentablemente, esta cronista no puede ofrecer mucha más información al respecto, puesto que su petición de entrevista ha sido desatendida.

Los medios españoles se apuntan al carro

Los oyentes de la Costa Dorada también tienen la oportunidad de escuchar radio en ruso, concretamente, Europa Plus Radio, que emite desde San Petersburgo y la señal es reemitida gracias a Mediacat Comunicació, que se encarga de hacer desconexiones para emitir publicidad local, también en ruso. La misma empresa también difunde la guía Costa Dorada Magazine.

El responsable de esta empresa radicada en Tarragona, Hèctor Guasch, vio en el pujante turismo ruso una oportunidad para hacer negocio y considera que, tras cuatro años de trabajo, el proyecto está consolidado.

Guasch explica que, a pesar de que el destinatario de sus medios es el ruso, tanto residente como turista, los anunciantes son sobre todo autóctonos y los sectores más recurrentes son: inmobiliarias, restaurantes, comercio y ocio.

No es el único que ha puesto el ojo en el cliente eslavo. Existen, no solo otras guías en ruso en la misma zona, sino que incluso los medios locales, como Diari de Tarragona o Canal Reus Televisió han hecho parte de su producción veraniega en esta lengua eslava.

El fenómeno del papel cuché

Pero si hay un tipo de medio que ha florecido con especial pujanza es el de las revistas de papel couché. Además de la ya citada La vida linda, existen Revista rusa, Tot en rus,Top russ

Todas ellas ofrecen un producto muy bien acabado en cuanto a formato; llevan mucha publicidad de productos o servicios de nivel adquisitivo alto –desde ropa y complementos, hasta servicios médicos, abogados o inmobiliaria- y su distribución busca la exclusividad: hoteles de gama alta, tiendas de lujo, clubs náuticos, clínicas privadas, eventos sociales o empresariales… sin renunciar, eso sí, al quiosco.

“Nos interesa mucho la calidad”, subraya Olga Kudinova, redactora jefe de Tot en rus, revista nacida en Lloret de Mar (Costa Brava), donde existe una comunidad rusa muy importante. La publicación tiene la característica que se dirige desde Barcelona, pero se distribuye tanto por España y Andorra, como por Moscú y San Petersburgo.

“Queremos que la población rusa conozca mejor España y por eso ofrecemos entrevistas, reportajes e información de servicio”, afirma Kudinova. La publicación, que imprime mensualmente 20.000 ejemplares va dirigida sobre todo a una mujer entre 25 y 45 años de edad, “con un cierto nivel adquisitivo”.