Moscú teme un cambio de Estados Unidos en su política respecto a Siria

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

Según los medios de comunicación rusos, el secretario de Estado John Kerry ha reconocido el fracaso de Ginebra 2 e insiste en un cambio radical de la política de su país respecto a la región. En particular, propone el inicio del suministro de armamento a la oposición para no permitir que los islamistas radicales ganen más fuerza.

Según informa el periódico Kommersant, el Departamento de Estado hizo unas inesperadas declaraciones tras la conferencia internacional de seguridad celebrada en Múnich.

Durante un encuentro cerrado con los miembros del Congreso de los Estados Unidos, John Kerry declaró que las negociaciones sirias habían fracasado por completo y que el aumento de la influencia en Siria de las agrupaciones islamistas vinculadas con Al Qaeda suponía una amenaza contra la seguridad de Estados Unidos.

“Kerry ha declarado que las autoridades sirias intentan posponer el proceso de liquidación de las armas químicas y que Rusia sigue suministrando armamento, de modo que, en adelante, nos vemos obligados a cambiar nuestra estrategia por completo”, informaba el senador Lindsey Graham.

John Kerry, según algunos senadores, opina que únicamente el suministro masivo de armamento y tecnología militar a la oposición podrá impedir el aumento de la influencia de Al Qaeda en el país.

Los representantes del Departamento de Estado y de la Casa Blanca se apresuraron a desmentir las declaraciones de los senadores. Sin embargo, los expertos rusos anuncian distintos pronósticos respecto a las futuras acciones de Washington.

Andréi Sushentsov, profesor del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, opina que las palabras de Kerry se deben tomar como un aviso para Rusia y Damasco: “Se trata de un aviso de desconfianza. Kerry no pretende de ningún modo iniciar el suministro de armamento, ya que es imposible garantizar que estas armas no vayan a parar a los radicales. Además, ¿qué tipo de armas se deben suministrar para dar a la débil oposición una superioridad respecto a los islamistas y al gobierno? ¿Tanques y artillería? Los norteamericanos nunca les darán este tipo de armas”.

El experto señala que durante la conferencia de Múnich el secretario de Estado se mostró bastante optimista y de ningún modo intentará boicotear el proceso de negociaciones mientras haya esperanzas de conseguir un compromiso. Andréi Sushentsov también opina que los senadores estadounidenses hicieron estas declaraciones sobre la reunión con Kerry con el propósito de atraer la atención de los medios de comunicación y del público por motivos personales.

El presidente del Instituto de Oriente Próximo, Evgueni Satanovski, declaraba a  Rusia Hoy que los estadounidenses son perfectamente capaces de tomar la decisión de suministrar armamento pesado a la oposición siria, aunque este armamento acabará inevitablemente en las manos de los extremistas.

“Se creará una segunda Al Qaeda, - opina el experto. – No se logrará crear una coalición antirradical sobre la base del Ejército de Liberación, porque sus hombres están poco preparados y son indisciplinados, mientras que los islamistas tienen armas y dinero”.

“Los estadounidenses en Oriente Próximo son como un elefante en una cacharrería: hagan lo que hagan provocarán problemas. Su política de traicionar a sus aliados y coquetear con los islamistas ha llegado a un punto muerto y Obama deberá responder de ello ante su electorado”, subraya Evgueni Satanovski.

Sobre el curso de la primera ronda de negociaciones en Ginebra, el experto constata a Rusia Hoy que “la oposición ha demostrado que es totalmente ineficaz y que no controla nada en Siria”. Según Satanovski, sería muy ingenuo esperar que el gobierno, que está ganando la guerra, dé un paso atrás y entregue el poder voluntariamente.