Funcionarios argentinos buscan inversores para obras públicas en Moscú

Fuente: Servicio de prensa

Fuente: Servicio de prensa

Una delegación de funcionarios argentinos encabezada por el secretario de Obras Públicas de la Nación, ingeniero José Lopez, viajó a Rusia y a China durante la semana del 4 de noviembre con el objetivo de captar fondos que serán destinados a un paquete de obras públicas. Entre los proyectos se encuentra una autopista de entre 180 y 200 kilómetros de extensión para unir las provincias de Tucumán y Santiago del Estero, en el noroeste argentino. El punto central del trayecto será el centro turístico Termas de Río Hondo.

Según el secretario de Obras Públicas de la provincia de Tucumán, Oscar Mirkin, las obras se enmarcan en un plan quinquenal de obras al que accederán varias provincias argentinas. 

“Hemos llevado esta idea a la Nación, para que acompañe con el financiamiento”, declaró Mirkin en diálogo con Rusia Hoy. Dichos fondos serán buscados en el exterior. La cartera encargada de administrar el plan es el Ministerio de Planificación Federal, a cargo del arquitecto Julio De Vido, quien también forma parte del núcleo de toma de decisiones en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. 

Sin embargo, el periplo de los primeros días de noviembre de José López tiene la etiqueta de “preliminar”. El mismo vocero de Julio De Vido confió a Rusia Hoy que esta primera visita es preparatoria “para lo que va a darse el mes que viene”. Durante la misión de diciembre, los funcionarios argentinos buscarán conformar la UTE (Unión Transitoria de Empresas) que, junto con firmas argentinas, llevará a cabo los proyectos.

Según informaron fuentes del gobierno de Santiago del Estero a Rusia Hoy, las obras todavía no están diagramadas formalmente. Sin embargo, la autopista entre esa provincia y Tucumán había sido prevista en la Ley de Presupuesto 2013, aprobada por el Congreso argentino.

“Lo que se pretende hacer es una autopista que vaya desde Tucumán a las termas y que enganche con la autovía que tiene Salta hacia el norte”, informó a Rusia Hoy el secretario de obras públicas de la provincia Tucumán, Oscar Mirkin. 

Cada kilómetro de la obra proyectada costaría entre cinco y seis millones de pesos argentinos (aproximadamente un millón de dólares). En total, la obra costaría cerca de 1.000 millones de pesos (120 millones de euros). 

Objetivo: atraer a los turistas

El beneficio principal que traerá la construcción del trayecto entre Santiago del Estero y Tucumán es una inyección de flujo turístico a las Termas de Río Hondo que, ubicadas en territorio santiagueño, conforman –según el gobierno provincial– “el principal centro termal y de spa de América Latina”. 

El complejo está integrado por una terma mineralizada de 15 kilómetros de diámetro y 14 napas de agua mesotermal (alcanzan los 65 grados Celsius). Se encuentran ubicadas al oeste del territorio provincial, cerca del límite con Tucumán. De hecho, ambas provincias son casi equidistantes con las termas. Tucumán está a 86 kilómetros y Santiago del Estero, a 83.

De acuerdo a información oficial, hay alrededor de 170 instalaciones hoteleras y de alojamiento destinadas al turismo en la zona. “Para nosotros es muy importante. Tucumán es el centro comercial del Noroeste argentino, tiene una capacidad hotelera muy importante”, consideró el secretario de obras públicas de esta provincia. 

Además, el funcionario argentino hizo hincapié en la importancia del flujo turístico que agregará a la autovía la remodelación del autódromo provincial ubicado en Río Hondo. Inaugurado en 2008, se encuentra actualmente en proceso de adaptación, con el objetivo de recibir el Moto GP en 2014. 

Nueva misión en diciembre

Según pudo saber Rusia Hoy, los enviados argentinos en diciembre también buscarían financiamiento para una serie de diques en la provincia de Tucumán. 

“Se hacen pequeños diques reguladores y no un gran dique de contención, eso genera un ahorro”, indicaron fuentes tucumanas. La generación hidroeléctrica de la provincia es hoy de 440 gigawatts por hora al año. 

“Los rusos tienen la tecnología que nosotros no tenemos y los capitales para invertir en el país”, anticipó Mirkin, al explicar la razón principal por la que el gobierno argentino busca socios en Rusia. 

La delegación argentina de diciembre sería integrada por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el secretario de Obras Públicas, José López,; y el subsecretario de Recursos Hídricos, Edgardo Bortolozzi.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.