¿Se valora el conocimiento del ruso en España?

Fuente: Serguéi Pyatakov / RIA Novosti

Fuente: Serguéi Pyatakov / RIA Novosti

Muchas empresas españolas están apostando por el cliente ruso, traduciendo sus ofertas (menús, carteles, páginas web…) al idioma de Pushkin. Naturalmente, existe una demanda del personal de habla rusa, pero ¿realmente constituye una ventaja competitiva saber el ruso en España?

Se conoce que hablar idiomas aumenta considerablemente las posibilidades laborales. Desde hace tiempo el inglés ha dejado de ser un plus, convirtiéndose en un requisito imprescindible para muchos puestos de trabajo. Hoy en día, cada vez más gente estudia idiomas 'emergentes', como árabe, chino o ruso. Generalmente, las empresas españolas valoran positivamente el conocimiento de los idiomas extranjeros, aunque el puesto no lo requiera, por lo que, en igualdad de condiciones, un candidato con algún idioma extra tiene más posibilidades. 

El ruso es el séptimo idioma más hablado del mundo y una de las lenguas oficiales en organismos internacionales como la ONU, la OSCE o ISO. Está claro que el ruso es un idioma de relevancia mundial con utilidad profesional.

Por otra parte, durante los últimos diez años Rusia iba ganando peso en el panorama español, debido al creciente intercambio comercial y la llegada del capital ruso a las costas españolas. Cabe señalar, que Rusia es el tercer país extracomunitario, origen de las importaciones españolas. Por otro lado, en 2012 España se ha convertido en el primer destino turístico europeo de los rusos. Todo ello ha hecho que el ruso adquiera cada vez más importancia como idioma de trabajo en las empresas españolas.

 Indudablemente, en España existe oferta específica para rusoparlantes, pero queda por descubrir sus valores cuantitativos y cualitativos.

Para valorar la situación actual, resulta gráfico analizar las ofertas publicadas en el portal de empleo, Infojobs, uno de los líderes en España. Los datos resultan  bastante reveladores. Actualmente, están disponibles alrededor de 200 ofertas con el requisito de conocimiento del ruso. La mayoría de las ofertas se concentran en Cataluña (80), Madrid (25), Andalucía (23), Comunidad Valenciana (19), Islas Canarias (12) e Islas Baleares (14). Justamente, las comunidades autónomas, que acaparan la mayor parte de las inversiones rusas y/o donde reside el mayor número de rusoparlantes.

Los profesionales más demandados son comerciales, dependientes, teleoperadores, recepcionistas, camareros, junto con traductores/interpretes. El salario medio ronda unos 18.000/año brutos. Es de destacar, que prácticamente no existe oferta para especialistas altamente cualificados, lo que buscan las empresas españolas básicamente es personal de atención al cliente y/o soporte administrativo. Actualmente, Infojobs tiene sólo cuatro ofertas destinadas a médicos, informáticos e ingenieros con conocimiento del ruso.

Por otro lado, existen portales especialmente dedicados al tema hispano-ruso, como por ejemplo, el de la Cámara de Comercio Hispano-Rusa, donde el panorama es diferente, puesto que la proporción de ofertas destinadas a los universitarios es mayor, aproximadamente un tercio de ellas se dirigen a titulados superiores).

No obstante, en términos salariales, no existe mucha diferencia con las condiciones ya descritas: el salario medio ofrecido está en torno a 18.000/año brutos, teniendo en cuenta que muchas ofertas no especifican el salario o hablan de retribución variable.

En cambio, en Inglaterra a día de hoy el portal Reed.co.uk ofrece unos 450 puestos que impliquen el conocimiento del ruso, de las que un tercio corresponde a ofertas para profesionales altamente cualificados, con retribución de hasta 75.000 libras al año.

De modo que, la utilidad del ruso en España es relativa: ayuda a encontrar empleo a los trabajadores  del sector hostelero y/o comercial, pero resulta no es determinante para licenciados en Medicina, Económicas, Ingeniería, Derecho o Arquitectura. Aunque hay excepciones, es decir, empresas españolas con presencia en Rusia como Mango, que con cierta frecuencia oferta puestos para licenciados en derecho y/o económicas  o Gestamp para licenciados en ingeniería con el ruso.

Además, hay que tener en cuenta que no todas las empresas que trabajan con Rusia precisan utilizar el ruso en su operativa empresarial. El director de área del grupo González Byass, Carlos Gonzáles-Gordón Lopez de Carrizosa, comenta, que a pesar de exportar a Rusia desde el año 2006, no tienen en plantilla ningún rusoparlante; pues, explica, que en el sector de distribución de bebidas todo el mundo habla inglés.

En cuanto al valor económico, el salario, que las empresas están dispuestos a pagar a rusoparlantes, poco difiere del panorama general, oscilando entre 10.000 y 30.000 euros al año.  

Alina Bondarenko es abogada y técnico de comercio exterior.