Premio Nobel de la Paz: “La eliminación de las armas químicas en Siria es una tarea abrumadora”

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

Ahmed Uzumcu, director de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas), ganadora del Premio Nobel de la Paz de este año, concede una entrevista a Rusia Hoy víspera de la ceremonia de entrega del galardón.

¿Cómo avanza el proceso de eliminación de las armas químicas en Siria?

El trabajo avanza según lo previsto. Nuestros inspectores y los de las Naciones Unidas asumieron sus tareas en Siria el pasado 1 de octubre, solo cuadro días después de que la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) acordase un programa. La capacidad para producir armas químicas se inhabilitó en un mes. Ahora la misión conjunta avanzad día a día. En estos momentos nuestra prioridad es el traslado de armas fuera de Siria para proceder a su eliminación. Esperamos comenzar pronto estas operaciones. 

¿Qué tecnología utilizan?

Se pueden utilizar diferentes métodos. Por ejemplo, la hidrólisis, un proceso que consiste en la descomposición de los compuestos químicos mediante una reacción con agua caliente. También está la incineración, que es la destrucción de los residuos a altas temperaturas en un horno controlado. En el caso de Siria, los químicos más acuciantes se eliminarán por hidrólisis en un buque estadounidense equipado con dos plantas para ello. Otros químicos se destruirán en instalaciones comerciales, tal y como se hace con químicos industriales. 

¿Cuáles son las dificultades?

Se trata de una tarea abrumadora. Nunca antes se había realizado una operación de este estilo en una zona de guerra. La seguridad de nuestro equipo es una prioridad máxima.  El siguiente paso de la operación es muy complejo, ya que incluye el transporte de los agentes químicos fuera de Siria. Nos enfrentamos a numerosos retos tanto a nivel técnico, financiero como logístico. Estamos llevando a cabo una planificación minuciosa. Trabajamos junto con la ONU y los países miembro de la OPAQ y otros socios.

¿Cree que hay alguna posibilidad de que el proceso de eliminación se detenga o se enfrente a grandes dificultades?

Nos enfrentamos a la tarea más complicada. Tenemos que prestar mucha atención a factores que están fuera de nuestro control y que pueden tener un gran impacto en nuestras operaciones conjuntas. Entre ellas destaca la situación en la propia Siria, que es una fuente de gran preocupación. Obtener el apoyo internacional adecuado es algo crucial para poder tener éxito. Nos dirigimos constantemente a la comunidad internacional para obtener la asistencia necesaria.

¿Cuánto tiempo se tardará en eliminar las armas químicas en Siria?

La fecha establecida es para mediados del año que viene, el 30 de junio de 2014, con algunas importantes tareas de destrucción y eliminación en el camino.

Los agentes químicos considerados “más críticos”o “prioritarios” deben ser transportados fuera de Siria antes del 31 de diciembre para proceder a su destrucción a finales de marzo. Sabemos que los plazos son muy ambiciosos, pero todos estamos trabajando duro para cumplirlos.

¿Qué tipo de ayuda proporciona Rusia?¿Cómo ayuda a la OPAQ?

La Federación de Rusia, junto con los EE UU, han desempeñado un papel crucial en Ginebra para establecer el marco necesario. Rusia sigue haciendo importantes contribuciones a este proceso.

¿Hasta qué punto fue significativo para usted, como director de la OPAQ, recibir el Premio Nobel de la Paz?¿Qué significa este premio para su organización?

El premio es un honor para todos, tanto los miembros estatales como el personal actual y pasado. Este premio nos inspira todavía más a tratar de resolver problemas y a esforzarnos más en nuestro trabajo. También espero que este reconocimiento sirva para alentar a la comunidad internacional a que realice esfuerzos más ambiciosos en materia de desarme. 

¿Cómo gastará la OPAQ el dinero recibido (926,000 euros) tras recibir el Premio Nobel?

El dinero entregado se utilizará para crear un fondo de premios anuales de la OPAQ. Los galardones reconocerán las principales contribuciones a la hora de avanzar en los objetivos del desarme de armas químicas.

¿Cree que este premio público puede considerarse como un recordatorio para que los que cuentan con los mayores arsenales los eliminen?

Por encima de todo, el galardón es una aval para la misión que realiza la OPAQ, que es conseguir un mundo libre de armas químicas. Además, refuerza nuestro llamamiento a los seis estados fuera de la convención para que se unan sin demora o condición previa.

¿De dónde proviene la financiación para la eliminación de las armas químicas?

Según la convención, el país que posee las armas químicas y las instalaciones para su producción es responsable de los costes de su destrucción.

Las autoridades sirias han solicitado el apoyo y la asistencia de la comunidad internacional para llevar a cabo esta tarea. Para ello la OPAQ ha creado dos fondos donde se recogen las contribuciones voluntarias de los estados. La ONU y la OPAQ piden la ayuda necesaria a la comunidad internacional, lo que es fundamental para que la tarea tenga éxito.

Tanto Rusia, como ya he dicho, y EE UU han desempeñado un papel crucial a la hora de apoyar la eliminación de las armas químicas en Siria. Todo el proceso, así como la labor de la misión conjunta, se desarrolla bajo la dirección de la OPAQ y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.