París quiere privar a Rusia de sus contratos para operaciones de paz

Fuente: AFP / East News

Fuente: AFP / East News

El 10 diciembre, el representante permanente de Francia ante la ONU, Gérard Araud, expresó su descontento por el hecho de que Rusia obtenga más contrataciones de la organización mundial para sus operaciones de paz.

Según el diplomático galo Gérard Araud, Francia tiene asignado entre un 2,5 % y un 2,6 % de los contratos adjudicados por la ONU distribuidos mediante concurso, mientras que para la Federación de Rusia las adjudicaciones ascienden al 14 %. Al mismo tiempo, Araud subrayó que el 7,5 % del presupuesto destinado a las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz —el cual este año fiscal equivale a 7.540 millones de dólares— proviene de las aportaciones de Francia. Solo EE UU y Japón destinan más fondos que este (un 28 % y un 11 % respectivamente), mientras que Rusia ocupa el octavo puesto de la lista (con una aportación del 3,15 %).

Actualmente, en Sudán del Sur y en Darfur están trabajando tres líneas aéreas rusas: UTair, Nizhevartovskaya y Skol. La compañía UTair proporciona apoyo logístico en las misiones de paz de ONU desde 1991. Además, es uno de los mayores proveedores de servicios de vuelo en helicóptero de la ONU en el Congo, la República Centroafricana, Liberia, Costa de Marfil, Sierra Leona, Afganistán y Sudán.

Las empresas rusas son las únicas que proporcionan aviones y helicópteros de gran tonelaje para el apoyo logístico a las operaciones de mantenimiento de la paz.

“Estoy convencido de que con base en estas cifras podemos acudir al representante oficial de la ONU e investigar por qué no se asigna a las empresas francesas una porción más ecuánime de las licitaciones de las Naciones Unidas y por qué Rusia obtiene una cuantía mucho mayor”, anunció el representante de Francia, que este mes preside el Consejo de Seguridad. 

Los contratos de la ONU se distribuyen mediante licitación, y los países con más posibilidades de ganar el concurso son aquellos que ofrecen una asistencia material (por ejemplo, helicópteros militares o de transporte) en las condiciones más favorables. Debido a la alta competitividad de las líneas aéreas rusas, los cascos azules hacen uso de sus servicios en muchos lugares del mundo, particularmente en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo.

La organización mundial cuenta con otro formato de participación en las operaciones de paz menos transparente: se trata de la llamada carta confidencial de asistencia (letter of assist), que se dirige a la secretaría. En caso de ser aprobada, el destinatario adquiere automáticamente la condición de contratista para llevar a cabo una tarea específica, cuyos gastos corren a cargo del presupuesto de la ONU.

Según reconoció el martes públicamente el portavoz adjunto de la Secretaría General de la ONU, Farhan Haq, Francia recibió recientemente dicha carta, en función de la cual la organización contratará sus servicios de mantenimiento para un aeródromo al norte de Malí. De acuerdo con la práctica establecida, el aspecto financiero de este tipo de contrataciones no se desvela, lo que constituye otra importante diferencia con los contratos de la ONU por licitación. 

Noticia publicada originalmente en ruso en ITAR-TASS.