La crisis de Crimea, ¿inicio de una segunda Guerra Fría?

Sigue la tensión después de que la república autónoma anunciara un referéndum. Fuente:RIA Novosti

Sigue la tensión después de que la república autónoma anunciara un referéndum. Fuente:RIA Novosti

Debido al referéndum que se celebrará en Crimea el 16 de marzo para que la península pase a formar parte de Rusia ha aumentado la ansiedad entre los expertos rusos y de otros países sobre la posibilidad de que comience una nueva Guerra Fría.

Después de que el parlamento de Crimea votara unirse a la Federación Rusa como una república más y de la convocatoria de un referéndum para el 16 de marzo, los expertos rusos y extranjeros se muestran alarmados por la escalada de tensiones políticas en la región. Existe un creciente consenso sobre la posibilidad de que la crisis derive en una segunda Guerra Fría si el intento de llegar a un acuerdo fracasa.  

Todo esto suena bastante simbólico, controvertido e incluso premonitorio en 2014, el año en el que se celebra el 25º aniversario de la caída del Muro de Berlín, el 75º aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial y el 100º aniversario del estallido de la Primera Guerra Mundial 

Según Piotr Kościński, director el Programa Oriental del Instituto Polaco de Asuntos Internacionales, cualquier intento ruso de “anexionarse Crimea a la fuerza” será algo “inaceptable para la comunidad internacional” y podría llevar, efectivamente, a una nueva Guerra Fría. 

Por otra parte, el director del Centro de Investigación de Políticas Públicas, Vladímir Evséiev, declara que es la “miopía política” de Occidente lo que podría provocar una nueva Guerra Fría. 

“Lo que puede provocar una nueva Guerra Fría no es el referéndum de Crimea, sino la postura de Occidente, extremadamente unilateral y políticamente miope”, declaraba Evséiev en una entrevista telefónica, en la que ponía de manifiesto que Occidente está intentando por todos los medios presionar a Rusia y “para ello está dispuesto incluso a provocar la inestabilidad en todo el territorio de Ucrania”. 

Valoraciones sobre la legitimidad del referéndum de Crimea 

Kościński no ve ninguna razón por la cual Crimea deba separarse de Ucrania, “ya que los derechos de los ciudadanos rusos que viven en la península no han sido amenazados en absoluto”.

El experto afirma que los soldados no se están situando únicamente en las bases militares rusas de Crimea, sino también en los edificios del gobierno local, en el aeropuerto de Simferópol y en bases militares ucranianas. “De modo que Rusia podría ser acusada justamente de dirigir toda la iniciativa del referéndum”, alega Kościński. “Y es muy probable Rusia intente de facto anexionarse Crimea por la fuerza”. 

Evséiev opina que el referéndum en Crimea es algo mucho más legítimo que las recientes acciones de las actuales autoridades ucranianas en Kiev, que utilizaron la violencia para conseguir el poder. 

Según el experto, estas autoridades “no expresan los intereses de toda Ucrania, sino únicamente de su parte occidental, representada por nacionalistas radicales”. “Crimea tiene derecho a expresar su punto de vista y a decidir si debería seguir siendo parte de Ucrania o no, así como si debería ser anexionada a Rusia o no. Y las actuales autoridades que intentan frenar la libertad de sus ciudadanos no tienen ninguna base legal para impedir este referéndum”.

 

¿Puede el referéndum de Crimea afectar a las relaciones Rusia-Occidente? Lee las opiniones de más expertos en la versión completa del artículo en Russia Direct. 

Russia Direct es un medio de difusión de análisis internacional centrado en política exterior. Sus servicios Premium, como las valoraciones analíticas mensuales y los informes trimestrales, son gratuitos, aunque son servicios exclusivos para suscriptores. Para más información sobre la suscripción visita russia-direct.org/subscribe.