Rusia y Nicaragua buscan maneras para ampliar la cooperación

Serguéi Riabkov, viceministro de Asuntos Exteriores. Fuente: ITAR-TASS

Serguéi Riabkov, viceministro de Asuntos Exteriores. Fuente: ITAR-TASS

Ambas partes destacan el potencial que existe tanto a nivel comercial y de inversión.

En Moscú se reunió la semana pasada la asamblea de la comisión Rusia-Nicaragua para la Cooperación Comercial, Económica y Científico-Técnica en la que participó una delegación compuesta por el asesor del presidente de Nicaragua, Laureano Ortega, el asesor presidencial en cuestiones económicas, Pablo Monroy, y el ministro de Transporte, Orlando Castillo.

Según el presidente de la delegación rusa en la comisión, el viceministro de Asuntos Exteriores Serguéi Riabkov, ambas partes están estudiando las perspectivas para el desarrollo de las relaciones bilaterales y han definido una serie de pasos conjuntos para llevar a cabo acuerdos bilaterales en ámbitos como el comercio, la economía y la inversión, entre otros.

“Por ahora, el nivel de cooperación comercial y económica entre nuestros países se encuentra muy lejos de cumplir su potencial, -declaraba a RBTH Liudmila Símonova, directora del Centro de Investigaciones Estratégicas del Instituto de Latinoamérica de la Academia Rusa de Ciencias. – El volumen del comercio bilateral apenas alcanza los 60 millones de dólares. En ambas partes predomina el comercio de productos alimentarios y materias primas agrícolas. Algunos productos nicaragüenses, como el café, el ron o el tabaco, en el mercado ruso encuentran una alta competitividad con los productos de otros países latinoamericanos. Por otro lado, la exportación rusa de automoción a Nicaragua es muy poco significativa”.

A pesar del modesto volumen de cooperación económica y comercial entre Nicaragua y Rusia, existen muchos métodos para incrementarlo en el futuro.

Una delegación de la Duma Estatal rusa viajó a finales de marzo a Managua en una visita de dos días y expresó su interés en participar en el proyecto de construcción de un canal interoceánico en Nicaragua. Se prevé que este nuevo canal una el Pacífico y el Atlántico como alternativa al canal de Panamá. La construcción del canal comenzará en diciembre de 2014. Según el asesor del presidente de Nicaragua, Laureano Ortega, ya se han celebrado varias consultas previas sobre la participación de Rusia en este proyecto.

En caso de participar en la construcción del canal, Rusia podría obtener enormes beneficios económicos y políticos a pesar de los distintos riesgos que entraña el proyecto, como por ejemplo los debidos al estadio poco avanzado del proyecto arquitectónico para la construcción del canal interoceánico.

Rusia también planea participar en la construcción en Nicaragua de una fábrica de medicamentos inmunológicos. El proyecto, que prevé contar con una capacidad de hasta 100 millones de dosis de vacunas víricas contra el sarampión, la rubéola y la parotitis, así como de vacunas contra la difteria, el tétano y la tos ferina, ha sido estudiado por un grupo de trabajo creado en el marco de la Comisión Intergubernamental Rusia-Nicaragua.

“La creación de esta fábrica de vacunas podría contribuir a la promoción de medicamentos inmunológicos de producción rusa en el mercado de América Central y del Sur, así como al desarrollo de otros proyectos estratégicos en la región a largo plazo”, opina el vicedirector general de desarrollo estratégico de la compañía rusa Microgen, Dmitri Sedyj.

En caso de que se solucionen varias cuestiones de financiación del proyecto y del procedimiento de entrega de las tecnologías rusas, la fábrica de Nicaragua podría comenzar la producción de medicamentos en 2017.

Entre Rusia y Nicaragua existen acuerdos sobre el desarrollo de programas conjuntos en agricultura, en el sector energético y en el uso del espacio con fines pacíficos. Los usuarios nicaragüenses de internet podrán utilizar los servicios del sistema global de navegación por satélite ruso GLONASS cuando comience a funcionar. Este sistema será la alternativa al estadounidense GPS.

Además, Rusia está contribuyendo al armamento del Ejército nicaragüense y ofrece al país asistencia en el entrenamiento de personal militar. Para ello se fundó en el centro de entrenamiento Mariscal Gueorgui Zhúkov.

Según informó el embajador de Rusia en Nicaragua, Nikolái Vladímir, durante los últimos tres años Moscú ha enviado a Managua distintos tipos de tecnología de protección civil valorados en más de 26 millones de dólares, entre los que figuran 48 camiones de bomberos, cuatro equipos de tecnología de construcción de carreteras, seis hospitales de campaña, varios equipamientos para la eliminación de obstrucciones y un sistema de prevención de tsunamis.

El parlamento de Nicaragua ha ratificado una resolución del Gobierno que permite a las subdivisiones militares, barcos y aviones rusos visitar la república durante el primer semestre de 2014 en el marco del intercambio de experiencia y el entrenamiento de soldados. El parlamento también ha aprobado la participación de militares rusos en la patrulla junto al ejército nicaragüense de las aguas territoriales de la república en el mar Caribe y el Océano Pacífico desde el 1 de enero al 30 de junio de 2015. El principal objetivo de estas operaciones es la lucha contra el narcotráfico.