Un regimiento español en la corte del zar Alejandro I

Momento del solemne acto en la Embajada de la Federación de Rusia en Madrid. Fuente: Yolanda Delgado.

Momento del solemne acto en la Embajada de la Federación de Rusia en Madrid. Fuente: Yolanda Delgado.

El pasado viernes, 22 de noviembre, en la Embajada de la Federación de Rusia de Madrid se celebró un acto entrañable que conmemoró el bicentenario del Regimiento Imperial Alejandro I, un capítulo emocionante, para muchos desconocido, que forma parte de la Historia común de Rusia y España.

La Asociación Histórico-Cultural "Voluntarios de Madrid 1808-1814", por medio de Jesús Ruiz de Burgos, coordinador general de la conmemoración, hizo entrega al embajador ruso de una réplica exacta de la bandera del Regimiento Imperial Alejandro I al Museo-Panorama Batalla de Borodinó. Lidia Luchenko, conservadora principal de esta institución, viajó expresamente a Madrid para recoger esta insignia que según declaró en su discurso de agradecimiento: "ocupará un lugar privilegiado en el museo de Moscú".

Para conocer el origen de este curioso regimiento español, creado en el otro extremo del continente, hay que remontarse a la invasión de Rusia en junio de 1812. Cuando Napoleón formó su gran ejército, la "Grande Armée", con soldados franceses pero también con soldados españoles internados en campos de concentración, que habían sido capturados durante la guerra de 1808 contra Bonaparte.

Después de la cruenta batalla de Borodinó (descrita por Lev Tolstói en su célebre novela: Guerra y Paz) , muchos soldados españoles comenzaron a desertar para pasarse al ejército ruso. "Los españoles llegaron como enemigos y los rusos los acogieron como hermanos. Sin Rusia, Europa nunca hubiera derrotado a Napoleón ", nos comenta Gabriel González Pavón, presidente de la Asociación "Voluntarios de Madrid 1808-1814”, uno de los grupos de recreación histórica de mayor tradición en España.

Jesús Ruiz de Burgos Moreno entrega la bandera al embajador Yuri Korchagin. Fuente: Yolanda Delgado.

 

El Regimiento Imperial Alejandro I nació el 2 de mayo de 1813, fecha que conmemoraba el levantamiento de 1808. Fue creado por decreto del zar Alejandro I, quien le dio su nombre. Se integró en la Guardia Imperial rusa y fue destinado a la corte de San Petersburgo como escolta de la emperatriz madre. Un año después, el regimiento español embarcó en la base naval de Kronstadt rumbo a España donde fue recibida con todos los honores y pasó a formar parte del Ejército regular con el apodo de el Moscovita.

La bandera tiene en el centro la Cruz de San Andrés, símbolo del ejército español hasta 1760; y en las esquinas aparecen cuatro águilas imperiales de Rusia. Se sabe que la tela fue bordada por las emperatrices Isabel Alexséievna y María Feódorovna, esposa y madre del zar. La bandera original forma parte de la colección del Museo del Ejército en Toledo. A partir de ahora, una copia confeccionada por mujeres españolas estará expuesta en el museo monográfico dedicado a la Guerra Patria de 1812 de Moscú.

El embajador de la Federación Rusa en España, Yuri P. Korchagin y los numerosos invitados al acto, disfrutaron del desfile militar que este grupo de hombres y mujeres de la asociación, vestidos con el uniforme del ejército ruso de la época, protagonizaron en la calle Velázquez delante del edificio de la Embajada. El embajador Korchagin nos comentó : "agradezco este acto tan simpático, una prueba de que los lazos de amistad entre nuestros dos pueblos perdura en el tiempo".